Cambio de hábitos

Las ´apps´ llevan los exámenes a la playa

Los estudiantes más pequeños también pueden repasar ejercicios básicos en formato digital durante el verano

08.08.2013 | 10:20
Una mujer usando su tableta
Una mujer usando su tableta

Aunque los exámenes de septiembre están ya cerca, los alumnos con suspensos aún pueden apurar sus últimas horas de estudio desde la playa misma, gracias al sinfín de aplicaciones móviles para mejorar aptitudes académicas y compartir apuntes, organizarlos o escanearlos, entre otras muchas funciones.

Los dispositivos móviles, como las tabletas y los teléfonos "inteligentes", junto con internet están transformando los hábitos del estudiante, que cada día cuenta con mayor número de aplicaciones o "apps" para preparar sus exámenes fuera de casa.

Existen aplicaciones de todo tipo: para apuntar notas, ordenar y clasificar horarios de estudio, planificar agendas, para mejorar el rendimiento académico en matemáticas, en lengua, para estimular el cálculo mental, el perfeccionamiento de idiomas, los conocimientos de geografía, etc.

Y no solo para los estudiantes de más edad, sino también para los más pequeños que ya pueden repasar ejercicios básicos en formato digital, desde cualquier lugar, con una tableta electrónica.

Es el caso de "Pupitre", de la editorial Santillana, dirigida a niños de infantil y primeros años de primaria, con divertidos ejercicios en formato digital y que ayuda a los pequeños a seguir aprendiendo en vacaciones sin tener que cargar con lapiceros ni cuadernos; se trata además de una de las "apps" más populares y descargadas en la categoría de educación de la tienda de Apple.

También están disponibles para los niños los clásicos cuadernillos de Rubio de vacaciones, pero renovados y en formato digital, y otras muchas aplicaciones, que además de estimular el estudio ayudan a dibujar y colorear.

Entre los estudiantes de más edad, son especialmente populares aplicaciones como Evernote, para organizar archivos a modo de bloc de notas, y Dropbox, para compartir documentos desde cualquier lugar y alojar los archivos en su "nube" tecnológica.

Para aprender idiomas están Babbel, Voxy, QuickSpell o Busuu, entre otras muchas; también abundan las "apps" didácticas para matemáticas, con calculadoras científicas y software para agilizar habilidades mentales, mejorar la memoria, la ortografía, etc.

Herramientas tecnológicas de uso más generales y con muchas ventajas para estudiantes son las que proporcionan Skype o Google+, que permiten conversar y hacer videollamadas en grupo gratis, y que los alumnos pueden utilizar para compartir dudas.

Una nueva aplicación que crece rápido es DocLinker, que permite escanear desde el teléfono móvil todo tipo de documentos y apuntes; desde su reciente lanzamiento hace unos meses suma ya cerca de 40.000 descargas en la tienda de aplicaciones de Google.

Uno de sus desarrolladores, el ingeniero Íñigo Recondo, de la empresa TechLinker Solutions, ha dicho hoy a EFEfuturo que este software es una herramienta "genial" para alumnos que no tengan a mano una maquina de escanear y quieran compartir apuntes y otros documentos.

Este escáner de bolsillo busca las esquinas del documento, corrige la perspectiva y permite escribir sobre el documento generado y convertir a pdf, ha añadido.

Aparte de las ventajas tecnológicas de las aplicaciones para móviles, estas evitan gran parte del tradicional trasiego de hojas y apuntes y ahorra mucho papel en fotocopias, lo que ayuda al medio ambiente.

De hecho, responsables del sector del papel calculan que la huella de carbono que deja la impresión de un solo libro de tapa dura de unas 300 páginas es de 1,2 kilogramos de CO2.

Esta cifra se refiere a todo el ciclo de vida del libro (del árbol al lector) y equivale a un viaje de siete kilómetros en automóvil, según cifras facilitadas por la Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón (ASPAPEL).

anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine