22 de abril de 2012
22.04.2012
Consejo de Gobierno extraordinario

Rivero sube el IGIC al 7% para cobrar 118 millones en seis meses

El Ejecutivo cambia el IRPF, eleva el precio del combustible y crea dos tributos para ingresar otros 132 millones

22.04.2012 | 03:23
El consejero González Ortiz (i) y vicepresidente Hernández Spínola ayer tras el Consejo de Gobierno.

"O subimos los impuestos o tendremos que cerrar hospitales y colegios". Con esta afirmación argumentó ayer el Gobierno de Canarias las medidas fiscales con las que pretende ingresar 250 millones de euros este año. La mayor recaudación tributaria procede del aumento del Impuesto General Indirecto Canario (IGIC), que supondrá 118 millones de euros más para las arcas públicas en seis meses, si tal y como anunció ayer el vicepresidente del Gobierno Francisco Hernández Spínola, los nuevos impuestos entran en vigor a finales de junio.
Esta subida del IGIC afectará "a todos sus tipos, salvo en artículos de primera necesidad", indicó el consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, Javier González Ortiz e implica que el impuesto alcance el 7% en el tipo general, mientras que el impuesto establecido llegará al 3%. Además, se trata de una subida que tendrá vigor hasta 2014, según González Ortiz, quien avisó de que "se intensificarán las políticas de lucha contra el fraude fiscal, para que todos los ciudadanos cumplan con sus obligaciones".
Las medidas tributarias impulsadas por el Ejecutivo son "muy duras e injustas", admitió ayer el vicepresidente canario, quien pidió por ello a los ciudadanos "comprensión y apoyo" para llegar a los objetivos de déficit fijados tanto por el Gobierno central como por Europa. Con esa intención y con el objetivo de "salvaguardar los servicios públicos esenciales", el Ejecutivo que preside Paulino Rivero, ha creado dos tributos nuevos para recaudar 40 millones más.
El consejero de Economía y Hacienda dijo que se pondrá en marcha un impuesto sobre depósitos a entidades financieras que "gravan la tenencia de fondos a terceros y que serán abonados por parte de las entidades bancarias y cajas de ahorro" y elevó a 30 millones la recaudación por este concepto.
Comercio
El otro tributo creado se fija para grandes superficies, que tendrá que pagarse en función de la superficie y del tipo de suelo comercial. González Ortiz informó de que ayer mismo el Consejo de Gobierno unificó la regulación de la actividad comercial y cifró el tributo en 11 euros por metro cuadrado en el caso de los grandes centros comerciales y 13 euros para los centros comerciales. Con este impuesto se recaudarán 10 millones de euros.
Tal y como se anunciaba, la subida de impuestos también repercutirá en el combustible, que "en Canarias permanecía sin actualizar desde el año 2004", dijo González Ortiz, quien cifró en 90 millones de euros el ingreso para las arcas de la Comunidad Autónoma. En concreto, la subida de precios implica que el impuesto de la gasolina pasará a costar de 0,23 euros el litro a 0,28; el combustible de 95 octanos se incrementa de 0,21 a 0,26, mientras que el gasoil aumenta de 0,1 a 0,2 euros el litro.
"Esta subida no toca la deducción en el impuesto del gasoleo de la que se benefician los profesionales", señaló el consejero canario de Economía y Hacienda, por lo que los transportistas no estarán afectados por este aumento, tal y como solicitaron en los paros profesionales del sector de este mes.
La última de las medidas fiscales se refiere al Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) que sufre tres modificaciones sustanciales. Por un lado, se eliminan las bonificaciones que este impuesto recibía por sucesiones y donaciones, hasta el punto de que el Gobierno canario prevé un ingreso por esta medida de 25 millones de euros.
Además, algunas de las deducciones que se incluían en el IRPF, tales como gastos por estudio, traslado de residencia, patrimonio, nacimientos o adopción, "se limitan para las personas con menor poder adquisitivo", dijo González Ortiz, quien especificó que "no podrán acceder los más pudientes". Así, se acuerda el aumento de la zona alta del tramo autonómico, de manera que aquellas personas que perciban más de 53.000 euros al año, este tipo pasa del 21,5% al 22,58%. Sin embargo, estas nuevas características para el IRPF no tendrán repercusión en las arcas públicas hasta 2013.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook