07 de diciembre de 2017
07.12.2017
33ª Edición de la Feria de Artesanía de Canarias

Pasión por las piezas únicas

Un total de 140 artesanos procedentes de las 7 Islas participan en la tradicional exposición que precede a las fiestas navideñas

07.12.2017 | 01:10
Inauguración de la Feria de Artesanía de Canarias
Pasión por las piezas únicas

"Hay oficios que te tatúan sin tinta"

  • De los 140 artesanos participantes en la Feria, solo uno, Moisés Afonso, se dedica a la herrería, un oficio ancestral que este tinerfeño ha conseguido elevar a lo más alto, manteniendo y reinventando la tradición. "O te mueves o caducas", afirma. Moisés heredó de su padre el oficio, y desde niño, el arte de la herrería se le quedó "tatuado sin tinta". Se formó en la Escuela de Arte de Toledo y entre sus logros se encuentra el Premio Nacional de Herrería 2015, un galardón que se otorga cada cuatro años y que se le brinda al que es capaz de realizar, en 15 minutos, la pieza más lograda moldeando el metal. Y Moisés lo consiguió, creando un fabuloso dragón. Pero lo de este artesano icodense no termina ahí. Otra de sus piezas, un timple de acero corten (autopatinable) figura en el Libro Guinness de los récords, por ser el primero en realizarse. Un timple de acero "perfectamente tocable y afinable". "Después de un año y medio de experimentación a base de templado, conseguí que el acero vibrara", explica el herrero. La ilusión de Moisés es que el oficio no se pierda, por esta razón ha fundado un centro de recuperación y difusión de la herrería tradicional. Se trata de la primera escuela de herradores de Canarias, desde la que partiendo de técnicas y herramientas tradicionales, el herrero tinerfeño pretende llevar el oficio "a otro nivel". Entre sus piezas expuestas, destaca un gran corazón que surgió de una petición de su hija. La niña, de siete años de edad, le pidió a su padre que forjara una escultura en la que se pudieran guardar las tapas de plástico que se recogen para reciclar y ayudar en causas solidarias. Juntos decidieron darle forma de un gran corazón al que denominaron ConcienciaT. "Una escultura educativa, que enseña a la gente que con un pequeño gesto se puede ayudar mucho". La escultura, asimétrica y semitransparente, tiene la particularidad de transformarse día a día, a medida que se va llenando, ya que los diferentes colores y formas de las tapas recogidas, le van dando un aspecto distinto en cada momento. Como afirma Moisés "al final, lo más simple, suele ser lo más bonito". M. D. P.

Los artesanos del Archipiélago disfrutan durante estos días de su particular paseo de la fama en el Recinto Ferial santacrucero. Al más puro estilo hollywoodiense, cada uno de ellos tiene su estrella en el pasillo central, simbolizando su absoluto protagonismo en un sector en alza por el que las Instituciones han decidido apostar fuerte.

Un total de 140 artesanos, procedentes de las siete Islas, participan en la trigésimo tercera edición de la Feria de Artesanía de Canarias, mostrando al público el trabajo de 40 oficios diferentes, que van desde los más tradicionales (algunos en peligro de extinción) hasta los más innovadores que fusionan antiguas técnicas con conceptos actuales como el reciclaje.

Al contrario que en un centro comercial convencional, cada una de las piezas expuestas es única e irrepetible. No hay dos iguales y cada una de ellas ha sido creada por manos artesanas siendo impregnadas del material más valioso de nuestra vida: el tiempo.

Bordados palmeros

Algunos puestos son auténticos clásicos, como el de la bordadora palmera, María Gloria Triana Lorenzo. Cada una de las piezas que expone esta artesana necesita varios días de trabajo. "Precisamente por el tiempo que requiere, es un oficio que se ha perdido mucho", explica con resignación. Ella, que lleva 30 años mostrando su labor en las ferias de artesanía, aprendió estás labores siendo una niña, como algo natural: "en La Palma es rara la casa en la que no haya bordados o familia que no tenga alguna bordadora", apunta. A pesar de que siempre tiene alumnas dispuestas a aprender, de todas las edades, el oficio de bordadora se ha visto menoscabado por la ausencia de materiales de calidad. "Ya no se fabrican los hilos y las telas como las de antes", comenta. "Han cerrado muchas fábricas en Barcelona, Italia o Portugal , que eran las que producían las típicas madejas palmeras, un hilo con un brillo y una resistencia ideal para los bordados. Tampoco el lino tiene la misma calidad, pero aun así, mientras pueda seguiré bordando y enseñando", afirma a artesana. Viendo sus trabajos, no cabe duda de su destreza con la aguja y el hilo.

Pasión por el reciclaje

Iván Alonso trabajaba en una oficina hasta que por avatares de la vida decidió darle rienda suelta a su creatividad y, desde su apartamento de 50 metros cuadrados, comenzó a transformar viejas puertas en escritorios, restos de alambre y papel en figuras decorativas o marcos de ventanas en cabeceros de cama tapizados y con sistema de iluminación incluido. Este derroche de imaginación, se forjó en lo que él llama "la escuela de las tres w". A excepción de su carnet de artesano, el resto de su formación es autodidacta. Y es que el joven creativo ha sabido sacarle buen partido a los tutoriales de Youtube. Esta es su primera vez en la Feria de Artesanía de Canarias y su ilusión es conseguir vivir de su trabajo: "estoy en ello", confiesa. Talento, desde luego, le sobra.

Técnicas del siglo XIX

La fotocerámica surgió a finales de 1800 cuando se experimentaba con diferentes materiales en los que imprimir las imágenes surgidas de las cámaras. La técnica, ha sido recuperada por el artesano Nicola Giannini, procedente de Lanzarote. Con este método ha elaborado varias colecciones de joyas, inspiradas en personajes famosos de la cultura universal como Frida Khalo, o en leyendas de marineros y misteriosos naufragios, diseñados con un estilo retro muy exquisito. Además, también recicla papeles de viejos cómics que transforma en originales carteras y monederos.

Alas de mariposa

El grancanario Alejandro Tornos Martínez expone en la Feria auténticas obras de arte sintetizadas en piezas de joyería elaboradas con plata, piedras naturales y resina vegetal ecológica. Ésta última confiere una transparencia de efecto vidriera a las piezas, muy interesante. Como buen artesano, Alejandro confiere a cada pieza un valor único y una historia. Por eso, sus pendientes en forma de alas de mariposa, son Alas de Hada con instrucciones de uso: "Guárdalas en tu corazón y úsalas... cuando estés lista para volar".

La entrada a la feria de Artesanía de Canarias es gratuita, y destaca la celebración de talleres para todas las edades y pasacalles. La financiación de este evento, con horario ininterrumpido de 11:00 a 21:00 horas, corre a cargo del Gobierno de Canarias, con un presupuesto de 200.000 euros; y la organización de la misma, a través de una encomienda, le corresponde al Cabildo de Tenerife. Cuenta también con la colaboración de los diferentes cabildos insulares.

Durante el acto de inauguración celebrado ayer, el vicepresidente socioeconómico del Cabildo, Efraín Medina, felicitó a todos los artesanos que participan en la Feria "pues son ellos las verdaderas estrellas del universo que es la artesanía, y que cada vez más está experimentando un auge en su calidad en su comercialización". "Es ahí hasta donde queremos llegar -dijo- a que esta riqueza que encontramos en todas y cada una de las Islas Canarias, traspase las fronteras y pueda ser conocida y admirada".

Por su parte, la directora general de Comercio, Ángeles Palmero, indicó que "el objetivo del Gobierno de Canarias es contribuir a potenciar las ventas y apoyar a las nuevas generaciones. Queremos conservar nuestras costumbres, la idiosincracia de nuestra tierra y nuestras señas de identidad".

La Feria se ha concebido con el objetivo de realzar la figura del artesano-expositor como el auténtico protagonista, identificándolo como una auténtica estrella que brilla con luz propia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine