04 de julio de 2010
04.07.2010

Los ex presidentes quieren regular su situación sin elevar el gasto público

Saavedra considera una "vergüenza" que no tengan un mínimo reconocimiento

03.07.2010 | 03:15
Ex mandatarios junto a Paulino Rivero y Antonio Castro, en los actos del 25 Aniversario de la Autonomía.

Los ex presidentes del Gobierno canario ven bien y razonable que se regule por un estatuto su condición a nivel institucional y protocolario aunque no han sido consultados por el actual Ejecutivo sobre los detalles que supondrá esta situación. De hecho, ex presidentes como Román Rodríguez o Fernando Fernández se muestran totalmente contrarios a que el reconocimiento vitalicio que obtengan los que fueron altos dignatarios de la Comunidad Autónoma lleve aparejado gastos adicionales para las arcas públicas. Todos ellos recuerdan que la gran mayoría de las comunidades autónomas, sean del signo político que sean, tienen una regulación específica para los que fueron jefes de sus gobiernos mientras que Canarias lo siguen teniendo como un asunto pendiente desde hace más de una década.

Manuel Hermoso confirmó ayer que en su etapa presidencial se intentó regular la situación de los ex presidentes pero al no ser "un tema popular" no se terminó por concretar. Hermoso cree que es "razonable" que se haga y supone que el Gobierno actual tendrá en cuenta la experiencia de otras comunidades, aunque desconoce los detalles porque se ha enterado por los medios de la próxima aprobación del estatuto.

El ex presidente y actual alcalde de la capital grancanaria, Jerónimo Saavedra, no cree "lógico" que los que fueron máximos representantes de la Comunidad Autónoma no tengan un reconocimiento oficial y que cuando van a actos oficiales por estar invitados se lo tengan que pagar todo de su bolsillo. Saavedra recuerda que hay casos de presidentes que tras dejar el cargo "se quedaron sin nada", lo que le parece "lamentable".

Intentos previos

Saavedra recuerda también el intento de Adán Martín para que los ex presidentes fueran miembros del Consejo Consultivo con voz pero sin voto y tuvieran derecho a una retribución, pero el propio Consultivo echó para atrás esta posibilidad. "Es una vergüenza política que los que han representado a Canarias no tengan ni un mínimo reconocimiento", asegura.

Por su parte, Román Rodríguez está de acuerdo con que se regule la representación institucional y protocolaria de los ex presidentes pero cree "inoportuna" la posibilidad de que dispongan de medios materiales y humanos. En su opinión debe ser el presidente de turno en cada momento el que asuma los gastos de los ex presidentes cuando sean invitados a actos oficiales. Fernando Fernández recuerda la mala experiencia que tuvo en la etapa de Adán Martín y se muestra indiferente a lo que se haga para regular a los ex presidentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine