22 de enero de 2018
22.01.2018
Emocionante despedida al gran defensor del campo isleño

Multitudinario adiós a Pedro Molina

La Laguna lo despide con un cortejo fúnebre en el que participan miles de personas. Sus amigos y familiares destacan su sabiduría y trabajo sin tregua

22.01.2018 | 04:00
El último adiós a Pedro Molina
Sepelio celebrado en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de La Laguna.
Fernando Clavijo
"Era un sabio que te brindaba las palabras adecuadas en el momento preciso"
Presidente. Gobierno de Canarias

 

 
José Alberto Díaz
"Para nosotros, más que un Hijo Predilecto, fue un padre predilecto"
Alcalde de La Laguna

 

 
Ricardo Melchior
"La Isla tardará varios cientos de años en volver a tener a otro Pedro Molina"
Presidente de la Autoridad Portuaria

 

 

Pedro Molina recibió en la mañana de ayer el calor de miles de personas que quisieron despedirse de él, "el hombre bueno", "el mago listo", tal y como lo llamaban sus amigos. El Salón de Plenos del Ayuntamiento de La Laguna acogió la capilla ardiente del presidente de la Asociación de Agricultores y Ganaderos de Canarias (Agate) y de la Cooperativa del Campo La Candelaria, quien falleció en la tarde del sábado, tras varios años de lucha contra un cáncer de páncreas. Representantes políticos, profesionales del sector primario y vecinos de diferentes partes del Archipiélago presentaron sus respetos desde las diez de la noche del sábado y acompañaron a los familiares de Molina hasta una abarrotada iglesia de la Concepción, donde a las 13:30 horas el Obispo de la Diócesis Nivariense, Bernardo Álvarez, ofició una misa en su memoria. Durante el trayecto por la calle de la Carrera, miles de personas formaron parte del cortejo fúnebre, en el que también participó la banda de música.

Pedro Molina falleció a los 58 años de edad y dejó tras de sí, tal y como quedó demostrado ayer, a miles de personas que admiran, reconocen y celebran el trabajo que realizó a favor del sector primario en Canarias y del suelo agrícola de La Laguna durante toda su vida. En julio, Molina recogió el título de Hijo Ilustre de Tenerife y ese mismo mes el pleno del Ayuntamiento de La Laguna también aprobó por unanimidad concederle la distinción de Hijo Predilecto del municipio. Sin embargo, ese acto aún no se ha llevado a cabo. Visiblemente afectado, el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, trató ayer de reconocer el trabajo realizado por Molina y certificar el cariño que le profesaba su municipio natal e hizo entrega a la familia del fallecido de una medalla del Ayuntamiento lagunero de su etapa como alcalde.

Pedro Molina, natural del barrio de San Lázaro, se puso al frente de diferentes organizaciones, entre las que destaca la Federación de Arrastre Canario o la Asociación de Criadores de la Raza Bovina Canaria. Además, fue concejal de Unión del Pueblo Canario (UPC) en el Ayuntamiento de La Laguna cuando tenía 21 años. Gran aficionado al baloncesto, el Iberostar Tenerife quiso rendirle homenaje ayer con un minuto de silencio al comienzo del partido que disputó contra el Movistar Estudiantes. Los Silos también rindió su particular homenaje a Molina y, durante la feria de ganado celebrada dentro de las fiestas en honor a San Antonio Abad, los asistentes iniciaron un gran aplauso para recordar al presidente de los ganaderos. Asimismo, Tacoronte suspendió su feria de ganado programada para el día de ayer.

La masiva acogida tras la muerte de Pedro Molina se combinó con el deseo de la familia de contar con un funeral privado, lo que no evitó que miles de personas abarrotaran tanto el Salón de Plenos del Ayuntamiento lagunero como la iglesia de la Concepción. El alcalde lagunero, José Alberto Díaz, destacó que, "para nosotros, más que un Hijo Predilecto, fue un padre predilecto" y reconoció que el de ayer fue "un día amargo para los laguneros, para los agricultores y ganaderos de nuestra Isla, para los defensores de nuestra tierra y nuestro paisaje en toda Canarias. Con la muerte de Molina desaparece un amigo del alma, pero también un ejemplo de generosidad ilimitada, un trabajador incansable a favor de los intereses del sector primario, un hombre que, desde la posición más humilde, se convirtió en un sabio sin dejar de ser una buena persona".

Molina no dejó de trabajar hasta el último momento. En las últimas semanas había mantenido reuniones con el Foro Económico y Social, del que formaba parte, y "estaba totalmente ilusionado con el proyecto que estaba desarrollando, que nació de él y que estoy seguro de que se va a terminar cumpliendo", destacó el alcalde. Díaz afirmó, además, que "también estuvo pendiente hasta el último momento de los cultivos: a su familia le explicó cómo y cuándo se debía arar el campo".

El concejal de Desarrollo Rural y Agrario, Ganadería y Pesca de La Laguna, Antonio Pérez-Godiño, destacó que "Molina marcó una línea a seguir y, gracias a que tenía un grupo de colaboradores muy valiosos, ahora podremos continuar entre todos con la labor que él inició". El edil hizo hincapié, asimismo, en el trabajo que realizó el ganadero con las nuevas generaciones: "Tuvo mucha mano izquierda y supo acercarse, y que se acercaran a él, los jóvenes. La media de edad de los participantes en el arrastre de ganado ha bajado gracias a él, y ahora es increíble ver a niños de ocho años delante de dos bueyes gracias a la labor que él ha realizado". Pérez-Godiño alabó, además, la labor que realizó Pedro Molina hasta el último momento en aspectos tan diversos como la redacción del nuevo Plan General de Ordenación (PGO), que añade un capítulo muy pormenorizado del sector primario y el suelo agrícola en el municipio: "Él estableció pautas para proteger al sector primario y ha marcado un hito en la redacción del PGO, donde se van a recoger sus enseñanzas".

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, reconoció que el de ayer fue un "día duro porque se nos ha ido una gran persona, comprometida, trabajadora, sabia y que siempre te brindaba las palabras adecuadas en el momento preciso". "Todos los que tuvimos la suerte de poder disfrutar de Pedro Molina estamos llorando su pérdida", destacó el presidente nacionalista, quien destacó la lucha sin cuartel que llevó a cabo Molina, tanto en su vida como contra su enfermedad". "No se me ocurre mejor forma de despedirme de él que dándole las gracias por todo lo que dejó a nuestra tierra, y por su lucha por el sector primario", indicó Clavijo visiblemente afectado.?

La diputada en el Congreso por Coalición Canaria, Ana Oramas, reconoció la tristeza que sentía por tener que despedir a un amigo que "me enseñó tantas cosas en mi época de alcaldesa. Hicimos tantos proyectos y tantos viajes juntos...". La exalcaldesa lagunera indicó que "despido a mi amigo y me siento contenta porque tengo la experiencia de haber ido a muchos velatorios celebrados en este Salón de Plenos, en esta ciudad y en la Isla y nunca había visto una muestra de tanto respeto, de tanta emoción y de tanto agradecimiento. Esta isla le debe mucho a Pedro".

El presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, Ricardo Melchior, reconoció que "Pedro no solo fue un gran trabajador sino que también fue un gran amigo, un hombre inteligente que asumía los compromisos necesarios para sacar adelante los temas realmente importantes". El expresidente del Cabildo de Tenerife se mostró visiblemente afectado por el fallecimiento del ganadero de La Laguna, del que recordó que "lo conocí hace 40 años y desde entonces me reunía con él todas las semanas. Jamás lo oí decir una tontería". Melchior alabó que "Pedro siempre pensaba bien las cosas, con esa inteligencia natural que él tenía, y con esa tolerancia y respeto que siempre mostraba hacia las opiniones de los demás". "Creo que la Isla tardará varios cientos de años en volver a tener a otro Pedro Molina", sentenció.

El exconsejero de Medio Ambiente y Paisaje del Cabildo de Tenerife e Hijo Adoptivo de la Isla, Wladimiro Rodríguez Brito, recordó que "Pedro estuvo sembrando trigo hasta hace una semana. Después de años de quimioterapia, él se subía al tractor y sembraba trigo, y también ideas". Así, Rodríguez puso en valor "las ideas de Pedro Molina de defensa de lo rural, del campo y del medioambiente" e hizo suyas las reivindicaciones del ganadero fallecido: "No podemos dejar pasar una carretera más por Los Rodeos en nombre de la modernidad. Hay que sembrar dignidad y compromiso por le futuro, tal y como habría hecho él".

"Hoy es un mal día para la historia porque hemos perdido a Pedro Molina pero existen muchos jóvenes a los que él contaminó con el mundo rural", indicó Wladimiro Rodríguez Brito, quien añadió que "era capaz de limpiar las vacas y, a continuación, entrar en un debate en los medios de comunicación para hablar con propiedad de aspectos económicos. No es que fuera un mago listo -tal y como lo llamaban algunos de sus amigos-, es que era un hombre con una inmensa capacidad de aprender, de escuchar, y de sembrar".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine