Recomendaciones

Diez consejos para cuidar el móvil en verano

No exponerlo ni al calor ni al frío o cargar la batería solo cuando sea necesario son algunos de los consejos

14.08.2013 | 16:07
La multifuncionalidad hace que los aparatos sufran más desgaste
La multifuncionalidad hace que los aparatos sufran más desgaste

Las altas temperaturas, la humedad, la arena o las cremas solares son algunos de los factores que pueden inutilizar los dispositivos móviles en verano. La batería además es uno de los componentes del teléfono que se estropea con mayor frecuencia pero con un cuidado mínimo se puede alargar su uso.

Además, la multifuncionalidad hace que los aparatos sufran cada vez más el desgaste por uso: consultar los correos de trabajo, chatear con los amigos, hacer fotos, jugar, realizar llamadas, etc. Para alargar la vida útil de los dispositivos y para mantenerlos en buen estado durante la época estival los expertos de Locompramos.es (compañía de compra-venta de dispositivos electrónicos), han elaborado un decálogo con una serie de consejos y orientaciones de uso, así como con algunas medidas de seguridad que es necesario tener en cuenta.

1. No dejar el móvil expuesto al sol. Puede parecer un consejo obvio, pero no lo es. La mayoría de la gente no puede pasar sin llevarse el móvil a la playa o a la montaña. Lo mejor es dejarlo en casa o en un lugar en el que no reciba la luz directa del sol ni pueda recalentarse. Se puede dañar la pantalla y el interior del dispositivo.

2. Proteger el teléfono de las cremas y aceites solares. El teléfono suele estar protegido por una funda, pero en cuanto lo sacamos de ella se vuelve vulnerable. Si entra en contacto con cremas o aceites solares mientras se escribe un mensaje o se responde una llamada, se puede dañar el circuito interior.

3. No dejar que el teléfono se moje. En el mercado se pueden encontrar un sinfín de móviles diferentes y con una gran diversidad de funcionalidades, pero aún no existe ninguno que sea waterproof. Si el móvil se moja hay que desmontarlo y dejarlo secar 24 horas antes de volver a montarlo. Si incluso así sigue sin funcionar lo mejor es llevarlo al servicio técnico o aprovechar la oportunidad para cambiarlo.

4. Evitar exponer el móvil a demasiado frío o calor. Tanto el exceso de calor como el de frío pueden dañar el teléfono. Si exponerlo a altas o bajas temperaturas es inevitable, lo mejor es llevarlo guardado en una funda que lo cubra por completo.

5. Cuidado con el polvo y la arena. Es mejor llevar el móvil protegido y metido en una funda. El polvo y la arena pueden no sólo rayar la pantalla, sino dañar el mecanismo interno del teléfono.

6. Cargar la batería cuando sea necesario. La batería es uno de los componentes que se estropea con mayor frecuencia. Para evitar posibles averías, las tres primeras cargas se deben realizar con la batería completamente descargada y nunca se debe dejar la batería conectada al cargador después de completar el proceso.

7. Comprar una funda resistente. Es la mejor opción para proteger el teléfono. Las mejores son las que cubren los laterales y las esquinas y las que se cierran completamente (evitando que se abran si el móvil cae al suelo). Los protectores de pantalla son otra opción, pero sólo protegen el móvil de posibles rayadas.

8. Descargar una app de búsqueda. Para evitar posibles pérdidas o robos es conveniente descargar una app de búsqueda del dispositivo. Algunos móviles ya las tienen instaladas, pero hay que registrarse y activarlas. Además, estas apps suelen permitir el acceso desde la web a funciones de control remoto. De este modo, se puede localizar el teléfono en un mapa y borrar a distancia los datos personales.

9. Bloquear la pantalla y tener a mano el código IMEI. En caso de robo o pérdida del teléfono, el bloqueo de pantalla con un código PIN evitará que alguien pueda usarlo aunque esté encendido. Además, es conveniente recordar el código IMEI, ya que es el DNI del teléfono, un código de 15 dígitos que permite bloquear el teléfono a distancia y que es necesario para denunciar el robo en la policía.

10. Utilizar las copias de seguridad. Tras el verano, seguro que habrá aumentado de forma considerable el número de contactos, fotos y vídeos almacenados en el móvil. Así que hacer un backup de vez en cuando es más que recomendable. Con móviles Android, se ha de utilizar una cuenta de Google; con el iPhone, se usa el iCloud.

anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine