19 de enero de 2011
19.01.2011

El Gobierno y la familia Chillida vuelven a impulsar Tindaya

El presidente regional firma en San Sebastián un acuerdo para crear la fundación que haga posible el proyecto y sin que suponga "coste alguno para las arcas"

19.01.2011 | 12:39
Paulino Rivero y la viuda de Eduardo Chillida, Pilar Belzunce.

El presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, expresó ayer su satisfacción por la reactivación del proyecto de creación de un parque temático en la montaña de Tindaya, en Fuerteventura, tras firmar con la familia Chillida, en San Sebastián, un acuerdo que impulsa el proyecto. El consejero de Medio Ambiente, Domingo Berriel, señaló que los litigios judiciales que se dirimen desde hace años en los tribunales no deberían "entorpecer" el actual proyecto, aunque no descartó nuevas incidencias si la pugna jurídica entre las empresas Necso-FCC y la Comunidad Autónoma acaba en el Tribunal Supremo.

El documento firmado con la familia del desaparecido escultor Eduardo Chillida, autor del proyecto, prevé la creación de una fundación o instrumento jurídico similar que se encargará de gestionar todo el proceso de puesta en marcha y ejecución de la obra. En este sentido, Berriel señaló que el actual Gobierno tiene el objetivo de dejar la obra en licitación, con el fin de que sea el siguiente Ejecutivo el que la adjudique.

Tras recordar que el Gobierno "ha ido dando pasos desde el inicio de la legislatura", Rivero recalcó que primero se culminó la redacción del proyecto, más tarde se llevaron a cabo los estudios de impacto ambiental y finalmente se aprobaron las normas de conservación de la montaña de Tindaya una vez el monumento se haya construido.

Rivero señaló que confía en que antes del verano se pueda abrir el concurso mediante el que la Fundación encargada de desarrollar el proyecto de Tindaya otorgará "a la mejor oferta que se presente" la concesión de la construcción y de la posterior explotación del monumento "sin costo alguno" para las arcas públicas. No obstante, para ello es necesario que antes del verano Gobierno, Cabildo de Fuerteventura y la familia del escultor vasco redacten los estatutos de la Fundación, según indicó Rivero.

La ejecución de la obra en la montaña de Tindaya tiene un presupuesto de unos 75 millones de euros y el Ejecutivo pretende que lo invierta la UTE adjudicataria, a la cual se le concedería la explotación del monumento durante un periodo mínimo de 15 años. Según el último estudio de viabilidad económica realizado, las empresas podrían recuperar la inversión realizada en unos 10 o 12 años, a razón de unos 7 millones anuales, calculando una entrada de 8 euros por el equivalente al 45% de los turistas que entran anualmente en las islas de Lanzarote y Fuerteventura. No obstante, la crisis es un hándicap que puede dar al traste con las pretensiones del Ejecutivo y así lo reconoce Berriel. "Es una inversión potente pero a la vez atractiva, pero si el concurso queda desierto habrá que buscar otras alternativas como el procedimiento negociado, replantear la inversión públicas, una financiación mixta y otras que nos facilite la ley", señaló el consejero Berriel.

Paulino Rivero dijo que "la propuesta para reactivar el proyecto de Tindaya tiene que ver con el turismo de calidad y de competitividad al que aspiramos" y que "para ello tenemos que avanzar en equipamientos y ofertas complementarias".

Por su parte, el presidente del Cabildo de Fuerteventura firmó ayer junto a Rivero y la viuda de Eduardo Chillida, Pilar Belzunce, un protocolo por el que la familia del escultor cede a las dos instituciones canarias los derechos de la propiedad intelectual del proyecto para poder sacarlo a concurso público. Cabrera aseguró: "Hemos tenido que sortear 20.000 problemas y ahora el pleito judicial no debe interferir en que el proyecto ideado por Chillida se pueda cumplir como era su deseo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas