05 de enero de 2018
05.01.2018

Casi 30 familias de Tegueste se han beneficiado de la Ludoteca Municipal de Pedro Álvarez estas navidades

La Ludoteca Municipal de Tegueste, con capacidad para unos 40 menores de entre 4 y 14 años, se encuentra en el Centro Cultural de Pedro Álvarez.

05.01.2018 | 12:36
Se realizaron múltiples actividades dentro del periodo de funcionamiento de la Ludoteca.

Con su reapertura el pasado mes de diciembre, casi 30 familias de Tegueste se han beneficiado de la Ludoteca Municipal de Pedro Álvarez "El Barco de Madera", que ya ha finalizado su actividad durante la época de navidad y de la que formaron parte un total de 36 niños y niñas del municipio teguestero.

Durante este periodo, los y las menores realizaron varias actividades al aire libre en los alrededores del barrio (la plaza, cancha deportiva€) además de otras actividades dentro del recinto como un muñeco de arroz con nieve, un árbol de los deseos para este año nuevo y otras muchas actividades y juegos guiados.

Actualmente, gran parte del tiempo libre de los menores está marcado por las nuevas tecnologías. La televisión, el ordenador y las consolas han sustituido a juegos tradicionales más favorables para el desarrollo de sus capacidades. Por ello, la recuperación de formas de diversión que sirvan de apoyo a la educación infantil se ha convertido en una necesidad para la población.

Esta ludoteca se encuentra en el Centro Cultural de Pedro Álvarez y tiene capacidad para unos 40 menores de entre 4 y 12 años. El servicio, perteneciente al Área de Bienestar Social del Ayuntamiento, es un recurso que cubre las necesidades de ocio de los más pequeños y, en ocasiones, supone un apoyo para familias con dificultades para conciliar la vida laboral y personal.

Las actividades de la Ludoteca giran en torno a juegos y talleres, pero se desarrollan dentro de unos objetivos y estrategias planteadas en la programación, cumpliendo funciones pedagógicas, sociales, culturales y comunitarias. Así, los usuarios y usuarias desarrollan capacidades como la creatividad y a su vez interactúan con otros niños y niñas con los que comparten no sólo juguetes, sino decisiones y normas.

Entre los objetivos generales del proyecto destacan el fomento de actitudes de tolerancia, participación y aceptación de normas; educación para el consumo responsable y respeto al medio ambiente. Las acciones se programan en función de la edad, el número y estado de ánimo de los participantes. Así, junto a los juegos de mesa o tradicionales, se desarrollan otras actividades como manualidades, talleres de reciclaje o salidas al exterior.

En positivo

La concejala de Bienestar Social del Ayuntamiento de Tegueste, Giovanna del Castillo, destaca que "más allá de la diversión, el juego es un instrumento fundamental para la educación en valores, ya que reúne tres aspectos imprescindibles: pensamiento, sentimiento y actuación. Constituye su clave relacional y reproduce estructuras y mecanismos sociales como la existencia de unas reglas y la importancia de tener metas u objetivos. Además, hay juegos cooperativos específicos, como Educación para la Paz, que trabajan conceptos como la solidaridad, la autoestima, el diálogo, la ruptura de jerarquías y la confianza".

A través del juego, los niños y niñas desarrollan diversos parámetros de su personalidad, como la afectividad, la capacidad cognitiva, la creatividad y la sociabilidad.

"La Ludoteca Municipal de Tegueste cumple con la función pedagógica ideada en el proyecto, ya que contribuye al aprendizaje de valores y actitudes positivas, así como con la función social, compensando las diferencias socioeconómicas que puedan existir entre las familias", concluye la responsable de Bienestar Social de la Villa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine