27 de febrero de 2017
27.02.2017

"Los establecimientos sanitarios deberían ser obligatoriamente dirigidos por los profesionales sanitarios"

"El 41% de las quejas de los pacientes que recibimos en el Colegio corresponden a franquicias y cadenas marquistas", destaca Francisco Perera Molinero, presidente del Colegio Oficial de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife

27.02.2017 | 09:53
"Los establecimientos sanitarios deberían ser obligatoriamente dirigidos por los profesionales sanitarios"

Francisco Perera Molinero, Presidente del Colegio Oficial de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife analiza en esta entrevista algunos de los principales temas que preocupan actualmente a los profesionales de la odontología, como la Ley de Regulación de la publicidad Sanitaria o el intrusismo profesional, y analiza diferentes aspectos relacionados con la situación de la salud dental en Canarias.

¿Cuál diría que es el nivel de la odontología que se practica actualmente en Canarias con respecto a otras regiones de nuestro país?

El nivel de la odontología que se practica en Canarias es similar al de otras comunidades de nuestro país. En general nuestros colegiados están bien preparados y realizan tratamientos de una buena calidad.

¿El número de profesionales existentes actualmente responde a los recomendados por la Organización Mundial de la Salud?

En absoluto. En España superamos con creces el número de profesionales de la Salud Oral recomendado por la OMS. En el año 2020 el número de dentistas en España alcanzará la cifra de 40.000, lo que casi triplica el número de dentistas por 1.000 habitantes que recomienda la OMS. La cantidad de facultades de Odontología públicas y privadas existentes en nuestro país es excesiva y la cantidad de odontólogos que se incorporan al mercado laboral en la actualidad es desproporcionada con la necesidad que hay de los mismos. Esto ha propiciado la aparición de los centros que han transformado nuestra profesión en un negocio en el que los ingresos económicos han desplazado a la salud a un segundo plano de importancia.

¿Cuáles son los temas que actualmente ocupan en mayor medida al Colegio Oficial de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife?

El Colegio está ocupado en este momento en tres grandes objetivos que son:

En primer lugar la lucha por conseguir una Ley de Regulación de la Publicidad Sanitaria que permita controlar el disparate publicitario con el que nos encontramos en algunas ocasiones en la oferta de servicios de salud oral.

Por otra parte, la lucha contra el intrusismo profesional que nos lleva a denunciar y perseguir todos aquellos casos en los que personas sin la cualificación académica necesaria traspasan sus límites y tratan a pacientes como si fueran dentistas. Contra estos personajes utilizamos todas las armas a nuestro alcance y nos empleamos a fondo con los medios que la ley nos proporciona.

Además, la formación continua de nuestros colegiados. En este sentido tenemos una Comisión Científica muy activa en el Colegio que tiene organizados cursos y conferencias que cubren prácticamente todos los fines de semana del año. Además estamos muy orgullosos de decir que hemos conseguido que la asistencia a estos cursos no tenga coste alguno para nuestros colegiados, que pueden recibir formación de altísima calidad sin que esto repercuta en su economía. Esto es especialmente importante para los dentistas más jóvenes.

¿En qué aspectos y propuestas concretas incide más la institución que usted preside en esta formación continua y qué elementos se tienen en cuenta a la hora de elaborar el calendario formativo anual?

La Comisión Científica que nombré en la anterior pregunta elabora una encuesta anual en la que se pregunta a la colegiación sobre sus preferencias a la hora de recibir formación. Los resultados de esta encuesta se tienen en cuanta a la hora de organizar el curso académico. Generalmente los temas referidos a la implantología son los que más interés suscitan. De todas formas intentamos contentarlos a todos y ofrecemos una carta de cursos variada en la que se recorren todas las especialidades de la Odontología.

¿Cómo se refleja esta formación continua sobre la población?

Evidentemente cuanto mejor formados estén los profesionales, mejores serán sus tratamientos y mayores ventajas tendrán sus pacientes. Un profesional que no se mantenga al día en sus conocimientos, en poco tiempo quedará desfasado y sus tratamientos serán obsoletos. La odontología está avanzando rápidamente y lo que aprendemos en la facultad no es suficiente para estar al día en los últimos avances terapéuticos.

Supongo que otro asunto que preocupará mucho al Colegio es el intrusismo profesional en un campo tan delicado como el de la odontología. ¿Continúa existiendo este problema?

Una vez que se denuncia un caso de intrusismo, el colegio trata de confirmar que la denuncia es cierta y, en ese caso, intentamos reunir las pruebas necesarias para denunciar en los juzgados una práctica que puede ser muy peligrosa para aquellos pacientes que se ponen en las manos de estos desaprensivos. Los pacientes deben saber que el dentista es el único que puede tocar la boca del paciente (además de los médicos). Permitir que sea otra persona la que haga esto, puede llevar a graves lesiones que, en el peor de los casos, pueden conducir incluso a la aparición de lesiones cancerosas en la mucosa de la boca.

Por otra parte, ¿qué valoración hacen ustedes sobre las promociones y ofertas de tratamientos provenientes de diversas clínicas odontológicas que continúan proliferando en la actualidad?

Hoy en día la publicidad sanitaria no está regulada y esto conlleva la aparición de ofertas de todo tipo, algunas de ellas absolutamente disparatadas y engañosas. Desde los colegios regionales y, por supuesto, desde el Consejo Nacional de Colegios, se está luchando por que se apruebe una ley que regule este tipo de publicidad. Creemos que la sanidad no es algo que pueda "estar de oferta".

¿Corresponden estas promociones y ofertas de tratamientos con la realidad de lo que ofrecen dichas clínicas a sus usuarios?

Esto habría que analizarlo caso por caso, pero lo que si le puedo decir de una forma objetiva es que el 41% de las quejas recibidas por pacientes en el Colegio corresponden a franquicias y cadenas marquistas pese a que estos establecimientos son sólo el 5% del total de las clínicas dentales de Canarias. Esto puede darnos una idea de la respuesta que usted me pide.

¿Cuáles son, en este caso, las medidas que adopta el Colegio para advertir a los potenciales pacientes sobre la necesidad de acudir a centros que ofrezcan tratamientos adecuados y de calidad?

No es una función del Colegio dirigir a los pacientes a una u otra consulta. No sería ético ni legal. El paciente debe sentir que el profesional que lo trata es una persona que se gane su confianza y con la que se sienta cómodo tanto a nivel personal como desde el punto de vista profesional.

Una preocupación de la profesión en nuestros días es que muchos de estos centros no están dirigidos por profesionales de la salud sino por empresarios en los que no siempre prima la salud por encima de los intereses comerciales de esa determinada consulta. Nosotros creemos que los establecimientos sanitarios deberían ser obligatoriamente dirigidos por un profesional sanitario y, en nuestro caso, por un dentista. Sin ir más lejos ¿conoce usted alguna farmacia que no esté dirigida por un farmacéutico?

Cambiando de tema, ¿considera que la población es consciente de la verdadera importancia de mantener una buena salud bucodental?

Francamente creo que no, aunque estamos mejorando en los últimos años. Desgraciadamente no hemos conseguido aún inculcar en la población la necesidad de acudir al dentista dos veces al año para que éste la revise y pueda detectar en sus primeros momentos, de una forma precoz cualquier tipo de patología. Seguimos acudiendo a las consultas sólo cuando tenemos un dolor y, en estos casos, el tratamiento puede ser más complicado y por lo tanto más costoso.

En este sentido, ¿una boca sana equivale a un cuerpo sano?

Sin ninguna duda. Una boca en mal estado de salud puede ser la puerta de entrada de infecciones que afecten a otros lugares del organismo, puede ser la causa de malas digestiones, de alteraciones cardiovasculares, etc. Y por supuesto también hay que tener en cuenta el factor estético que es muy importante para la autoestima del paciente. La boca es una parte más de nuestro organismo no menos importante que otras.

¿Se encuentra en desarrollo actualmente alguna alguna campaña de salud bucodental a nivel insular o nacional?

Ahora mismo en la isla no estamos lanzando ninguna campaña como tal aunque durante los Carnavales participaremos con una serie de cuñas radiofónicas animando a la población a acudir al dentista con regularidad. Más adelante, a lo largo del año participaremos en campañas como la de "Salud Oral y Embarazo" o en la de "Prevención del Cáncer Oral", entre otras.

¿Cuál podría ser el consejo más importante del Colegio para la población con respecto al mantenimiento de su salud bucodental?

La mayoría de los problemas de salud oral se pueden controlar de una forma sencilla manteniendo una correcta higiene oral y acudiendo al dentista cada seis meses. Esto será suficiente para controlar la aparición de la mayoría de la patología o para su detección precoz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine