07 de noviembre de 2018
07.11.2018
banner buzzeando

La historia viral que no fue en un Mercadona de Canarias

Una vecina de las Islas ha compartido su experiencia en la cola del Mercadona y se ha vuelto viral, aunque aclara que se trata de un chiste

07.11.2018 | 12:48
La historia viral que no fue en un Mercadona de Canarias

Una vecina de Las Palmas de Gran Canaria ha incendiado las redes sociales con una historia surrealista que le ha pasado en Mercadona, que a pesar de aclarar que se trata de un chiste, ha desatado polémica en internet en donde la historia de Cynthia Rosario López ha recorrido toda la geografía española.

¿Quién no se ha peleado en la caja de un supermercado porque se te han intentado colar? En muchas ocasiones la realidad supera a la ficción y es lo que expone esta mujer, natural de la capital grancanaria, en una hipotética situación que vivió hace unos días en un Mercadona.

"Estoy que trino€ayer fui a Mercadona, estaba en la cola para pagar y se me cayeron 20 euros al suelo. La mujer delante de mí se agacha y los coge. Cuando voy a darle las gracias y estiro la mano para que me los dé, me dice: "lo que se encuentra en el suelo es de quien se lo encuentra" y se fue andando. Miré a la persona que estaba detrás de mí y estaba en shock igual que yo€ le digo, ¿me has visto cara de cajero automático? Dame mis 20 euros". Publicó Cynthia.

La mujer hizo caso omiso de lo que le decía la joven y continuó andando. Pero como dice el refrán, "donde las dan las toman".

"La sigo hasta el aparcamiento, estaba andando a paso ligero escapando de mí. Cuando llegó a su coche puso sus bolsas en el suelo para abrir el maletero. En este punto yo estaba muy mosqueada así que decidí usar su estúpida regla de "quien se lo encuentra en el suelo se lo queda". Cogí sus bolsas de la compra y le dije, "lo que se encuentra en el suelo es de quien se lo encuentra, me di la vuelta y me fui hacia mi coche. Yo ya estaba de los nervios, pero con un sentimiento de satisfacción que te cagas".

"Cuatro filetes de ternera, dos filetes de salmón, una buena selección de quesos, huevos, leche, tres latas de atún, dos botellas de vino tinto. Pensé wow, no está mal por 20 euros, y aquí estoy tomándome una copita de vino a su salud", finaliza Cynthia a modo de celebración, y dando a entender -una vez más- de forma subliminal lo irreal de la historia ante la dificultad de corresponder la lista de la compra con el coste final de la misma.

Una historia de película, que a pesar de decir que era un "chiste" se ha propagado rápidamente por las redes y se ha convertido en todo un fenómeno viral con miles de retweets y me gustas. Esto invita a pensar lo siguiente, ¿Si te hubiera pasado hubieras reaccionado igual?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook