21 de noviembre de 2016
ÚLTIMA HORA
El 'no' se hace con la victoria en el referéndum en Italia, según proyecciones iniciales
Consejos

Diez cosas que llevas limpiando mal toda la vida

Si los métodos de siempre no te funcionan, con estos trucos harás que tu casa luzca como nueva

21.11.2016 | 17:14
Olvídate de frotar a fondo el microondas con un trapo.

Hay veces que por mucho que limpiemos algo es imposible quitar la suciedad. Limpiar la grasa del horno o del microondas parece algo imposible que sólo aquellos que tengan los mejores productos de limpieza son capaces de conseguir.

Sin embargo, este problema suele ocurrir porque no limpiamos las cosas como en realidad se debería hacer. Por eso te presentamos diez trucos caseros para poner fin a la suciedad en diez electrodomésticos y utensilios que llevabas limpiando mal toda la vida.

1. El microondas
Los días de frotar con todas tus fuerzas la grasa del interior de este pequeño electrodoméstico se acabaron. Llena un recipiente con agua y vinagre y caliéntalo en el microondas durante un par de minutos. El vapor que se creará hará que la suciedad se suelte fácilmente y podrás quitarla pasando un trapo.

2. La tabla de cortar comida
¿Cuánto tiempo te has pasado frotando las grietas de estas tablas de madera con un estropajo? Pues bien, con este sencillo truco ya no tendrás que volver a hacerlo. Para eliminar las bacterias y los restos de comida que se quedan en las grietas de esta tablas, frota contra las mismas medio limón y un poco de sal gorda. Después, lava la tabla con un poco de jabón y agua para que quede como nueva.

3. El horno
Para limpiar el horno fácilmente, crea una pasta a base de bicarbonato de sodio y agua, extiéndela por el interior del electrodoméstico y déjala actuar toda la noche. A la mañana siguiente, quita la mezcla con un trapo, rocía el interior del horno con un poco de vinagre y enciéndelo durante unos minutos para que se seque.


Thekitchn

4. Las bandejas del horno
Y si limpiamos bien el horno, ¿Por qué no las bandejas? Prueba a mezclar agua oxigenada con un poco de bicarbonato sódico y frota el resultado sobre estas bandejas. Déjalo actuar durante unas horas y después retíralo fácilmente con un trapo.

5. La cafetera
Si tu café empieza a saber un poco raro, antes que cambiar de cafetera prueba a limpiarla como es debido. Llena la mitad del depósito de la misma con agua y la otra mitad con vinagre y ponla a funcionar sin café.

6. Los cepillos de dientes
Muchos creen que con pasar por agua el cepillo de dientes ya es suficiente. Sin embargo, además de cambiarlo cada tres meses, si quieres evitar problemas dentales prueba a meter el cepillo en un vaso con vinagre blanco durante varias horas. Después solo tendrás que aclararlo bien para volver a disfrutar de un cepillo de dientes limpio y libre de bacterias.

7. Los cuadros
Si no quieres dejar llenos de polvo los cuadros que tienes por casa pero te da miedo estropear la pintura al limpiarlos, prueba a frotar sobre ellos un poco de pan de molde.


WikiHow

8. Los juguetes
Los juguetes de los más pequeños son un cúmulo de bacterias. Los niños los tiran al suelo, los pisan, se los llevan a la boca y, en definitiva, se pasan el día con ellos. Lo mejor para que tus hijos no enfermen fácilmente es meter los juguetes directamente al lavavajillas, en lugar de lavarlos uno a uno a mano. Hay que tener cuidado que el plástico duro con el que están hechos no se rompa o se queme durante el lavado.

9. El rallador de queso
¿Cuántos estropajos has estropeado intentando limpiar este utensilio? Ahora eso se acabó. Para limpiar un rallador de queso frota sobre él una patata. El ácido oxálico de este tubérculo limpiará los agujeros del rallador.


GettyImages

10. La alcachofa de la ducha
Esta parte del baño suele ser una de las que se limpian con menos asiduidad, aunque en ella se acumule un sinfín de bacterias. Un truco para que la alcachofa de la ducha quede reluciente consiste en colocar una bolsa de plástico llena de vinagre sobre la misma y dejarla ahí fija alrededor de una hora. Después, pasa un trapo húmedo y verás cómo tu ducha parece nueva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine