Mensajería instantánea

Los 10 tipos de personas que habitan WhatsApp

Pesados, de reproche, los que te sacan una sonrisa, los que te cabrean, los que fastidian...

09.09.2015 | 16:33
Conoce la ´fauna´ que habita en WhatsApp.

No solo ocurre en Facebook; existen mensajes de WhatsApp para todos los gustos y colores: pesados, de reproche, los que te sacan una sonrisa, los que te cabrean, los que fastidian una semifinal de Champions. Y existen también tipos de personas a las que podríamos encuadrar fácilmente en grupos de acuerdo con los mensajes que suelen enviar.

El WhatsApp mañanero -el del amigo flipado que te despierta a las ocho un sábado-, el mensaje de "Bájate al café que ya estás tardando", el de las doce de "Sube ya que el jefe se está poniendo nervioso", el WhatsApp de las seis de la tarde de "¿Has salido ya del trabajo? ¿Dónde te has metido?", el de las siete de "Venga tío, nos tomamos unas cañas antes del fútbol", etc.

¿Quién no se ha encontrado alguna vez con esta fauna en la aplicación? Nosotros hemos encontrado estos diez tipos:

El creador de grupos

Abre tu WhatsApp, y ahora confiesa: ¿en cuántos grupos estás? ¿En cuántos participas y cuántos no te parecen un rollo? Ya, has sido víctima del "creador de grupos", ese tipo de persona que ronda la aplicación irremediablemente.

Allí donde hay un nuevo evento, allí está el "creador de grupos". Todos lo odiamos, pero nadie somos capaces de decírselo.

Pasamemes

Suele ser el gracioso del grupo, al que le van los chistes. El "pasamemes" no se da cuenta, pero es un pesado. Una gracia está bien; catorce seguidas no, gracias.

Don enigma

En su estado de perfil suele poner frases o palabras que nadie entiende -también lo hace en Facebook- y suele enviar mensajes con la típica pregunta "¿A que no sabes dónde estoy?". Pues si no estamos juntos -y si me estás mandando un mensaje no lo estamos- claro que no lo sé, seamos prácticos y ahorrémonos la pregunta. Pero eso él no lo piensa, y adereza la frase con una foto, también enigmática.

El que contesta dos días despues

Entre vuestros contactos seguro que también tenéis a ese que nunca contesta a vuestros mensajes, o lo hace dos días después, cuando ya podríais estar muertos y enterrados. Gracias amigo por tener WhatsApp, eres de gran ayuda y desde luego sabes exactamente cómo funciona la mecánica de la aplicación.

El que solo manda mensajes de voz

Como si escribir fuese un arte del pasado, nos encontramos con aquel que ha aprendido a utilizar las notas de voz y ahora solo se dedica a enviar mensajes de audio. Si nos estás leyendo: no todos llevamos con nosotros cascos y durante el trabajo tampoco podemos pararnos a escuchar.

Encima se cabrea porque no contestamos con otra nota de voz... como si leer también fuera cosa del pasado.

El que desactiva los cheks azules

El reservado. El que no quiere que sepamos cuándo lee nuestros mensajes. Muy respetable, pero no pasa nada, hombre... a no ser que haya algo más -no estamos insinuando infidelidades y cosas por el estilo-.

El que escribe y nunca envía mensajes

En el margen superior del chat aparece su nombre junto al mensaje "está escribiendo". Este mensaje desaparece y aparece. Tú esperas a ver si se decide, pero él sigue "escribiendo". Empiezas otra vez tú, pero tampoco quieres agobiar, así que paras. Esperas. Te vas del chat. Entras. Sigue "escribiendo". Después de cinco minutos escribiendo te aparece en pantalla un "Sí, voy".

El multiplataforma

Cuelga lo mismo en Facebook, Twitter, Instagram y, no contento con ello, luego te lo manda por WhatsApp. Así es él. Aprovecha todas las plataformas a su alcance, porque para eso están, ¿no?

Don "no llamadas"

Solo quiere que lo molesten por WhatsApp y cuando haces lo propio no te contesta. Entonces lo llamas, porque urge, pero tampoco contesta. Sí, puede ser Don "No llamadas" o Don "Me desesperas".

El controlador

Sabe cuál ha sido la última hora a la que te has conectado, conoce -no se sabe cómo- que le has contestado a fulanito y no a él, lo sabe prácticamente todo de ti.

Te pregunta incluso cara a cara por qué no contestas a sus WhatsApps... Cuidado, hay mucho maníaco suelto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine