12 de junio de 2011
12.06.2011
norte

Fidela Velázquez 'expulsa' a CC de San Juan de la Rambla tras 24 años

Isaac Valencia comenzó ayer su octava etapa como alcalde de La Orotava. Domínguez coloca al PP al frente de Los Realejos y desplaza a Amaro

12.06.2011 | 01:45

Fidela Velázquez estaba ayer pletórica y no era para menos. Su sueño, largamente acariciado, de ver al Partido Socialista en la Alcaldía de San Juan de la Rambla se convirtió por fin en realidad y, además, con ella misma como protagonista. "Lo que sentí el día 22 fue una gran alegría; era una sorpresa buscada, pero nunca me atreví a esperar tanta confianza como la que depositaron en mí los vecinos", relató ayer. Gracias a su pacto con el PP, cerrado cuatro días después de las elecciones, apeó a CC de la carrera por el bastón de mando pese al tirón de los pactos en cascada y sus 24 años en el poder. "A mí las instrucciones del partido me pillaron ya con el acuerdo firmado", explicó.
Pese a la tensión que ha caracterizado la vida política en San Juan de la Rambla a lo largo de los últimos años, Fidela calificó la jornada de ayer como "ejemplar". "No ha habido ni un solo abucheo", aseguró, "estoy encantada y me siento muy orgullosa de ser la alcaldesa y valoro en su justa medida la gran responsabilidad que se me ha concedido".

Aparte de la constitución de la corporación local, el municipio ramblero vivió ayer un ambiente festivo por varios motivos. Para empezar, los vecinos que querían seguir la sesión pudieron hacerlo gracias a las pantallas instaladas en el exterior del Ayuntamiento. Después, según comentó la nueva alcaldesa, "a iniciativa popular se organizó un brindis en la plaza de San José" que se repitió por la noche en la de San Juan.

Además, Fidela Velázquez estrenó el bastón de mando prácticamente nada más empuñarlo. Y lo hizo, precisamente, celebrando la boda de unos amigos del concejal popular que le dio su apoyo en la votación.

La Orotava
Isaac Valencia estrenó con gresca su octavo mandato al frente de la Villa. La sesión de constitución de la corporación local fue interrumpida por un grupo de manifestantes que irrumpieron en el salón de plenos nada en el momento de la toma de posesión portando pancartas y megáfonos. El acto quedó interrumpido durante aproximadamente un cuarto de hora porque los gritos de los espontáneos no cesaban a pesar de las repetidas llamadas al orden del alcalde y del secretario del pleno.

Pese a sus reticencias, Valencia tuvo que ordenar la intervención de la Policía Local cuando los vecinos que asistían a la sesión plenaria se enfrentaron a los integrantes de la protesta aplaudiendo para tapar sus voces y reclamando respeto a la democracia. Finalmente, los agentes tuvieron que desalojar a los protagonistas del altercado para que el acto pudiera continuar.

Cuando finalmente pudo intervenir, el alcalde tendió la mano a los grupos de la oposición para trabajar en beneficio de los habitantes de La Orotava y les invitó a "realizar una crítica constructiva y no, simplemente, a llevarse por la línea del ´No por el No´".

Los Realejos
El vuelco político en Los Realejos que desplazó a Oswaldo Amaro (CC) se escenificó ayer con la toma de posesión del popular Manuel Domínguez. "Ha sido un acto entrañable, con muchos sentimientos a flor de piel", afirmó Domínguez. El nuevo alcalde destacó la "nutrida asistencia al acto" y celebró la "primera oportunidad que se le ha dado al PP de demostrar lo que puede hacer por Los Realejos".

Los Silos
"Tranquilidad y buen rollo". Esos fueron los términos empleados por el alcalde de Los Silos, el socialista Santiago Martín, para resumir la sesión del ayer. A la vez, manifestó sus ganas de empezar "desde ya a trabajar por las personas que viven en Los Silos".

Tacoronte
Álvaro Dávila, de CC, basa en el "diálogo" el mandato que inició ayer gracias su pacto con el PSC.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook