10 de abril de 2018
10.04.2018

La oposición ofrece una lista regional para cerrar la reforma electoral

PSOE, PP, NC y Podemos proponen a CC una circunscripción de hasta nueve escaños

10.04.2018 | 00:00
Canarias no quiere dos velocidades en la UE .

Fin a todos los aforamientos en la Comunidad Autónoma

  • Al margen del debate sobre la reforma electoral, la ponencia, que ayer celebró su cuarta reunión y espera poder tener listo el informe en unas pocas semanas, aprobó por unanimidad la desaparición de todos los aforamientos en la Comunidad Autónoma. Tal y como confirmó la diputada de Podemos, Meri Pita, la jornada sirvió para dar un "buen empujón" a artículos que no habían recibido enmienda, especialmente en materia de poder institucional y judicial. Es el caso de la retirada de los aforamientos para los parlamentarios canarios, un punto que ha suscitado finalmente la unanimidad de los ponentes. Se suprime de esta forma el título que indicaba que el Tribunal Superior de Justicia de Canarias sea el órgano competente para decidir sobre inculpación, prisión, procesamiento y juicio por hechos cometidos en el ejercicio de sus funciones de diputados y miembros del Gobierno de Canarias. El diputado de Ciudadanos por Las Palmas Saúl Ramírez, confirma que "a pesar de la oposición de algún partido" se ha logrado retirar los aforamientos para el estatuto canario. "Hemos sido contundentes ya que algunos pretendían dejar el aforamiento funcional, pero es una figura anacrónica, no tiene sentido", ha reiteró. A l tiempo se avanzó en la mayor parte de los artículos sobre relaciones entre el Parlamento y el Gobierno, sobre la organización territorial, y sobre el poder judicial y la administración de justicia. Cabe destacar que la ponencia rechazó dos propuesta de Podemos para establecer la posibilidad de un revocatorio ciudadano contra el Gobierno por incumplimiento de programa, así como el establecimiento de entidades locales diferencias de los municipios para otorgar con ello mayor autonomía administrativa y la condición de pedanía a la isla de La Graciosa.

Última oportunidad para la reforma electoral. Los grupos políticos del Parlamento se dieron ayer un nuevo plazo -hasta el 30 de abril- para alcanzar un consenso sobre la modificación del sistema electoral, pero ahora sobre la base de una lista regional. La oposición lanzó a Coalición Canaria una propuesta que mantiene el incremento de diputados en la Cámara hasta 70 escaños pero no con el llamado colegio de restos, sino con la creación de una circunscripción regional de entre siete y nueve diputados. Los nacionalistas ven esta iniciativa de la oposición como un "avance positivo" y convocarán a su Consejo Político para aceptarla o rechazarla.

Las dos opciones planteadas por PSOE, PP, NC y Podemos suponen los tres diputados más que proponía CC y una lista regional de siete parlamentarios o 61 diputados -uno más que los actuales por Fuerteventura- y la nueva circunscripción de nueve escaños. Esta alternativa fue estudiada en los últimos días por los cuatro partidos en vista de que los nacionalistas seguían rechazando la lista de restos y ante la evidencia de que el bloqueo obligaba a que la reforma se iba a imponer desde Madrid a través de la reforma del Estatuto.

El PSOE y Podemos se felicitaron porque se trata de una propuesta que se basa en lo que ambas formaciones han defendido siempre, es decir, que haya una candidatura en la que los canarios puedan votar a la misma lista en todas las Islas. La portavoz de los socialistas, Dolores Corujo, agradeció de forma expresa la "generosidad" de PP y de NC por ceder en sus posiciones y aceptar esta fórmula para salir del bloqueo en el que estaba la ponencia.

Por su parte, el portavoz de CC en la Cámara, José Miguel Ruano, hizo unas declaraciones que dan pie a pensar que hay muchas posibilidades de que los nacionalistas acepten esta propuesta, si bien el debate interno está servido en la formación. Ruano ve "positiva" la lista regional y un "avance" que los grupos de la oposición hayan dejado de lado la lista de restos, una iniciativa que no gusta a los nacionalistas por la incertidumbre que genera y por ser, en su opinión, poco transparente.

Ultimátum

La alternativa de la lista regional había cobrado fuerza en los últimos días ante la incertidumbre que se abría sobre el bloqueo a la reforma que se podía dar en el Parlamento canario. La oposición dejó claro ayer que el próximo 30 de abril es la "última oportunidad" para CC y ASG de sumarse al consenso. En cualquier caso, en mayo el pleno del Parlamento aprobará el dictamen que salga de la ponencia y, si hay acuerdo, éste se reflejará en el Estatuto de Autonomía que se tramita actualmente en el Congreso. En el texto remitido por CC y PSOE en la legislatura anterior se incluye la rebaja de las barreras electorales y la posibilidad de incluir una lista autonómica, elemento que hace concluir la posibilidad real de que los nacionalistas terminen aceptando la propuesta planteada ayer.

La inclusión de una lista autonómica en las elecciones al Parlamento canario de 2019 implica contar con una urna propia en la jornada de votación de los comisiones autonómicos y municipales. De esta forma, podría haber hasta cinco urnas ese día ya que a las dos del Parlamento, la de los cabildos y la de los ayuntamientos habría que añadir la del Parlamento Europeo, cuya elección se celebrará el mismo día.

En Madrid

Ante la decisión de seguir negociando a fin de alcanzar un acuerdo en el Parlamento de Canarias, en Madrid Ciudadanos (no logró escaño en las elecciones de 2015 a la Cámara regional) intentó ayer sin éxito en la ponencia que debate el nuevo Estatuto en el Congreso abordar ya la reforma y avanzar en este asunto sin esperar a mayo. La formación naranja no consideraba que la nueva oferta realizada a CC y ASG tuviera que aplazar más la discusión sobre el artículo 37 de la propuesta de reforma estatutaria que se tramita en Madrid, y apostó por un "trabajo paralelo" en ambas cámaras ante la posibilidad de que vuelvan a producirse nuevos retrasos en las negociaciones entre las formaciones canarias.

El diputado de Cs por Las Palmas, Saúl Ramírez, calificó de "pragmática y posibilista" esa propuesta sin que con ello se tenga la certeza de que se acabe con la triple paridad, y pronosticó un rechazo de CC y ASG a la misma.

La propuesta de Ramírez para empezar a debatir ya la reforma electoral en la ponencia del Congreso fue sin embargo rechazada por las demás formaciones, que acordaron esperar al nuevo plazo determinado por los partidos en las Islas para intentar alcanzar un consenso en torno a una de las dos opciones que ayer se pusieron sobre la mesa.

"Creemos que no va a salir en el Parlamento de Canarias ninguna propuesta de consenso y por eso hemos propuesto hoy que deberíamos continuar y trabajar en un articulado previamente y de forma paralela, teniendo claro que esos grupos no están por la labor de aceptar ningún tipo de reforma", destacó Ramírez.

Considera el diputado de Cs que "cualquier tipo de propuesta que se haga será mejor que lo que existe, pero la nuestra es para acabar de una vez por todas con la triple paridad".

Los demás grupos consideraron, sin embargo, que se abre ahora un nuevo escenario de incorporar a CC al acuerdo. "Hay una propuesta que se acerca más a la que venía del Parlamento y espero que CC sea consciente del momento político en el que estamos y se incorpore al consenso, si no, tendrá que explicar porque no lo hace, porque se le han dado oportunidades y tiempo", resumió el socialista Sebastián Franquis.

"La reforma electoral es lo suficientemente importante como para que hagamos esfuerzos en incorporar a todos los grupos. Ninguna de las propuestas realizadas viene de ningún grupo, sino que es de consenso y esperamos que CC se incorpore", insistió la popular María del Carmen Hernández Bento.

"Todos los grupos hemos decidido que vamos a esperar a que se avance un consenso en Canarias. No podemos adelantarnos a ello", resaltó la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook