Sistema operativo

Android 6.0: Análisis de sus principales novedades

La nueva versión del sistema operativo líder en el mundo da un salto de calidad en su versión 6.0 Marshmallow

07.10.2015 | 14:57
Pantallas de Android 6.0.

Tenía que ser una nube –o malvavisco, como dicen en el otro lado del Atlántico–, el dulce favorito de los norteamericanos, el que por fin abriera el tarro de las esencias de Android, el sistema operativo móvil más instalado en el mundo. En su sexta versión, Google ha querido centrarse en mejorar el rendimiento y el funcionamiento de los dispositivos más que en aspectos visuales que poco o nada suelen aportar en la mejora del teléfono móvil.

Y es que la anterior versión de Android ya supuso un gran salto de calidad visual, por lo que llegaba el momento de poner el punto de mira en el rendimiento. Así ha sido como, por ejemplo, el nuevo Android 6.0 permitirá que podamos elegir qué aplicación queremos que se abra al activar la cámara, nos dejará gestionar el consumo de la batería o incluso restringir de forma más eficaz el uso de servicios en segundo plano como la localización o el uso de redes.

Pero posiblemente, una de las características más interesantes –y demandadas por los usuarios–, es el nuevo sistema inteligente de ahorro de batería. Bajo el nombre de 'Doze', Google pretende que la batería deje de ser un quebradero de cabeza. Con Android 6.0 nuestro smartphone será capaz de ahorrar energía cuando no lo estemos usando. Esta afirmación, que parece obvia, no lo es tanto.

Utilizando los giroscopios y acelerómetros que llevan hoy en día todos los teléfonos, Android 6.0 será capaz de saber debido a la ausencia de movimiento prolongado cuándo no estamos usando el teléfono, poniendo en modo de bajo consumo el dispositivo. Principalmente lo que hará será reducir el uso de conexiones wifi y de telefonía, elementos en gran medida culpables de gran parte del uso de la batería. Además, una nueva funcionalidad llamada App standby, se encargará de detener una aplicación que hemos dejado en segundo plano y que no estamos usando, reduciendo así el uso del procesador y por extensión alargando la duración de la batería.

La seguridad se ha convertido en un elemento fundamental en este nuevo Android Marshmallow. Siguiendo los pasos dados por Apple con su sistema iOS, Google pretende terminar con la gran cantidad de aplicaciones que hacen un uso fraudulento de nuestros móviles. Así, por ejemplo, nos encontramos con que ahora el acceso a la cámara o el micrófono por parte de una app debe ser aprobado por el usuario, algo que –aunque también parezca obvio– no ocurría hasta ahora.

No era extraño encontrar aplicaciones como juegos o apps de 'linterna' que usaban sin permiso la cámara o el micrófono, algo a lo que ahora tendremos que dar el visto bueno nosotros mismos, como si de un iPhone se tratara.

Pagos NFC usando Android Pay –todavía no disponible en España–, mayor personalización del menú contextual en función de la aplicación, o un asistente inteligente muy mejorado –aunque todavía alejado de Siri– que es capaz de contextualizar todo lo que hacemos con el teléfono, son algunas de las nuevas funcionalidades de Android 6.0 Marshmallow.

En conjunto, el nuevo 'androide' supondrá un antes y un después en el rendimiento para la mayoría de dispositivos con este sistema operativo, pero al final será cada fabricante quien decida si lo implementa o no ya que el sistema de Google, tal y como lo ha concebido el gigante norteamericano, está instalado de forma nativa y sin 'pulir' únicamente en los dispositivos Nexus.

¿Android 6.0 en cualquier dispositivo?

Pues no. Cada fabricante decide qué móviles se pueden actualizar y cuándo hacerlo en función del coste y del número de dispositivos que hay en el mercado. Esto ocurre porque la práctica totalidad de las marcas modifican el sistema Android original añadiéndole una 'capa' de software que proporciona más opciones, utilidades e incluso un aspecto distinto. Esto hace que, pese a tener el mismo sistema operativo, no sea igual el uso en un Samsung, un Sony o un LG. Es por ello que cada nueva actualización del sistema debe hacerla el propio fabricante basándose en el 'bruto' entregado por Google.

Los primeros en poderse actualizar han sido los dispositivos originales de Google, los que incorporan el sistema operativo 'puro', sin capa externa. Así es como los Nexus 5, 6, 7 y 9 junto al Nexus Player ya se pueden actualizar.

La todopoderosa Samsung ya ha anunciado que los dispositivos más recientes de su gama Galaxy, los S6, se podrán actualizar en todas sus versiones –normal, Edge y + –. También podrán recibir la actualización los Galaxy S5, Galaxy Alpha y Note 4.

Por su parte la también coreana LG enviará pronto la actualización para sus dispositivos Flex 2, G4 y G3, aunque no descartan otros modelos. Otros fabricantes como Sony, bq, Huawei o Motorola tienen previsto actualizar diferentes modelos, aunque al cierre de este artículo no habían sido confirmados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine