Ideas para Halloween

Decoracion para Halloween casera: cómo hacer velas flotantes con rollos de papel

Sorprende a tus invitados la noche más terrorífica del año con esta idea tan original y sencilla

21.10.2016 | 20:50
Decoración para Halloween casera: velas flotantes.

Si eres fan de Harry Potter este Halloween podrás hacer que tu casa se convierta en Hogwarts sin tener que echar mano a la varita. Durante años el colegio ha iluminado sus estancias con tenue luz de vela, ahora esas velas encantadas flotarán también sobre tu cabeza, aquí te diremos como conseguirlo.

Materiales: rollos de papel, luces LED, tijeras, pegamento, chinchetas, papel blanco, pintura acrílica branca o color crema, un contenedor de plástico, una pistola de cola caliente y pegamento en barra, sedal o un cable (ancho de 25mm)

Los rollos de papel serán el cuerpo de tus velas mágicas. Para hacerlas más realista, mide los rollos y córtalos de diferentes tamaños, aunque es mejor que no bajen de 15 centímetros. Puedes crear todas las que quieras, solo depende del espacio que quieras cubrir con ellas.

¡Cuidado! Actúa siempre con seguridad cuando uses tijeras, no te vayas a cortar.

Cuando hayas cortado los rollos de papel aplica una capa de pintura blanca y deja que se seque.

Para que nuestra creación parezca lo más auténtica posible tendremos que dar la sensación de que las velas se están consumiendo. Para hacer esto empieza a calentar la pistola de cola caliente, pero cuidado, nunca toques la cola caliente o la punta de la pistola.

Llena un borde del tubo de cola caliente (no más de centímetro y medio) y recrea las gotas que caen con ella. Normalmente estas gotas son de entre 3 a 5 centímetros de largo, pero también pueden llegar hasta el final de la vela. Lo adecuado es ir variando la largura, así parecerá más real. Además, ten cuidado y evita que la cola entre dentro del rollo o será más difícil insertar las luces LED después.

Como la cola no es tan fácil de pintar como la cartulina es mejor si llenas un pequeño bote de plástico con pintura blanca e inserta la punta de la vela en él. Deja un par de segundos para que se seque y verás que las gotas se mezclan con el resto de la vela con mayor naturalidad.

Utiliza una chincheta para hacer dos agujeros en paralelo cerca de la parte superior de la vela. Las luces LED se colocarán en la cabeza de la vela y su base suele ser de más o menos un centímetro de alto, por lo que es recomendable que los agujeros estén a esta distancia del final del rollo de papel.

Corta la seda para pararla a través de los agujeros, sin miedo a que te quede demasiado largo, entre 25 y 50 centímetros. Después une los bordes o bien con un nudo o con la cola caliente.


Fotos: Hpwishlist

Corta un trozo de papel del tamaño de la base del rollo de papel, lo suficiente para poder taparlo. Después, con el pegamento en barra sella la parte baja del rollo. Las luces LED las podrás encontrar en grandes almacenes, tiendas de artesanía u online.

Coloca la luz LED en la parte superior del tubo, de tal forma que se sostenga en la seda. Así no necesitarás usar pegamento y podrás reutilizar las luces en un futuro.

Cuelga las velas

Hay varias formas de colocar las velas de forma barata y que no dañe la casa.

Con cinta: Si tus velas son lo suficientemente ligeras, intenta utilizar cinta transparente o tiras adhesivas para colgarlas del techo. Esto no servirá para superficies texturizadas.

Tul: El uso de tul negro o azul oscuro estimularán el cielo de la noche (algo muy característico del comedor de Hogwarts), y te ofrecerá una superficie por la que colgar tus velas. Podrás usar ganchos o clips.

Corcho: Haz agujeros en el corcho y mete la seda a través de ellos. Asegúralos haciendo un nudo en ganchos o clips que colocarás en el extremo opuesto y cuando ya estén todas utiliza un adhesivo seguro para pegarlo sobre el techo. Esto no servirá para superficies texturizadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine