09 de febrero de 2018
09.02.2018

¿Usas la talla de sujetador correcta? Descubre los riesgos de no llevar la adecuada

Hay tanta variedad y confusión respecto a la talla que es muy difícil acertar con la que necesitamos

10.02.2018 | 07:26
Riesgos de no llevar tu talla de sujetador.

Cada cuerpo es un mundo y acertar con la talla del sujetador no es una tarea nada fácil. Son muchas las mujeres que no saben qué talla utilizan ya que muchas veces varía en función del modelo o de la marca.

Para conocer y acertar con la talla de la copa y del contorno sólo hay que medirse con la cinta métrica. Hay que evitar hacerlo si se está ovulando o se tiene la menstruación ya que a muchas mujeres les cambia el volumen de sus senos en esos días.

Se suele pensar que las tallas 80-85 corresponden a pechos muy pequeños y que en cambio las poseedoras de una 100-105 lo tienen muy voluminoso, aunque nada más lejos de la realidad. La talla o letra del sujetador hace referencia a la anchura o perímetro del tórax.

¿Cómo medir tu pecho?

Para medir el contorno hay que pasar la cinta por debajo del pecho. Esta cifra será la talla del sujetador (80-85, 90?). Para la copa mide el contorno del pecho, justo a la altura del pezón y sin apretar. De esta forma, a la cifra, se le restará la medida del contorno. Es decir, si tienes 90 centímetros de diámetro y 80 de debajo del pecho, el resultado es 10, de manera que necesitarás una copa A.

Mira esta tabla de correspondencias:
- Diferencia de 10 cm: copa A
- Diferencia de 15cm: copa B
- Diferencia de 17.5cm: copa C
- Diferencia de 20cm: copa D
- Diferencia de 22.5cm: copa E.

¿Qué peligros entraña no usar tu talla?

Los sujetadores demasiado pequeños, al igual que los cinturones muy apretados, camisas y pantalones ceñidos o zapatos demasiado estrechos forman parte de la larga lista de ropa y complementos que pueden 'dañar' nuestro equilibrio corporal.

Según explica Manel Domingo, Decano del Colegio de Fisioterapeutas de Cataluña, en ocasiones el origen de patologías físicas banales derivadas del vestir no son fáciles de detectar en la consulta dado que quienes acuden lo hacen muchas veces con ropa distinta a la que emplean en el día a día para su actividad laboral o deportiva.

Es importante llevar un sujetador de deporte con tiras anchas si la actividad física lo exige. Foto: Getty

"Además, el problema no son en realidad las prendas en sí sino el tejido del que están compuestas que no las hacen apropiadas para determinadas actividades laborales o de ocio. Si se van a emplear ropas ajustadas éstas deberían ser de tejidos elásticos y transpirables para poder adaptarse al cuerpo y absorber el sudor", comenta Domingo.

Los dos aspectos más importantes a tener en cuenta en el uso del sujetador son emplear la talla correcta y que los tirantes tengan una anchura adecuada. Si se emplea una talla más reducida de lo conveniente se limita la movilidad y existe una compresión muscular que impide la movilidad y poder respirar bien, dado que se restringe la expansión y retracción de la caja torácica.

Además, las tiras ajustadas y estrechas ejercen una presión sobre la musculatura de la zona del hombro y en concreto en el músculo supraespinoso que es el que da movilidad al hombro.

"Es bien visible cuando existe un problema en este sentido porque al quitar el sujetador es posible observar la marca del tirante y cuando el problema ha ocasionado una reacomodación muscular y la marca permanece tiempo después de quitar la prenda la situación es más grave. Es importante por ello emplear sujetadores con tiras más anchas que eviten la presión y evitar dormir con el sujetador puesto", comenta el fisioterapeuta.

Si además la mujer tiene una ocupación laboral en la que debe mover cargas o realiza deporte se deberían utilizar sujetadores especiales, reforzados en la parte de abajo, tipo camiseta. "Es común entre las mujeres que corren que pueda presentarse dolor en el pecho (mastitis) por ello es importante emplear estos sujetadores más adaptados a la actividad aunque se pierda en la estética", señala Domingo.

En definitiva, es importante emplearnos a fondo a la hora de comprar aquellos sujetadores que se adapten bien a nuestros pechos y evitar así que nos limiten la movilidad, nos dificulten la respiración o nos causen dolor en el pecho.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine