14 de abril de 2012
14.04.2012

Mohamed VI confiesa a Rivero que no se ha hallado petróleo en aguas marroquíes

La Embajada española organizó la visita del presidente autonómico al Reino Alauita y sus contactos

14.04.2012 | 04:20

Los sondeos petrolíferos previstos en aguas próximas a Canarias se desarrollarán junto a línea fronteriza entre las Islas y Marruecos y cuentan con la oposición frontal del Gobierno autónomo. Así se lo hizo saber Rivero al rey Mohamed VI durante su vista al Reino Alauita, al que trasladó su preocupación por la seguridad medioambiental tanto en el caso de Repsol como de las prospecciones que se llevan a cabo en aguas territoriales del reino magrebí. Según explicó el canario, la respuesta del monarca fue clara: Marruecos no ha encontrado petróleo ni hay expectativas de una próxima explotación y en caso de hallarlo se extremarán todas las precauciones.
Rivero aseguró que hay plena coincidencia con las autoridades marroquíes en la apuesta por las energías limpias. La audiencia en Casablanca con el rey, de más de hora y media de duración, da cuenta del especial trato dispensado al mandatario canario, comparable con el que se presta a un jefe de Estado. Pero también que se permitiera a la delegación canaria un encuentro con responsable del Ministerio de Interior.
En este sentido, el eurodiputado y experto en Derecho Constitucional, Juan Fernando López Aguilar, habla de normalidad en el marco de buena vecindad en la que deben mover las relaciones de Marruecos con Canarias y, en la misma dirección, con la Unión Europea. El ex ministro recordó la importancia de los acuerdos transfronterizos en vigor con el país norteafricano. En virtud de ellos se logra un control de la inmigración irregular, el tráfico ilícito de personas y "muy importante, del avance del yihadismo".
Relaciones
"A Marruecos le interesa mantener esas buenas relaciones, de la misma forma que a Canarias. No es solo la pesca o la exportación de tomates, hay asuntos muy sensibles", subraya López Aguilar.
"Cualquier prejuicio contra un vecino inexorable como es Marruecos es profundamente perjudicial para nuestros propios interese, para los de Canarias, los de España y los de la Unión Europea", advierte el eurodiputado.
Todas las acciones de Canarias en Marruecos se llevaron a cabo con la cobertura de la embajada de España en Rabat. El viaje, la agenda de reuniones con el monarca Mohamed VI, el jefe de Gobierno y el núcleo duro de sus ministros, así como con numerosos representantes empresariales de distintos sectores contaron con el respaldo de la delegación diplomática en el país norteafricano. Ello incluye la creación de la denominada "comisión mixta para asuntos estratégicos" a la que el rey alauí dio el jueves su visto bueno tras una inhabitual conversación con el presidente canario, Paulino Rivero.
El Ministerio de Asuntos Exteriores se mostró ayer, en este sentido, tranquilo. A la espera de recibir informes de la embajada o del propio ejecutivo regional, Madrid recuerda que la creación de comisiones de cooperación entre comunidades autónomas y autoridades de otros países no contravienen las competencias diplomáticas del Estado si no incluyen acuerdos jurídicamente vinculantes. No pueden, en definitiva, considerarse el resultado de una relación bilateral entre iguales. De eso da garantías el embajador en Rabat, Alberto José Navarro, que acompañó a Rivero en la mayoría de las audiencias.
Madrid, pues, no solo no recela sino que resta importancia a que la visita se llevara a cabo en medio de la tensa relación entre el Gobierno de España y el canario por los recortes presupuestarios y el permiso concedido a Repsol para realizar prospecciones petrolíferas en aguas del Archipiélago.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook