13 de junio de 2018
13.06.2018

El Parlamento aprueba por unanimidad la ley de urgencia para salvar la RTVC

Los grupos asumen que no hay margen para consensuar un candidato alternativo a Naranjo Sintes

13.06.2018 | 11:38
Panorámica del salón de Plenos del Parlamento de Canarias

El pleno del Parlamento de Canarias ha aprobado este miércoles con los votos favorables de los 55 diputados presentes en la Cámara la ley de urgencia o ley exprés que permitirá el nombramiento de un administrador único para la tarea de sacar del atolladero a la Radiotelevisión Canaria (RTVC).

Tras el acuerdo que sobre la bocina alcanzaron este martes los seis grupos parlamentarios sobre la fórmula para la designación del administrador, quien finalmente será propuesto por el Gobierno regional y votado en la comisión de control de RTVC, que además se reserva la potestad de removerlo y nombrar sucesor con independencia del parecer del Ejecutivo, los distintos partidos han asumido que el plazo de 48 horas que se habían dado para intentar consensuar el candidato terminará sin acuerdo.

En consecuencia, se da ya por descontado que será la persona propuesta por el Ejecutivo y Coalición Canaria (CC), el exconsejero de la Audiencia de Cuentas José Carlos Naranjo Sintes, quien ocupará el cargo una vez superada la comisión de control que se celebrará este viernes, en la que los grupos no bloquearán su designación en cumplimiento del acuerdo alcanzado.

Naranjo Sintes tendrá limitadas sus funciones a las tareas ordinarias, es decir, todas aquellas que "no comprometan" el futuro del ente, y también la duración del cargo, improrrogable más allá del próximo 31 de diciembre. Sus dos objetivos serán evitar que se produzca el apagón de la televisión una vez expire el actual contrato de los servicios informativos y de continuidad (ahora en manos de Videoreport, empresa participada por Inforcasa, editora de Canarias7) este día 30 y asegurar los alrededor de 300 puestos de trabajo que dependen del servicio.

Los portavoces de los seis grupos han expresado desde la tribuna de la Cámara su satisfacción por el acuerdo multilateral alcanzado, hasta el punto de que hay quienes lo ven como "un antes y un después" por ser un "ejemplo" de parlamentarismo, como fue el caso de la representante de Nueva Canarias (NC) Esther González.

A pesar de la satisfacción generalizada, ha habido también espacio para la autocrítica, como la que en nombre del PSOE hizo su diputado Gustavo Matos, que ha reconocido errores: "No siempre hemos acertado", y también para la crítica, como la que el portavoz de CC, José Miguel Ruano, deslizó al recordar que en el proceso de negociaciones hubo momentos en el que el "método" no fue el adecuado. En las palabras de Ruano, que aludió a "conversaciones ajenas" a lo que se hablaba de puertas adentro, subyacía la sorpresa con el viraje que este lunes hizo el bloque conformado por PSOE, Podemos y NC, que a pesar de que dos de sus integrantes (PSOE y Podemos) habían rubricado la proposición de ley inicial redactada por el propio Ruano, pretendió luego que los grupos parlamentarios también propusieran nombres para el cargo de administrador único, y no solo el Gobierno, lo que rompió el consenso y, según la visión de CC y el Ejecutivo, comprometía el cumplimiento del ya de por sí escaso margen con que contará el gestor de la RTVC para salvar el ente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook