01 de diciembre de 2010
01.12.2010
Conflicto en el Sáhara Occidental

Uno de los políticos canarios vio heridos de bala en El Aaiún

El alcalde de San Mateo ha resaltado que han visto "mucho terror" y heridos por armas de fuego

01.12.2010 | 16:47

El alcalde de San Mateo (Gran Canaria), Gregorio González, que ayer viajó a El Aaiún como comisionado de la Federación Canaria de Municipios (FECAM) y que hoy ha sido expulsado por Marruecos, ha dicho a Efe que ha visto saharauis heridos de bala en una "ciudad sitiada".

A su llegada al aeropuerto de Gran Canaria, González, junto a la también comisionada Josefa Milán, concejala del Ayuntamiento de Telde, ha resaltado que han visto "mucho terror", tanto que algunas de las personas heridas aún mantienen en sus cuerpos los proyectiles porque no se atreven a ir a un hospital para que se los extraigan.

Ha señalado igualmente que ayer entraron sin mayores problemas en la capital administrativa del Sáhara Occidental e incluso pudieron reunirse con algunos activistas saharauis, entre ellos con Aminatu Haidar.

En concreto, ha indicado que estuvieron visitando a saharauis heridos hasta las tres de la madrugada y han encontrado un clima de "absoluto terror" donde la gente no quiere hablar ni salir a la calle "ante la amenaza constante de ser detenidos y de sufrir torturas".

Sobre las ocho y media de la mañana de hoy, cuando se levantaron y fueron a desayunar, la policía se les acercó, les pidió los pasaportes y ya no pudieron seguir con las visitas que tenían programadas.

Aunque les advirtieron de que los iban a trasladar a comisaria, finalmente los llevaron directamente al aeropuerto, donde "hemos estado cinco horas retenidos" y donde les requisaron toda la información que tenían en los teléfonos móviles y en sus cámaras fotográficas antes de embarcar rumbo a Gran Canaria.

En su opinión, Marruecos sigue con su política de bloqueo "en los territorios ocupados" y personalmente sólo trae una impresión "absolutamente negativa de la actitud de Marruecos", además de que ha constatado que "hay una ciudad sitiada donde todos tienen miedo a pronunciarse".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook