La alta costura se da cita en el Archipiélago

El triunfo de la expresión abstracta

La tinerfeña Bea de la Rosa gana el VIII Concurso de Jóvenes Diseñadores con un homenaje al arte

19.03.2016 | 00:18
El triunfo de la expresión abstracta
El triunfo de la expresión abstracta

El expresionismo abstracto de la tinerfeña Bea de la Rosa triunfó en la noche de ayer por encima de cualquier otra colección en la Caja Negra del Recinto Ferial de Santa Cruz de Tenerife. La santacrucera, de 30 años, se hizo con el primer premio del VIII Concurso de Jóvenes Diseñadores gracias a su propuesta, La expresión de lo abstracto, que es, además, su primera incursión en el mundo de la moda.
Bea de la Rosa ganó en la noche de ayer un premio en metálico de 3.000 euros, mientras que el catalán Miguel Ángel Ibáñez, con su colección Akelarre, se hizo con el segundo galardón, de 2.000 euros. En esta ocasión, fueron 60 los jóvenes que se presentaron a esta última edición del certamen impulsado por el Cabildo de Tenerife, a través de Tenerife Moda, pero ayer solo tuvieron la opción de mostrar sus colecciones cinco finalistas, llegados desde diferentes partes de España.

Un recorrido por los vencedores de las otras siete ediciones del concurso fue el modo elegido por la organización para dar inicio a la cita de anoche, que dio comienzo a las 21:00 horas. Miguel Ángel Ibáñez fue el primero en mostrar su propuesta. Las brujas se hicieron con la pasarela del Recinto Ferial cuando comenzó a sonar una melancólica música que permitió que todo el público que se congregó en la Caja Negra se pudiera transportar a un mundo de ensueño. Su colección contó con modelos tanto para hombre como para mujer, todos ellos en tonos negros, grises y rojos.

La también catalana Sara Rello mostró su colección Un cielo de hojas en segundo lugar. Su propuesta, pensada para el verano, estuvo acompañada por flores y pájaros y provocó que más de un espectador deseara con todas sus ganas que al fin llegue la primavera. Los colores claros, como el blanco y el rosa, así como algún que otro tono de verde intenso, fueron los protagonistas de sus looks, pensados para la mujer.

Sergio Parrales se inspiró en el cuadro de Zabaleta, Aceituneras, para dar forma a su colección Lozanía, una propuesta que trasmite, en cada uno de sus modelos, su amor por su tierra natal, Sevilla. Cada una de sus propuestas era una clara demostración de la fuerza de los trabajares del campo andaluz. Todo ello con ropas amplias y colores blancos y grises.

A continuación fue el turno de la tinerfeña, y triunfadora de la noche, Bea de la Rosa, quien mostró al público la belleza del arte expresionista. La expresión de lo abstracto es la primera colección a la que da forma la diseñadora, quien se ha encargado de estampar las telas que ha utilizado para los diferentes diseños, pensados para hombres y mujeres. Durante su desfile, la santacrucera fue capaz de meterse al público en el bolsillo y dos de sus creaciones fueron las únicas que despertaron una ovación entre los asistentes a lo largo de todos los desfiles.

Por último, las hermanas Giammarino fueron las encargadas de transportar al público a los cuentos de princesas. Inspiradas en los looks de los años 40 y 50, las italianas Rosanna y Ambra mostraron una colección llena de color y elegancia, que llevaba por título Princesses right now. El toque actual a las modelos se lo dieron las jóvenes –afincadas en El Médano– con varias gafas de sol y bolsos que parecían que invitaban a los espectadores a salir de la pasarela para ir, directamente, a las calles de una gran ciudad a mostrar sus imágenes impecables.

El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, prometió durante la mañana de ayer que el Concurso de Jóvenes Diseñadores sería "un espectáculo de originalidad y talento" y parece que no se equivocó. El responsable insular destacó el carácter internacional que adquiere este certamen este año gracias a la intervención de la diseñadora portuguesa Sandra Vieira.

Así, tras la exhibición de los cinco finalistas, llegó el turno de la diseñadora portuguesa. La invitada mostró su colección otoño–invierno Wintermoon. Basada en las diferentes fases de la luna, la propuesta de la creadora de origen sudamericano se centra en una mujer fuerte y elegante, capaz de hacer frente a cualquier obstáculo.

Los largos meses de trabajo se vieron recompensados ayer con el caluroso aplauso que el público otorgó a cada uno de los finalistas. Pero no solo los jóvenes diseñadores llevaban tiempo preparándose para esta cita, puesto que el certamen también contó con la participación de hasta 40 modelos de las Islas. Entre ellos, el público pudo ver diferentes caras conocidas. Entre ellas se encontraban la Reina del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife, Cecilia Navarro, y la Primera Dama de Honor, Flavia Martínez, quienes demostraron que sus carreras en el mundo de la moda van mucho más allá de las carnestolendas chicharreras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine