06 de junio de 2014
06.06.2014

El presidente advierte de "serios problemas" con Rajoy si rechaza las catas en Baleares

Rivero se reúne con Bauzá para conseguir su apoyo

06.06.2014 | 00:20

La autorización de los sondeos petrolíferos a Repsol vuelve a enrarecer las relaciones institucionales entre los gobiernos de Paulino Rivero y Mariano Rajoy, que habían logrado un clima de entendimiento tras las reuniones que mantuvieron ambos presidentes en Moncloa los pasados meses de enero y abril.

El presidente del Ejecutivo canario lanzó ayer un mensaje claro, al intuir que el Estado está "preparando el terreno para resolver el tema de Baleares por un camino diferente" al de Canarias, con una evaluación del impacto ambiental negativa a los sondeos en aguas del Mediterráneo, una circunstancia que provocaría que los gobiernos estatal y canario tengan "serias dificultades institucionales", advirtió.
Precisamente, Rivero participa hoy en Mallorca en un encuentro sobre turismo que inaugura el presidente del Gobierno de Baleares, el popular José Ramón Bauzá, que se ha enfrentado a su propio partido y a Mariano Rajoy para rechazar frontalmente las prospecciones petrolíferas en aguas cercanas a este archipiélago español.

El presidente canario adelantó que aprovechará el encuentro turístico para reunirse con su homólogo. Su objetivo es que no "desvinculen" el tema de Canarias con el de ellos. Aseguró que el anuncio del Ministerio de Medio Ambiente, al resolver favorablemente la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) que da luz verde a los sondeos de Repsol en aguas canarias, ha sido "una tomadura de pelo".

Paulino Rivero lamentó que la sociedad de Canarias, la clase empresarial y los partidos políticos no hayan salido con la misma "valentía y fuerza" para oponerse a las prospecciones petrolíferas que en Baleares. Expuso, durante una conferencia en La Laguna, que la mayor parte de los empresarios baleares son del PP, pero han puesto por delante "los intereses de su tierra a los de su partido", informa Efe.
El presidente recalcó que no se trata de un problema que enfrenta los intereses de Canarias con los de España, sino de un asunto que enfrenta a "unos intereses privados, con nombres y apellidos, con los intereses canarios".

Ante esta situación, los consejeros del Gobierno de Canarias tienen previsto acudir a las manifestaciones en contra de las prospecciones petrolíferas convocadas para mañana en todas las Islas. Paulino Rivero ha decidido acudir a la protesta prevista en la de La Graciosa.
En coincidencia ayer con la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, las cinco principales organizaciones ecologistas del país, Amigos de la tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF, mostraron con un acto simbólico en Madrid su rechazo a los proyectos de prospecciones petrolíferas en el mar. Las ecologistas crearon un mosaico con grandes letras donde se podía leer "No al petróleo en la costa".

Las organizaciones ecologistas animaron a la ciudadanía a acudir a las movilizaciones que se van a celebrar en España y a suscribir la petición contra las prospecciones en Canarias que ya ha conseguido más de 180.000 firmas de apoyo.

Un edil del PP vincula vertido con empleo

"En Lanzarote y Fuerteventura ha sido tal la campaña realizada en contra de todo lo referente al petróleo que hoy es imposible pronunciar esa palabra sin tener a todo el mundo en su contra", declaró ayer el concejal del PP en el Ayuntamiento de Teguise Roger Deign al comienzo de su intervención en el pleno en defensa de las prospecciones. Lo que no se imaginaba es que la vinculación que realizó entre derrame de petróleo y creación de puestos de trabajo, que luego rectificó, se convirtiera también en polémica. Deign se preguntó "¿qué pasaría si nos tocase a nosotros el siguiente desastre y llegase a nuestras playas?" En respuesta a su interrogante, él mismo afirmó que "en ese caso tendríamos que dar un trabajo de limpieza al 30% de nuestra población sin empleo y seguramente al final del día podríamos tener playas mucho más limpias que las que tenemos en este momento, donde este grupo de gobierno (en referencia a Teguise, donde gobiernan CC y PSOE) no tiene ni una sola cuadrilla cuidándolas. El turismo no se afectaría sino temporalmente".

Tras finalizar la sesión plenaria, el PP emitió una nota "aclaratoria" en la que Deign aseguró que sus palabras "se interpretaron de forma errónea" y precisó que "en absoluto, forma parte de mi pensamiento ni del de mi partido, que un vertido sea una posibilidad para crear puestos de trabajo en Lanzarote". Deign votó a favor de los sondeos, mientras que sus dos compañeras de formación, María José Costa y Toñi Suárez, se abstuvieron. El popular Jonay Díaz no acudió al pleno. CC, PSOE y PIL votaron en contra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine