04 de diciembre de 2017
04.12.2017
XVI Congreso Insular del PSOE en Adeje

El PSOE de Tenerife impide la entrada de afines a Torres en la Ejecutiva insular

La elección de la nueva cúpula, con tres 'abreuistas', y la resolución para una moción en La Laguna se interpretan como una declaración hostil hacia la Secretaría regional

04.12.2017 | 02:33
El PSOE de Tenerife impide la entrada de afines a Torres en la Ejecutiva insular

El PSOE de Tenerife ha dejado fuera de la Comisión Ejecutiva Insular elegida ayer, durante el XVI Congreso Insular de los socialistas tinerfeños, a los representantes afines del secretario general de los socialistas canarios, Ángel Víctor Torres, mientras que se ha designado a tres abreuistas para ocupar cargos de responsabilidad orgánica en la Ejecutiva que dirige el secretario insular y alcalde de Guía de Isora, Pedro Martín. Esta maniobra, protagonizada en el Congreso insular de los socialistas tinerfeños, se considera como una clara ofensiva a la Secretaría regional, apoyada por el resto de ejecutivas insulares.

Con las puertas abiertas, el cónclave socialista pretendió dar una imagen de "unidad", de un partido que tras este congreso insular pretendía salir "reforzado". Sin embargo, con las puertas cerradas se produjeron algunas maniobras que han sido calificadas por algunos sectores socialistas como "una clara declaración de hostilidades" por parte del PSOE tinerfeño hacia la Secretaría General de los socialistas en Canarias que encabeza Ángel Víctor Torres y un intento de torpedear los acuerdos de gobierno con CC, empezando por La Laguna.

A la estrategia constructiva de plantear políticas alternativas auspiciadas por la nueva dirección de Torres en el panorama regional, donde los socialistas podrían entenderse con otras formaciones -y no solo con los nacionalistas de Coalición Canaria-, el PSOE tinerfeño quiere liderar una posición más beligerante en cuanto a su relación con CC, con quien tiene cuentas pendientes después de la ruptura del pacto en el Gobierno regional en diciembre del año pasado.

Patricia Hernández -exvicepresidenta del Gobierno de Canarias, expulsada del Ejecutivo regional por Coalición Canaria y derrotada en las primarias a la Secretaría General regional por el propio Ángel Víctor Torres- fue elegida presidenta de la Mesa del Congreso Insular celebrado este fin de semana en Adeje y contó con el apoyo de Pedro Martín y otros barones del Sur.

Tras frustrarse varios intentos de que la ejecutiva insular fuera integradora -o por lo menos incluyera a algunos afines a Torres-, durante la noche del sábado, el sector de Ángel Víctor Torres, encabezado por el exalcalde de Güímar, Rafael Yanes, intentó negociar con el sector patricista una lista de integración esta vez para formar parte del Comité regional, que es el órgano que controla a la Ejecutiva regional. Tenerife, en este Congreso, debía elegir a 16 personas para que formaran parte de este Comité regional y que los de Torres barajaban que estuviera conformada por 7 de sus afines.

Aunque Yanes rebajó la inclusión de miembros de su lista, tampoco hubo posibilidad de acuerdo. Fue entonces cuando, el exalcalde de Güímar se vio obligado a presentar una lista alternativa al Comité regional, que encabezaría él mismo, para que fuera votada por los militantes junto a la presentada por el sector liderado por Hernández.

Sin embargo, la presidenta de la Mesa rechazó esa lista alternativa empleando argumentos técnicos cuando la presentada cumplía con todos los requisitos. No obstante, tras presentarse, dos de sus integrantes la abandonaron mediante un escrito trasladado a la Mesa. Uno de ellos, incluso, se comprobó que estaba curiosamente en ambas listas. Se antoja, según opinaron algunos de los presentes en las conversaciones, que habría sido una estratagema para evitar que se cumpliera con la exigencia de la lista cremallera -una mujer, un hombre o viceversa-. Al ser una situación sobrevenida, lo lógico habría sido que la presidenta diera margen a Yanes para hacer cambios y ajustarse a dicha exigencia. La situación se podría haber arreglado con los tres suplentes, pero Hernández no lo permitió y evitó que los militantes del PSOE isleños pudieran votarla. Quienes presentaron la plancha alternativa impugnaron la decisión, pero Hernández continuó con el proceso. Esa decisión se recurrirá de nuevo y si se gana, se declararía la nulidad de la votación, con lo que Tenerife podría quedarse sin representación en el comité regional.

Finalmente, la lista impuesta no tiene ni un solo representante del secretario general de los socialistas canarios. Tampoco hay ningún representante del sector oficialista del PSOE de La Laguna -que sí tiene una importante representación en la ejecutiva regional- mientras que tres afines a Javier Abreu, el edil expulsado del partido por cinco faltas muy graves hace dos semanas, lideran el Comité insular, entre ellos su nueva presidenta que es Silvia Rodríguez Maestre.

Imputaciones

Pero la lista de la nueva Comisión Ejecutiva se topa con otras dos sorpresas y quizás por ello, el propio Pedro Martín en su discurso de clausura habló de suavizar o "reflexionar" sobre el "excesivo" código ético del partido. Y es que entre los nuevos miembros de la Comisión Ejecutiva tinerfeña está Román Martín Canaves, alcalde de El Tanque, que está imputado tras la denuncia de un concejal de la oposición por no convocar plenos desde hace un año y medio así como por la supuesta ocultación de expedientes municipales a miembros del Consistorio. La otra sorpresa es Cayetano Silva, concejal de Hacienda en el Ayuntamiento de San Juan de la Rambla, quien está inmerso en un caso abierto y aún pendiente de juicio junto con la alcaldesa Fidela Velázquez, por presuntos delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos.

En su alocución, Pedro Martín señaló que "hay que aunar esfuerzos para ganar, pero si eso no fuera posible, se negociaría sobre un programa". "Se acabó ser monaguillo o muleta de nadie. Este partido no va a darle el Gobierno a quien pierde elecciones, a quien se presenta como candidato y antes de celebrarlas dice que es presidente".

Por su parte, Ángel Víctor Torres afirmó que "el PSOE debe ser un partido de izquierda, progresista y autónomo, sin soportar presiones; no tenemos nada que ver con los populismos de izquierda o las políticas conservadoras o neoliberales que mantienen a día de hoy la brecha entre quienes más tienen y los que más necesitan. No debemos renunciar a nuestra identidad, porque es innegociable", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine