Día mundial del Turismo. El Hierro

El Pinar, naturaleza y turismo

El municipio herreño es el marco ideal para practicar actividades al aire libre

27.09.2017 | 21:37
Imágenes de El Pinar
El Pinar, naturaleza y turismo

El Pinar de El Hierro ha cumplido el pasado 15 de septiembre el décimo aniversario de su constitución. Está situado en la cara sur de El Hierro en una zona con gran valor paisajístico, ambiental y etnográfico. Su capital cuenta con una población de casi dos mil habitantes.

El monte de pinos canarios gigantes que ocupan gran parte del territorio da nombre al municipio, denominación que se toma de la riqueza forestal que durante siglos ha marcado la vida de sus vecinos, cuyo fruto, la piña, supone el gentilicio de los habitantes de este municipio.

El Pinar es el marco ideal para practicar diferentes actividades al aire libre como paseos por senderos en bicicleta, a caballo o a pie, que servirán para descubrir y admirar la increíble naturaleza que posee El Hierro.

Además, cuenta con interesantes atractivos culturales como la sala La Restingolita, el Centro de Interpretación Geográfico o el Centro Vulcanológico.

Igualmente, el municipio es un polo de atracción gastronómico donde degustar no solo pescados frescos en los numerosos restaurantes diseminados por la geografía local, sino el resto de productos locales que gozan de una gran calidad debido a la vinculación histórica de El Pinar con la agricultura. Además estos productos locales se pueden encontrar cada sábado en el Mercadillo municipal del agricultor.

El Julan, legado de los bimbaches

Los bimbaches han legado numerosos petroglifos, que pueden admirarse en diversos puntos de la isla y aún no han podido ser descifrados, pero los ubicados en El Julan son, sin duda, los más extensos.

La zona arqueológica de El Julan, al sur de la isla, corresponde a un asentamiento bimbache único de sus características hallado hasta hoy en Canarias. Tras el descubrimiento de este conjunto arqueológico, se creó un Centro de Interpretación para la difusión del patrimonio arqueológico de la zona, donde el visitante se transporta en el tiempo entre los yacimientos que establecieron los orígenes de la cultura de este pueblo.

Faro de Orchilla, la luz al nuevo mundo

Uno de los puntos de visita obligada es el Faro de Orchilla, lugar por el que antiguamente pasaba el Meridiano Cero y que se enclava en un entorno volcánico completamente aislado. Aquí podemos disfrutar de hermosos atardeceres, contemplar las estrellas y disfrutar de la paz que se encuentra en el silencio absoluto. La silueta de este faro fue lo último que divisaron los miles de emigrantes que lo vieron sumergirse en el mar mientras navegaban hacia América.

Se suele decir que Canarias es un continente en miniatura, porque se puede pasar de la nieve a la playa en un par de horas. El Hierro al ser la isla más pequeña del archipiélago tiene esta cualidad aumentada, de manera que en minutos se pasa de frondosos montes de laurisilva o pinar a desiertos de lava, volcanes y misteriosas cuevas.

La Restinga, la puerta al Mar de las Calmas

La Restinga se ha convertido en un tranquilo enclave turístico para quienes buscan la tranquilidad y el descanso. Es un pueblo costero que vive del mar, y que tiene garantizado el sol casi todo el año por estar fuera de la influencia de los alisios. Cuenta en su costa con numerosas calas en las que se han formado pequeñas playas de arena volcánica y donde se emplaza un importante puerto pesquero.

Centenares de deportistas vienen desde todas partes de Europa a La Restinga para hacer submarinismo, por sus aguas cristalinas y la biodiversidad marina que se puede encontrar en la zona. Además, el buceo deportivo bajo control, está totalmente permitido en La Restinga, y cuenta con diez centros especializados de buceo.

Este pequeño pueblo pesquero cuenta con varios restaurantes y terrazas al borde del mar en la que pasar una tarde o noche animada junto a un plato de camarones frescos. Asimismo es el destino ideal para viajar con niños, ya que sus reducidas dimensiones y su pequeña playa de arena negra permiten que los niños deambulen con libertad y seguridad.

En la costa de La Restinga, comienza la Reserva Marino-pesquera del Mar de Las Calmas, llamado así porque este mar está en bonanza prácticamente todo el año. Aquí se pueden avistar ocasionalmente magníficos ejemplares como la ballena jorobada o la ballena azul, así como los tiburones ballena o el tiburón solrayo. En lo que respecta a la flora marina destacan los corales negros y otras especies de gran valor.

El Mar de Las Calmas es, sin duda, uno de los mejores fondos marinos del mundo.

Gracias a una naturaleza inigualable, complementada por una gastronomía de calidad y una tranquilidad envidiable, El Pinar se ha convertido en el lugar perfecto para disfrutar de unas vacaciones para los amantes de las actividades en la naturaleza, gracias a los cueles se han afianzado eventos tan importantes como la Travesía a nado Mar de Las Calmas o la Magma Bike.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine