07 de diciembre de 2017
07.12.2017
Recomendaciones

Consejos para dejar de fumar el 1 de enero

Te presentamos algunas pautas que te pueden ayudar con este propósito de Año Nuevo

09.12.2017 | 18:03
Seis pautas que te ayudarán a dejar de fumar.

Los beneficios de dejar de fumar

  • Un día: el dióxido de carbono abandona el cuerpo y los pulmones empiezan a expulsar las mucosidades.
  • Dos días: La nicotina ha desaparecido. El gusto y el olfato mejoran.
  • Tres días: Conseguirás respirar mejor, ya que los bronquios se relajan. Además te sentirás más lleno de energía.
  • De 3 a 9 meses: La tos crónica habrá desparecido.
  • Un año: El riesgo de paro cardíaco se reduce a la mitad.
  • En 10 años: El riesgo de cáncer de pulmón disminuye también a la mitad

Dejar de fumar es uno de los propósitos más habituales para el año nuevo. Y es que son muchos los españoles que cada 31 de diciembre se prometen a sí mismos que no volverán a llevarse un cigarro a la boca. O al menos esa es su intención.

Porque alejarse del tabaco, pero merece la pena intentarlo. Cuando se abandona esta práctica tan habitual los fumadores ven como poco a poco su calidad de vida va mejorando (además de su bolsillo): mejoran los sentidos del gusto y del olfato, se respira mejor, disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares o de desarrollar cáncer de pulmón, etcétera.

Y como todo es cuestión de intentarlo, aquí te traemos una serie de consejos para dejar de fumar desde ya.

Comunica tu decisión a familiares y amigos

Las personas que comparten tu vida deben conocer tu intención de dejar de fumar para poder apoyarte en los momentos de mayor debilidad. Siguiendo este consejo también podrás mantenerte alejado de todas aquellas personas que no paran de ofrecerte cigarrillos.

Fija una fecha

Este paso es muy importante. Ponte como meta dejar de fumar a partir de un día concreto, preferiblemente en un plazo de dos semanas después, y establece mientras tanto un plan para lograr ese objetivo.

Cambia tus rutinas

Muchos de los cigarrillos que se fuman a diario son en momentos concretos y de manera inconsciente, por lo que es importante cambiar tus rutinas para conseguir el propósito de dejar de fumar. Si por ejemplo fumas un cigarrillo justo después de tomar un café, cambia esa bebida por un té y puede que notes como poco a poco te olvidas del tabaco.

Elimina los restos de tabaco de tu vida

Deshazte de todo lo que tenga relación con el tabaco, ya sean cigarrillos o ceniceros que tengas por casa. Otro consejo es limpiar la ropa y las cortinas para eliminar el olor que suelen absorber de los cigarrillos.


Así cambia tu cuerpo cuando dejas de fumar.

Practica deporte

El deporte también es capaz de ayudarte a dejar de fumar. Es importante centrarse en cualquier actividad física para evadirte en la más que probable tentación de coger un cigarrillo. También sería interesante planificar una dieta para no engordar durante los momentos de ansiedad. Por ello es recomendable tener a mano tentempiés como zanahorias, frutas frescas o galletas integrales.

Alternativas saludables

A lo largo del día sufrirás tentaciones, ansiedad y ganas de llevarte algo a la boca. Puedes reducir esa ansiedad con alternativas saludables como frutas frescas, palitos de apio o zanahoria. Si necesitas llevar algo a la boca, prueba con un palillo o una rama de canela.

Otra acción que ayuda a seguir adelante con el proyecto es la recaudación de dinero. Coge una hucha y vete acumulando todo el dinero que invertirías en comprar tabaco. Lograrás un buen pellizco a final de mes que podrás utilizarlo en cualquier otro capricho mucho más saludable y enriquecedor.

Pero si todos estos pasos no son suficientes y no consigues dejar de fumar, siempre se puede acudir al médico para que te asesore de la mejor manera posible sobre las técnicas para reducir los síntomas de ansiedad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine