Vello facial

Cinco trucos para dejarte una barba impecable

Si estás pensando en dejar de afeitarte por un tiempo, sigue nuestros consejos para mantenerla cuidada

11.08.2015 | 16:04
La barba es cómoda pero también necesita cuidados.

A todos nos surge la pregunta en algún momento de nuestra vida; ¿y si me dejo barba?

 Ante la perspectiva de dejar que florezca nuestro vello facial nos asaltan muchas dudas, y más, si es la primera vez que dejamos que nuestra barba crezca: ¿Qué clase de barba pega con mi estilo?, ¿cómo cuido mi barba?, ¿corta o larga, ¿cómo la retoco?...

Para combatir la incertidumbre de aparcar la cuchilla de afeitar por un tiempo, te ofrecemos 5 consejos para conseguir una barba envidiable:

Ten paciencia. Una buena barba tarda tiempo en crecer y en alcanzar cierto grado de frondosidad y volumen.

Las calvas tienen solución. Cuando dejas crecer tu barba, es posible que encuentres que en ciertas zonas apenas crece el pelo o no crece nada. Tranquilo, estas calvas suelen desaparecer o cubrirse con el resto de la barba. Si persisten, existen otras opciones de vello facial como el bigote o la perilla. Explora esas opciones tú mismo.

Las primeras semanas es posible que pique. Cuando el vello empieza a crecer, es normal que te pique. El pelo aún está corto y grueso. Si te causa molestias, es fácil evitarlo utilizando productos hidratantes.

Elige tu estilo y recórtala con cuidado. Cuando ya tengas buen nivel de barba, escoge la forma que deseas darle. Recórtala a tu gusto con cuidado. Hazlo siempre con la barba seca para evitar trasquilones.

No descuides el cuidado y el aseo de tu barba. El pelo de la barba es diferente al del resto del cuerpo y por ello requiere un cuidado diferente. Un aseo acertado puede marcar la diferencia entre una barba suave y cuidada y una barba áspera y desaliñada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine