Consejos para superarlos

Los complejos más comunes de hombres y mujeres

Asimilar las partes de tu cuerpo que te desagradan te ayudará a aceptarte y a reconciliarte contigo mismo

26.01.2016 | 18:43
Los complejos más comunes de hombres y mujeres

Cómo superar los defectos físicos

  • Identificar qué nos molesta y cuál es el origen del complejo
  • Existen dos formas de plantarle cara:
  • 1. Modificar el rasgo físico que nos acompleja: cambiando nuestros hábitos de vida, realizando ejercicio, cambiando de look, sometiéndose a cirugía...
  • 2. Aceptar el rasgo que tanto nos desagrada: aceptarse y reconciliarse con uno mismo nos ayudará a ver las cosas desde otra perspectiva

En la competitiva sociedad occidental, en el que se pretende que cualquier individuo tiene que ser el mejor y el más guapo, es muy fácil que sentirse "decepcionado" con uno mismo si no cumples las expectativas. Esta autoflagelación aumenta con los constantes estímulos de cuerpos perfectos que la televisión, la publicidad y el cine se encargan de proyectar.

Aunque se sepa que las 'celebrities' lucen perfectas ayudadas de Photoshop y tratamientos millonarios, a veces es inevitable querer cambiar algunos aspectos de nuestro cuerpo.

Saber cuáles son las principales preocupaciones acerca del físico, tanto de hombres como de mujeres, nos puede llevar a aceptarnos mejor, a entender que nadie es perfecto y que son nuestras imperfecciones las que nos hacen únicos.

¿Qué acompleja más a las mujeres?

Los kilos de más:

Muchas veces tener complejo de 'estar gorda' no está provocado por unos 'kilos de más, sino por unos cuantos problemas de autoestima. Lo más probable es que conozcas a una mujer acomplejada por su peso sin que esté gorda. No tener una talla 36 no significa estar gorda; es mejor no hacer demasiado caso a los cánones establecidos.

Pero si no te gusta tu cuerpo porque crees que le sobra algún kilo o michelín la solución está a tu alcance: lleva una alimentación equilibrada y baja en grasas e incorpora el deporte a tu vida para decir adiós al sedentarismo. Lograrás un cuerpo más atlético y sano.

Tener celulitis

Desgraciadamente no existe una píldora contra la celulitis. El único truco que hay para reducir la piel de naranja, consiste en ser constante en unas cuantas rutinas: beber agua, realizar ejercicio, utilizar buenos productos contra la celulitis y aplicarlos de forma continuada, no fumar, llevar una alimentación rica en fibra y verduras; no utilizar ropa demasiado apretada...


Tener los pechos pequeños

Se trata de uno de los problemas más típicos y comunes. El canon de belleza actual dibuja a una mujer delgada con grandes senos; no obstante, por regla general, las chicas delgadas no suelen tener una delantera prominente. Por lo tanto, se trata de un estereotipo irreal, pero que causa complejo a muchas chicas.

La solución más inmediata es recurrir a un aumento de pecho, pero también es la opción más peligrosa (pasar por el quirófano siempre implica un riesgo). El aumento en la talla del sujetador no hará desparecer la baja autoestima que puede haber detrás del complejo.

Además, tener poco pecho tiene varias ventajas como más facilidad a la hora de hacer deporte, poder lucir varios tipos de escotes sin lograr un look excesivo, o comprar un traje de baño o sujetador, sin tener que estar pendientes de la sujeción, el tejido...


Ser bajita

Hay mujeres que nunca se bajan de sus tacones y no porque les resulte cómodo, sino porque no se sienten a gusto con su estatura normal. En lo referente a complejos físicos hay dos maneras de superarlo: una es cambiando ese rasgo que nos inquieta y la otra es aceptándolo. En el caso de la altura, como no se puede modificar, sólo podemos aceptarnos tal como somos.


¿Qué acompleja más a los hombres?

Tener mucho vello

Se trata de un problema estético que produce grandes frustraciones. Los hombres con demasiado pelo no resultan atractivos para las mujeres. Por ello, cada vez más los hombres recurren a la depilación tanto la cuchilla, como la cera, como el láser... Sobre todo en las partes del cuerpo en las que tener demasiado pelo es más antiestético: espalda, cuello, pecho, etc.


Ser bajito o tener complejo de Napoleón

Históricamente se ha destacado la importancia de que el hombre fuera más alto que la mujer, ya que el sexo femenino se siente más atraído por los altos, le dan más seguridad. En nuestro código genético, el hombre primitivo se puso de pie para pelear con sus enemigos y defender a su familia.

Lo único que se puede hacer ante una estatura que nos acompleja, es aceptarnos y tomarlo con humor.


La nariz:

La nariz es un apéndice muy difícil de disimular: demasiado grande, aguileña, ancha... Muchos hombres se sienten acomplejados por su nariz, aunque la verdadera lectura está en pensar que una nariz diferente hace a una persona diferente: si tu nariz es especial, es porque tú eres especial.


La calvicie:

La calvicie es una de las grandes pesadillas del género masculino; con la pérdida del cabello sienten que pierden atractivo y que envejecen antes. La mayoría de hombres lo acepta, pero sin sentirse a gusto con su nueva apariencia.

Sin embargo, la calvicie tiene su atractivo. Una investigación de la Universidad de Pensilvania sostiene que los hombres completamente calvos son percibidos más fuertes y dominantes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine