Tratamiento

Braquiterapia, novedosa y exitosa técnica contra el cáncer de útero

La tasa de curación de este tipo de cáncer con esta nueva terapia, en la que se usan agujas, es muy elevada

27.08.2013 | 12:37
La incidencia del cáncer de útero se reducirá en 30 años.
La incidencia del cáncer de útero se reducirá en 30 años.

¿En qué consiste?

  • Se introducen fuentes radioactivas en zonas localizadas para dar dosis altas de radiación sin afectar a órganos sanos.
  • Es un tratamiento más corto y eficaz que otros, sin efectos secundarios.
  • Evita los riesgos de la cirugía tradicional y es muy bien tolerada por los pacientes
  • La calidad de vida es mayor tras la terapia.

El doctor Marco Federico se formó en Palermo y es experto en el tratamiento del cáncer de cuello de útero. Tras su estancia en Estados Unidos y Viena, lleva un año en el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, donde trabaja en la Unidad de Braquiterapia de Oncología Radioterápica. Federico afirma que este tipo de tratamiento en el que se somete a la paciente a radiación interna cuando se rodea el tumor con agujas, es el más exitoso para curar este cáncer.

¿Qué entendemos por braquiterapia y qué efectividad tiene el tratamiento?
La braquiterapia no es novedosa. La primera experiencia para la curación del cáncer con esta técnica se realizó en el 1991. Pero sí ha evolucionado en el modo de dar la dosis, ya que se da una dosis muy alta de radiación en el tumor para evitar grandes efectos secundarios. Antes se observaba de forma intuitiva en las imágenes dónde estaba el tumor. Con la resonancia magnética sí se ve. Gracias a la dosimetría podemos calcular la radiación absorbida por el cuerpo. Así, con agujas rectas y oblicuas se rodea el tumor y se da radiación. La tasa de curación es muy alta. El año pasado atendimos a 40 personas con esta técnica en el Negrín.

¿Qué ventajas tiene respecto a la quimioterapia?
El cáncer requiere un tratamiento global, pero la quimioterapia en el tumor de cérvix tradicionalmente no tiene mucha incidencia, sólo a nivel local. A pesar de ello cada tratamiento es individualizado. La braquiterapia es una técnica muy laboriosa que se realiza en pocos centros porque el proceso es individual. A cada paciente le hacemos resonancia, ecografías y decidimos cómo será va a tratar. En España es el único lugar donde se hace de esta forma, ya que no derivamos a ninguna paciente a paliativos, al menos en oncología ginecológica. El método estándar de antes es menos elaborado. El futuro de la medicina es, sin duda, el tratamiento personalizado. En seis meses se han ahorrado 30.000 por efectos secundarios de radioterapia en el Negrín gracias a la aplicación de la braquiterapia.

¿Qué edades son las más proclives a padecer este cáncer?
La edad cuando comienza a detectarse el cáncer de cuello de útero es a los 40 y afecta normalmente a las mujeres de hasta 60 años. La media total son los 50 años. También influye la parte cultural, hay gente que tiene relaciones sexuales y nunca va al médico.

¿Cómo es el tratamiento postoperatorio tras cada sesión de braquiterapia?
La detección del tumor por la imagen llega con el diagnóstico, luego se realiza radioterapia externa. Después, mediante resonancia y ultrasonidos se ve cuánto se ha reducido. Por cada sesión de braquioterapia, que son dos implantes de quirófano con dos sesiones cada implante, aplicamos el ultrasonido, la resonancia y un TAC y así en varias ocasiones sucesivas. Estamos hablando de pacientes que se curan aunque tengan que ser en más días porque el beneficio es enorme. La intervención se realiza con epidural y dura entre cuarenta minutos y una hora y media. La mujer se queda con los implantes puestos dos días en los que se hace una sesión de radioterapia; se quita los implantes, descansa diez días y esto se repite otra vez. Las agujas miden 29 centímetros y pueden llegar a muchas zonas del cuerpo. No se siente ningún dolor.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de cérvix?
El sangrado durante o tras el coito. Normalmente cuando esto ocurre es porque el tumor ya se ha desarrollado. Lo mejor es que no pase, que vaya al ginecólogo. El cérvix se puede tocar, es aconsejable que la mujer se cuide durante las relaciones y prevenir con el uso del preservativo.

¿Qué aconseja usted a las mujeres para evitar la aparición del cáncer?
Se recomienda visitar al ginecólogo desde que se comienza a tener relaciones sexuales. El ginecólogo es como el dentista, hay que ir para hacer revisiones. Muchas mujeres después de la terapia contra el cáncer de cérvix cortan las relaciones sexuales por estrés pos traumático porque recuerdan que adquirieron el virus. Además las consultas ginecológicas de este tipo requieren intimidad, no son como tratar un cáncer exterior. Se relacionan con el sexo y es algo tabú para mucha gente. Nosotros en el Negrín hacemos un tratamiento completo, incluso derivamos a las pacientes a un psicólogo si lo necesitan porque así pueden volver a tener una vida normal. Pero fuera se invierte mucho dinero en algunos temas médicos y poco en las investigaciones ginecológicas.

¿Va este tipo de cáncer en aumento?
En principio no, en la sociedad occidental va decayendo. Pero eso no responde a la realidad. También hay inmigrantes en estos países con una gran incidencia de cáncer de cérvix.

¿Es efectiva la vacuna en las jóvenes para evitar este cáncer? ¿Cómo ha de aplicarse?
La vacuna está bien, pero tiene un problema. Si vacunas a toda la población mundial, hoy está comprobado que la incidencia del cérvix se reducirá en unos 30 años. Pero también habrá pacientes que no se pueda vacunar porque no entran en la edad, ya que la vacuna se pone antes de la primera relación sexual, entre los 9 y los 11 años. ¿Creemos que en países como Etiopía o Suriname van a vacunar a todas las mujeres? ¿Crees que en 50 años esa gente no emigrará a otros países y allí detectará el cáncer? La vacuna está bien si te la pones. Te vacunas contra dos o cuatro virus, los más peligrosos, pero esto no quita la necesidad de precaución. Los virus, como el del papiloma, cambian. Te puedes vacunar contra lo que sea, pero eso no quita que pueda contagiarte. .

¿Son entonces las relaciones sexuales la primera causa de cáncer de cérvix?
Eso no es del todo cierto. El virus del papiloma se puede transmitir de varias formas. Además no se trata de alarmar a nadie. La gente no va a dejar de tener relaciones por esto, pero sí influye la forma en que se tienen.

¿Qué recomienda a los nuevos médicos jóvenes?
Les diría que antes de exigir, tienen que dar. Que viajen, que vean otros hospitales. Que hagan este trabajo si es lo que quieren, que si es así no le costará nada. También les recomiendo que hagan investigación preclínica. En definitiva, paciencia. Aquí en Europa puedes acabar pronto de estudiar una carrera como Medicina pero si luego hablas en la consulta con gente que tiene hijos, una familia... te das cuenta que aún eres muy joven para ciertos temas.

¿Qué diferencias observa entre el sistema sanitario de Italia y España?
No conozco el sistema sanitario italiano, pero supongo que como en todos lados hay sitios buenos y malos. En España se hace más braquiterapia que en Italia para el cérvix, mientras que en Italia se dedica más a la próstata. Todo ello tiene su explicación histórica.

¿Es compatible la braquiterapia con los recortes en sanidad?
Si. Lo que importa es hacer el trabajo bien. Con un poco de fantasía se puede hacer todo.

Enlaces recomendados: Premios Cine