Problemas cardíacos

La felicidad puede dañar el corazón

Dolor de pecho o dificultad para respirar son sólo algunas de las consecuencias extremas que podría acarrear

14.04.2016 | 19:38
La felicidad podría dañar el corazón.

Acontecimientos felices pueden desencadenar un trastorno cardiaco conocido como síndrome Takotsubo (TTS, por sus siglas en inglés), también conocido como el 'síndrome del corazón roto' que se caracteriza por un debilitamiento temporal repentino de los músculos del corazón.

Cuando esto ocurre el ventrículo izquierdo del corazón se infla hacia fuera en la parte inferior, mientras que el cuello se mantiene estrecho, creando una forma similar a una trampa de pulpo japonesa, del cual toma su nombre.

Dado que este trastorno relativamente raro fue descrito por primera vez en 1990, la evidencia ha sugerido que suele activarse por episodios de angustia emocional severa, como el dolor, la ira o el miedo, con pacientes que desarrollan dolores en el pecho y dificultad para respirar, pudiendo llevar a ataques cardiacos y la muerte.

Ahora, según revela un estudio publicado este jueves en 'European Heart Journal', investigadores han analizado sistemáticamente los datos del mayor grupo de pacientes diagnosticados de TTS en todo el mundo y han encontrado que algunos pacientes han desarrollado la enfermedad después de un acontecimiento feliz o alegre; lo que han llamado "síndrome del corazón feliz".

En 2011, el doctor Christian Templin, investigador principal y cardiólogo, junto con la doctora Jelena Ghadri, cardióloga residente, estableció el primer Registro Internacional takotsubo en el Hospital Universitario de Zurich, en Suiza. Para este trabajo, se han analizado los datos de los primeros 1.750 pacientes registrados desde los 25 centros que colaboraron en nueve diferentes países.

Los científicos encontraron 485 pacientes en los que hubo un detonador emocional definido. De éstos, 20 (4 por ciento) tenía TTS que habían sido activados por acontecimientos felices y alegres, como una fiesta de cumpleaños, boda, celebración de despedida sorpresa, un partido ganado por su equipo favorito de rugby ganar o el nacimiento de un nieto, y 465 (96 por ciento) se habían producido después de los acontecimientos tristes y estresantes, como la muerte de un cónyuge, hijo o padre, asistir a un funeral, un accidente, la preocupación por una enfermedad o problemas de pareja.

"Síndrome del corazón feliz"

Incluso, uno de los casos se produjo después de que un paciente obeso se quedó atascado en el baño. El 95 por ciento de los pacientes eran mujeres, tanto en los grupos de "corazones rotos" como de "corazones felices", y la edad media de los pacientes fue de 65 entre los "corazones rotos" y 71 entre los "corazones felices", lo que confirma que la mayoría de los casos de TTS ocurren en mujeres post-menopáusicas.

Según Ghadri, los nuevos hallazgos deberían conducir a un cambio de paradigma en la práctica clínica. "Hemos demostrado que los factores desencadenantes de TTS pueden ser más variados de lo que se pensaba anteriormente. Un paciente TTS ya no es el clásico" paciente al que se le rompe el corazón", y la enfermedad puede ir precedida por emociones positivas también.

A su juicio, los médicos deben ser conscientes de ello y tener en cuenta que los pacientes que llegan al servicio de urgencias con síntomas de ataques al corazón, como dolor de pecho y dificultad para respirar después de un acontecimiento feliz o la emoción podrían estar sufriendo de TTS, igual que tras un evento emocional negativo. "Nuestros hallazgos amplían el espectro clínico de TTS. También sugieren que los acontecimientos felices y tristes de la vida pueden compartir vías emocionales similares que en última instancia pueden causar TTS", resalta.

Los investigadores encontraron que los pacientes cardiacos "felices" eran más propensos a tener corazones que había resultado afectados en la mitad del ventrículo que los pacientes con "corazón roto" (35 frente a 16 por ciento). Aunque se trata de un nuevo e interesante hallazgo, el pequeño número de pacientes en este grupo significa que hace falta más investigación con el fin de descubrir si arroja luz sobre los mecanismos implicados en el TTS.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine