12 de enero de 2018
12.01.2018

40 años viajando en las guaguas de Titsa

La empresa de transporte público de Tenerife celebra cuatro décadas de existencia con una exposición que repasa la historia y algunas anécdotas y vivencias

13.01.2018 | 00:03
Tomás Rodríguez, cobrador y chófer de Titsa durante 30 años, y Virgilio Gómez, presidente del Comité de Empresa y uno de los trabajadores más antiguos de Titsa, en la guagua antigua que se expone en el Intercambiador de Santa Cruz.
40 años viajando en las guaguas de Titsa

Cuarenta años recorriendo todos los rincones de la Isla dan para muchísimo, tanto que no habría enciclopedia con suficiente espacio para reunir todas las vivencias de las guaguas de Titsa. Como aquella jovencita que se dejó el traje de novia en el maletero y gracias al interés del conductor -y a la factura- pudo recuperarlo a tiempo. O el cobrador que se enamoró de aquella mujer de ojos rasgados que solía utilizar el transporte público, se enamoró de ella, se conocieron y hoy tienen cuatro nietos.

O los disparatados viajes desde los barrios al centro de la ciudad en los Carnavales, con la guagua desbordada por la alegría de las mascaritas. O aquella ocasión en la que Tomás Rodríguez, que empezó como cobrador y terminó como chófer en sus 30 años de trayectoria en Titsa, debutó a bordo de las guaguas perdiendo el equilibrio y acabando sobre el regazo de una señora, ante el jolgorio generalizado de los pasajeros. "No se imagina la vergüenza que pasé y cómo me puse de colorado", recuerda Tomás.

Son tantas horas y tanto tiempo que una parte de la vida de Tenerife ha viajado en las guaguas de Titsa, primero en aquellas Mercedes robustas de color rojo en las que para avisar al chófer había que tirar de una cuerda que estaba sobre las ventanas y que los mismos pasajeros empujaban cuando se calaban -lo que pasaba bastante a menudo-, y ahora en los modernos vehículos de motor Scania de inyección directa common rail y una caja de cambios 6 velocidades ZF Ecolife con sistema Topodin, que adecúa la marcha a la orografía del terreno.

Una muestra de toda esa evolución se puede ver en la exposición Titsa. Un viaje imparable inaugurada este viernes por la mañana en el Intercambiador de Santa Cruz de Tenerife durante los actos de celebración del 40 aniversario de Transportes Interurbanos de Tenerife (Titsa) y que permanecerá hasta el mes de mayo.

Aquellas guaguas que llevaban chófer, revisor y cobrador, cuyo coste por viaje llegó a ser de una peseta de Santa Cruz a Tacoronte, con aquellos cambios que daban miedo cuando sonaban, aquellos tiquets alargados que salían de unas máquinas metálicas llenas de botones y aquellos asientos de cuero donde cabían tres, cuatro y los que hicieran falta.

Una de esas guaguas, una Mercedes de 1968 rematriculada en 1970, la TF 65084, se puede visitar en el Intercambiador, al lado de uno de los vehículos verdes modernos, un ejemplo del contraste de estos 40 años de historia.

Ahora se paga con teléfonos móviles, los vehículos son cada vez más sostenibles, solo es necesario el conductor y la cantidad de opciones -descuentos, bonos, combinaciones con otros transportes como el tranvía- es tal que si aquellos antiguos pasajeros viajaran al futuro no sabrían qué hacer ante semejante tecnología.

Pero, en el fondo, Titsa sigue siendo lo mismo que cuando nació el 12 de enero de 1978: un medio de transporte público para unir a todos los pueblos de Tenerife y para, en definitiva, hacer más fácil la vida a los tinerfeños.

El 12 de enero de 1978 se crea Transportes Interurbanos de Tenerife (Titsa) tras una huelga de 108 días de los casi 1.000 trabajadores de la empresa privada que gestionaba las guaguas en la Isla, Transportes Tenerife SL, propiedad de los Oramas. En ese momento, el Estado terminó aceptando hacerse cargo de la empresa, que en un primer momento perteneció a la compañía pública ferroviaria Renfe.

En el año 1986, la titularidad de las acciones de Titsa al completo pasa al Gobierno de Canarias. A partir de este momento, la empresa controla todo el transporte interurbano en Tenerife excepto algunas zonas que estaban en manos de empresas privadas.

En 1999, las líneas, frecuencias y horarios son controlados desde el Cabildo de Tenerife pero la gestión de la empresa está a cargo del Gobierno de Canarias.

En 2007, el Cabildo de Tenerife se hace con el 100% de las acciones de la compañía, por lo que desde ese momento gestiona tanto las frecuencias, horarios y líneas, como la empresa a nivel interno.

"Esta compañía se ha construido con el esfuerzo de las personas", aseguró este viernes el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, en el acto de inauguración de la exposición ´Titsa. Un viaje imparable´, que resume los 40 años de la empresa de transportes.

En su intervención, Alonso dijo que "esta compañía se ha construido gracias al esfuerzo de las personas" y reconoció que ese esfuerzo se mantiene porque el reto del Cabildo es "proseguir con la mejora de la movilidad en toda la Isla", que, para el presidente, "es esencial para nuestro desarrollo".

Alonso estuvo acompañado por el director insular de Fomento y Movilidad, Miguel Becerra; el gerente de Titsa, Jacobo Kalitovics; el subdelegado del Gobierno, Guillermo Díaz Guerra; representantes del Gobierno de Canarias y de los ayuntamientos de Santa Cruz de Tenerife y de La Laguna. También asistieron directivos y empleados de la compañía y representantes de la Mesa de la Movilidad.

Miguel Becerra recordó que los 40 años de la compañía coincide con los 40 años de la Constitución. "Titsa fue emblema del cambio democrático y de la lucha social en Tenerife", señaló el director insular quien destacó la capacidad de la empresa para adaptarse a los nuevos tiempos.

Resaltó, además, el papel del presidente Carlos Alonso que, durante la crisis, "garantizo que no se perdiera ni un solo puesto de trabajo, lo que nos permite seguir avanzando y evolucionando".

Para Kalitovics esa evolución pasa por una movilidad sostenible con carriles exclusivos para las guaguas. El gerente de Titsa se refirió al valor histórico y sentimental de la exposición que permanecerá abierta al público hasta el próximo mes de mayo. "Esta muestra es testigo de hitos históricos" -explicó- "desde tocar la campana para solicitar la parada hasta la posibilidad actual de enchufar un USB".

El presidente del Comité de Empresa y uno de los trabajadores de mayor antigüedad de Titsa, Virgilio Gómez, se refirió al trabajo de muchos años para llegar a donde hoy está la compañía que ha pasado de tener 800 trabajadores a 1.500 y de 250 guaguas a 524.

La muestra está diseñada para dar a conocer la evolución de la empresa. En ella permanecerán expuestas dos guaguas, una restaurada y otra actual, que representa el salto tecnológico que ha vivido Titsa a largo de este periodo de tiempo. A largo de varios bloques expositivos, los asistentes podrán realizar un viaje en el tiempo a través de varias fotos y objetos, como uniformes antiguos, que forman parte de su historia.

En la exposición se ve reflejada la apuesta de la compañía por la incorporación de la mujer y las mejoras en la accesibilidad de los vehículos, introducidas gracias al trabajo conjunto con los colectivos de personas con discapacidad.

Asimismo, queda reflejado el empeño por mejorar el cuidado por el medioambiente gracias a la introducción de vehículos con tecnología más ecológica y eficiente.

Además, se emitirá un vídeo conmemorativo que recoge testimonios de trabajadores y usuarios sobre el significado que tienen Titsa para ellos y su contribución a la sociedad y desarrollo de Tenerife, que se puede ver en esta noticia.

La muestra pretende mostrar la apuesta decidida y constante de la compañía por mejorar día a día con el objetivo de ofrecer un servicio de transporte útil, eficiente, cómodo y seguro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine