07 de abril de 2018
07.04.2018
El Hierro

Trabajadores aéreos critican el estado "lamentable" de la base insular del GES

El sindicato SLTA alerta sobre las inadecuadas condiciones de la zona de descanso. La fatiga de las tripulaciones es una "amenaza" a la seguridad

06.04.2018 | 23:52

El Sindicato Libre de Trabajadores Aéreos (SLTA) denunció ayer ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) el "lamentable" estado que a su juicio sufre la base del Grupo de Emergencias y Salvamento (GES) de Canarias para el personal destinado en El Hierro.

Las condiciones que debe reunir el lugar destinado para el descanso de las tripulaciones de vuelo inciden en la calidad de este descanso y, por ende, en la mitigación de la fatiga a la que se ven expuestos, dado que mantienen guardias presenciales desde que sale hasta que se pone el Sol, indicó el SLTA. La fatiga de las tripulaciones es una evidente amenaza a la seguridad de las operaciones en el aire, tratándose como se trata de una operación "crítica" muchas veces, y con el añadido de realizarse con helicópteros, agregó el SLTA, que aseguró que esta base se aleja de los mínimos de eficiencia para su cometido.

Según el sindicato, hay tripulaciones de vuelo que siguen trabajando en condiciones de "grave precariedad", más cuando se trata de un servicio de rescate, y la falta de un lugar apropiado de descanso no solo afecta al bienestar de dichos trabajadores sino a la seguridad en vuelo. A su juicio, la base incumple flagrantemente la circular operativa 16-B y su anexo 1 en la que se regulan las condiciones del lugar de descanso de las tripulaciones de vuelo.

Goteras

Asimismo agregó que hay altas temperaturas y humedades en forma de goteras debido al techo de uralita de las instalaciones, lo que limita seriamente el confort en todas las dependencias. Se menciona también que la base cuenta con un solo WC y una sola ducha para un equipo de seis personas, entre las que se encuentran mecánicos, rescatadores y pilotos. Tras un rescate en condiciones adversas, dicho equipo tendría que hacer cola para ducharse y aún seguirían de guardia hasta el fin del servicio.

Las habitaciones de la base no cuentan con luz individual ni con tabiques que aíslen del ruido o la luz externa y algunas de ellas no tienen ni puerta, alertó el sindicato, que añadió que la cocina no cuenta con un desagüe, vertiendo todas sus aguas a una fosa séptica sin cerrar próxima a las habitaciones, lo que convierte la zona en una fuente de infecciones y malos olores. Por último, se detalla que el hangar no dispone de puerta operativa ni de corriente trifásica que permita conectar equipos de generación de corriente adecuados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook