03 de abril de 2018
03.04.2018

Alonso anuncia un "pacto de rentas" para ayudar a sostener el crecimiento

Aboga por generar un debate en la sociedad que lleve a un aumento inclusivo de los salarios

06.04.2018 | 10:57
Rueda de prensa.

El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, anunció la convocatoria de un "pacto de rentas" para generar un debate con empresarios y sindicatos en el que se aborde el incremento de los salarios "de una manera razonable e inclusiva". Hizo estas declaraciones en la presentación del Boletín de Coyuntura Económica, en el que se refleja que durante el cuarto trimestre de 2017 la Isla experimentó un crecimiento consecutivo, del que participaron todos los sectores de la economía.

Carlos Alonso indicó, en compañía del vicepresidente socioeconómico insular, Efraín Medina; el presidente de la Cámara de Comercio, Santiago Sesé y su directora general, Lola Pérez, que desde el Cabildo "vamos a dar un paso adelante para liderar el debate que se debe de producir y las acciones que se deben producir en infraestructuras y ahora también en rentas, pues es necesario para ayudar a sostener el crecimiento de la Isla".

El presidente de la Corporación explicó que para llegar a ese debate se van a hacer tres cosas. La primera de ellas será promover, en coordinación con los enlaces sindicales, la Cámara de Comercio y la CEOE, este "pacto de rentas", y en el marco de lo que es "posible" se apueste por el aumento de las mejoras salariales para los convenios que están ahora negociándose, propiciando una mesa de trabajo "para que tengamos todos claros, como sociedad, que es necesario mejorar los salarios".

En segundo lugar, y en la medida de las posibilidades "puesto que el Cabildo no tiene competencias en ello" –apuntó- se establecerán una serie de mejoras para las pensiones que no han podido crecer a lo largo de este periodo al mismo nivel que el IPC. Así, parte de los servicios que el Cabildo oferta para personas con menores pensiones, tendrán un mayor descuento, como es el ejemplo de transporte o los servicios culturales o de ocio que el Cabildo ofrece.

La tercera de las medidas anunciadas por Carlos Alonso será la proposición, en línea con lo que se ha promovido en el marco estatal, de una mejora de salarios de los empleados públicos, "para poder llevar hasta el límite esos incrementos y dar ejemplo, pues somos la principal empresa de la Isla, para animar e impulsar el debate con hechos reales", insistió. Especificó que estas acciones se van a empezar a trabajar la próxima semana "y espero que eso llegue a que el crecimiento que tenemos en la isla de Tenerife sea un crecimiento sostenible, sin populismo, que podamos crecer en lo que nos podamos permitir crecer, pero que sea también inclusivo, teniendo en cuenta a todo el mundo, tratando con ello de abrir los ojos a una realizad que existe en Tenerife", añadió.

El presidente de la Cámara de Comercio, Santiago Sesé, apoyó la propuesta de generar el debate entre agentes económicos y sociales, y abogó por "aplicar reformas para adaptarse a los nuevos cambios económicos". Por su parte, la directora general de la Cámara, Lola Pérez, resaltó el aumento de actividad de la industria y la recuperación de la construcción, así como el aumento de más de 12.000 afiliados a la Seguridad Social y los 371.000 ocupados que tiene la Isla.

El Boletín de Coyuntura Económica, documento que elabora el Cabildo en colaboración con la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, informa sobre los datos de la economía insular, y en esta ocasión sobre el cuarto trimestre de 2017. Así, la Isla experimentó un crecimiento consecutivo, del que participaron todos los sectores de la economía. Entre ellos destacan los buenos registros turísticos, con aumentos tanto en la entrada de turistas extranjeros como nacionales y en el gato que realizaron; así como la demanda interna, tal y como reflejan algunos de los indicadores de consumo, como la venta de vehículos ligeros o los buenos registros que experimentó el comercio en el último tramo del año.

Destacan, también, los datos positivos de inversión, con nuevos incrementos en el número de empresas y en la matriculación de vehículos industriales. En este sentido, los resultados empresariales del cuarto trimestre fueron positivos para la gran mayoría de las empresas de la Isla ya que un 33 por ciento afirmó haberlos mejorado y un 52 por ciento confirmó que había mantenido estable su actividad.

Por su parte el mercado de trabajo estuvo presionado por un incremento de la población activa. Así, la Encuesta de Población Activa (EPA) mostró un importante crecimiento de la población activa en el último tramo del año con una variación del 3,4 por ciento, que supuso 15.920 activos más en diciembre que en el mes de septiembre. Este incremento supuso que el año finalizase con 478.160 activos distribuidos entre 371.260 ocupados y 106.900 parados.

En su comparativa anual se aprecia como el número de empleos en la Isla creció en 6.600 ocupados respecto a los existentes a finales de 2016 hasta situar la cifra total en los 371.260, un nivel similar al de finales de 2007 y a tan solo 9.640 empleos del nivel máximo alcanzado en junio de ese mismo año. El número de desempleados, según EPA, era al cierre del cuarto trimestre de 106.900 personas, 10.090 por debajo de las existentes a finales de 2016 (-8,6%), y la tasa de paro insular se situó un 1,93% por debajo de la registrada un año antes. Un nivel que ha retrocedido 10 puntos porcentuales en los últimos cuatro años al pasar de un 32,4% a finales de 2013 a un 22,4% en el cuarto trimestre de 2017.

Análisis estadístico sobre la situación económica que debemos considerar sin olvidar la realidad que viven los tinerfeños pues, a la vez que pregonamos que hemos salido de la crisis, porque las cifras lo demuestran, las familias no ven esa salida por ninguna parte. Por eso, una vez arrancada la recuperación y consolidados varios años de crecimiento económico y del empleo, ahora toca no solo mejorar en cantidad, sino en calidad. El poder adquisitivo de los ciudadanos de Tenerife se ha visto deteriorado significativamente por la crisis, motivo por el que, desde el Cabildo de Tenerife junto con la colaboración de empresarios y trabajadores, seguiremos trabajando por propiciar un entorno que favorezca la creación de un empleo que cumpla dos condiciones: que se estable y de calidad.

Consumo. Durante el cuarto trimestre del pasado año los indicadores de consumo siguieron mostrando una importante fortaleza al calor de unos buenos datos de empleo, un nivel de precios controlado y unas condiciones financieras favorables. La matriculación de vehículos durante los tres últimos meses de año se intensificó respecto a los tres meses precedentes con una variación al alza del 3,9 por ciento. De esta manera el trimestre se cierra con un total de 7.154 matriculaciones de vehículos ligeros en Tenerife, 700 más que un año antes.

Inversión. El número de empresas inscritas a la seguridad social creció un 1,4 por ciento respecto al tercer trimestre del año con 379 más. Los resultados empresariales del cuarto trimestre fueron positivos para la mayoría de las empresas de la Isla.

Agricultura. Los resultados anuales muestran un mejor comportamiento que en 2016, tal y como se pone de manifiesto en los datos referidos al tejido empresarial y al mercado de trabajo del sector. El número total de empresas afiliadas a la seguridad social y, por tanto, con algún trabajador a su cargo ascendía en diciembre a 1.016. También las exportaciones de plátanos crecieron trimestralmente a una tasa de variación del 62,3 por ciento, muy por encima del crecimiento medio regional que para el mismo periodo fue del 25,6 por ciento.

Construcción. El sector de la construcción registró un comportamiento estable durante el cuarto trimestre del año. Los registros anuales fueron positivos tanto en su comparativa anual para el promedio trimestral, como en el acumulado para el conjunto del año. El número de empresas inscritas a la seguridad social con algún trabajador a su cargo no ha parado de crecer en la isla desde el segundo trimestre del año 2014. La venta al mayor de cemento creció con fuerza durante los últimos tres meses con una variación del 13,5 por ciento. Del mismo modo la mayor actividad también se puso de manifiesto en el incremento de las ventas respecto al cuarto trimestre del año 2016 (9,7 por ciento).

Industria y energía. Se aprecia un crecimiento en el cuarto trimestre superior al tercero. El número de empresas con algún trabajador a su cargo avanzó un 1,2 por ciento durante los tres últimos meses del año hasta situar la cifra total en las 1.330 empresas, 16 más que en septiembre. En su comparativa anual la tendencia continuó siendo positiva con un incremento del 4,3 por ciento y 55 empresas más que a finales del año 2016. Y el número de empleos registrados aumentó durante los tres últimos meses de 2017, alcanzando la cifra total de en los 16.170 empleos, 76 más que en septiembre y 686 por encima de los existentes un año antes.

Servicios. El número de empresas inscritas a la seguridad social con algún trabajador a su cargo creció un 1,6 por ciento trimestral hasta alcanzar la cifra de 23.069 empresas, 361 altas más que en septiembre. Los afiliados a la Seguridad Social en el cuarto trimestre del año 2017 eran 161.538, 8.092 más que un año antes, lo que supone una tasa de variación anual del 2,9 por ciento. Y el número de empleos registrados en servicios se situaba en el mes de diciembre en los 305.598, 3.602 más que en septiembre.

Hostelería y turismo. Las afiliaciones a la Seguridad Social en la rama de hostelería alcanzaban las 59.289 en el cuarto trimestre de 2017, 1.953 más que las existentes un año antes, lo que supone un crecimiento anual del 3,4 por ciento. Y dentro de este sector, la hostelería ocupa un lugar destacado por el peso y los efectos que genera la actividad turística. Así, en el cuarto trimestre de 2017 la Isla recibió 1.422.447 turistas extranjeros, un 8,4 por ciento más que durante el trimestre estival y un 3,7 por ciento por encima de los llegados durante el cuarto trimestre del año 2016. El gasto turístico total del cuarto trimestre ascendió a 1.781.042.491, superando en un 10,3 por ciento la cifra alcanzada en el cuarto trimestre de 2016.

La suma de la actividad alojativa junto con la de restauración indica que la hostelería en su conjunto continuó creciendo durante el cuarto trimestre de 2017. El número de empresas se vio incrementado un 2,8 por ciento en el último trimestre del año alcanzado los 4.828 negocios afiliados a la Seguridad Social con algún trabajador a su cargo. Una cifra que supera en 58 los registros alcanzados un año antes (1,2 por ciento). Las afiliaciones a la Seguridad Social en la rama de hostelería alcanzaban las 59.289 en el cuarto trimestre de 2017, 1.953 más que las existentes un año antes lo que supone un crecimiento anual del 3,4 por ciento.

Transportes. El número de empresas de transportes inscritas a la seguridad social con algún trabajador a su cargo creció levemente tanto en el último trimestre del año (0,4 por ciento) como en su comparativa con el cuarto trimestre de 2016 (0,2 por ciento). El año se cierra con 1.757 empresas de transportes inscritas en la Seguridad Social, 3 más que a finales de 2016, y con 19.211 empleos registrados en el subsector del transporte, 664 más que un año antes.

Mercado de trabajo. Los indicadores del mercado laboral apuntan a una desaceleración en el ritmo de crecimiento del empleo en la parte final de 2017. Las afiliaciones a la Seguridad Social alcanzaron en diciembre la cifra de 336.168, lo que supone 3.362 más que en el mes de septiembre y 12.3017 por encima de las de hace un año. Un agregado que por regímenes se distribuyó entre 271.723 afiliados al régimen general, 51.115 afiliados al régimen de autónomos y el resto a diferentes regímenes menos significativos como son: las empleadas del hogar, régimen agrario, y régimen del mar. Atendiendo a los diferentes sectores, todos contribuyeron al crecimiento de las afiliaciones durante el último año, entre los que destaca la construcción, con una variación anual en su número de afiliados del 16,9 por ciento y, en valores absolutos, el grupo denominado de "otros servicios" con 4.434 afiliados más, seguido de la construcción con un crecimiento anual de 3.004 afiliados.

La Encuesta de Población Activa (EPA), muestra un importante crecimiento de la población activa en el último tramo del año con una variación del 3,4 por ciento, lo que supone 15.920 activos más en diciembre respecto a septiembre. Este crecimiento hizo que el año finalizase con 478.160 activos distribuidos entre 371.260 ocupados y 106.900 parados. El número de ocupados en la Isla creció en 6.600 empleos más respecto a finales de 2016 hasta situar la cifra total en los 371.260 ocupados, un nivel similar al que tenía a finales de 2007 y a 9.640 empleos del nivel máximo alcanzado en junio de ese mismo año.

Por otra parte, el número de desempleados, según la EPA, al cierre del cuarto trimestre era de 106.900 personas, 16.790 más que en el mes de septiembre de 2017, pero 10.090 por debajo de los existentes a finales de 2016 (-8,6 por ciento). Una evolución trimestral negativa provocada principalmente por el crecimiento que ha experimentado la población activa durante los últimos tres meses del año, que ha podido ser compensada en el cómputo anual con una nueva caída trimestral en el número de parados que ya es la catorceava consecutiva. De igual modo, la tasa de paro de la Isla no ha dejado de retroceder desde hace catorce trimestres consecutivos pasando de un 33,4 por ciento en el tercer trimestre de 2014 al ya citado 22,4 por ciento en el cuarto trimestre del pasado año. Un 11 por ciento de retroceso en tres años y medio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine