11 de noviembre de 2016
Olores

Así debes aplicarte el perfume para que dure más

Sácale el máximo partido a tu fragancia preferida para que te acompañe más tiempo

14.11.2016 | 17:41
Trucos para que tu perfume dure más tiempo.

A la hora de aplicarse el perfume, todo el mundo tiene sus rituales. Sin embargo, en ocasiones nos da la sensación de que el olor se marcha al cabo de poco tiempo, o no sabemos con exactitud cuáles son los puntos en los que es recomendable aplicarse las gotitas, si hay que rociar la ropa o el cabello...

Si quieres sacarle el máximo rendimiento a tu frasco de perfume, te ofrecemos unos consejos para que tu olor preferido te acompañe durante más tiempo.

Piel limpia

Es imprescindible echarse perfume cuando la piel esté limpia e hidratada, por eso lo ideal es hacerlo después de ducharte ya que los poros están abiertos. Es recomendable utilizar una loción de la línea del perfume que utilizas para intensificar su olor. Si no, una crema hidratante neutra o vaselina será la base ideal.

Puntos clave


Foto: Getty Images

Los lugares idóneos para echarte tu perfume son en aquellos en los que late el pulso como en las muñecas, detrás de las orejas, en las clavículas o incluso detrás de las rodillas. ¿Por qué? Porque la temperatura de estos puntos es algo más elevada a la del resto del cuerpo y el perfume se evapora más lentamente.

Retoques al cabo de un rato

La vida del perfume no es eterna, su fragancia suele desaparecer al cabo de seis horas. Por ello, es recomendable, si vas a estar todo el día fuera, que lleves en el bolso un pequeño aplicador para darte unas gotitas al cabo de las horas. De todas formas, ten en cuenta que nuestro olfato se acostumbra al olor, y quizás no lo percibamos pero los demás sí... así que no te bañes en perfume.

Opta por sustancias fuertes

Si quieres que el aroma dure más, declínate por aquellos que mezclen notas de madera, olores a cedro, oyamel o clavo.

No mezcles aromas

Si durante el día notas que tu perfume te ha abandonado y quieres cambiar de fragancia no te apliques otro aroma antes de ducharte y cambiarte de ropa. La mezcla de dos aromas deliciosos no suma una fragancia colosal, más bien al contrario.

No apliques el perfume sobre la ropa


Foto: Getty Images

Corres el riesgo de manchar las prendas delicadas si le aplicas unas gotas de perfume, sobre todo si su base es oleosa. Si quieres que tu ropa huela a esa fragancia tan rica, prueba con echarle unas gotitas a tu plancha de vapor cuando alises las prendas que te quieras poner.

Dónde guardarlo

Muchas veces dejamos los perfumes en el baño, expuestos a las fuertes luces del tocador, la humedad de la ducha, el calor de la calefacción... todos estos factores pueden alterar su fragancia. Lo recomendable es guardarlo en un lugar seco y oscuro, a poder ser dentro de su caja original.

Diez centímetros de distancia

La mayoría de los perfumes aguantan más tiempo y se distribuyen mejor cuando son rociados a unos diez centímetros de distancia de la piel. De esta forma el aroma se pulveriza en toda la zona.

Con todos estos consejos en mano, lograrás que tu aroma preferido te acompañe durante más horas, sintiéndote aseado y fresco por más tiempo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine