Economía

Santa Cruz espera ya la llegada de un 'megadique' seco de 80.000 toneladas

La enorme infraestructura, que tiene capacidad para reparar plataformas petrolíferas y grandes buques, se instalará en la Dársena del Este del puerto capitalino y la operará un astillero internacional

13.09.2017 | 08:32
Santa Cruz espera ya la llegada de un 'megadique' seco de 80.000 toneladas

El Puerto de Santa Cruz de Tenerife se prepara para acoger en las próximas semanas un enorme dique seco de 80.000 toneladas que servirá para la reparación de plataformas petrolíferas y grandes buques. Así lo han confirmado distintas fuentes que señalan que los trabajos de traslado de la megaestructura han comenzado en el estuario de Nueva Orleans, la ciudad sureña de Estados Unidos donde este dique seco ha estado operativo desde 1967, año en el que se concluyó su construcción. Ahora, cuando ha cumplido medio siglo de vida, los astilleros de Avondale se despiden de la imponente dársena móvil después de que fuera cerrada en 2014 por Huntington Ingalls Industries, la empresa que explotó el dique seco durante 47 años hasta que ha decidido a venderla a unos astilleros con sede en la capital tinerfeña. Los nuevos incentivos a la industria naval estadounidense para fomentar la fabricación de buques ha terminado por apuntalar la operación de venta que, una vez ejecutada, permitirá dedicar el espacio que ha ocupado hasta la fecha a otras actividades navales.

Por ahora, los operadores astilleros radicados en la capital tinerfeña no han confirmado, pero tampoco han desmentido, la operación de compra del megadique seco que, en 2015, salió al mercado por un precio de 95 millones de dólares. Huntington Ingalls Industries tampoco ha revelado ni quién es el nuevo propietario de la infraestructura que ya ha comenzado a hacer la operativa para el complicado traslado a través de todo el Océano Atlántico hasta llegar al puerto tinerfeño, ni la cuantía desembolsada por la empresa que la ha adquirido. Tampoco se ha querido revelar ningún detalle de la operación desde Colliers International, un grupo de inversión inmobiliaria con sede en Canadá y presencia en 68 países, que tenía la exclusiva de la venta del dique Avondale. La compañía vendedora opera en España con promotores como Bouygues, Capital Partners, Frogmore Developments, Hammerson, Loyal Capital y Miller Developments.

Si toda la operativa marcha bien, y la complicada logística que se ha puesto en marcha no sufre ningún revés, el dique seco que se encuentra ahora mismo a 20 millas hacia el interior de Nueva Orleans (Louisiana), cerca de Westwego, podría llegar al puerto santacrucero para finales de año, según han revelado fuentes conocedoras de la operación.

A partir de esa fecha, la estructura naval que es capaz de albergar para su reparación a dos buques en seco a la vez con una capacidad máxima a lo largo del año de 80 barcos para su reparación en seco más otros 200 que se pueden reparar en el agua, se ubicará en la Dársena del Este del Puerto de Santa Cruz de Tenerife, según manifestaron las mismas fuentes.

Puestos de trabajo

La infraestructura, que ha operado en Nueva Orleans desde 1967, llegó a generar hasta 26.000 puestos de trabajo durante los años de mayor gloria de la industria naval estadounidense, coincidente con los conflictos bélicos que mantenía ese país en Corea y Vietnam. Por allí han pasado miles de buques comerciales y de la Armada norteamericana con la que la empresa propietaria había firmado contratos para la construcción de destructores y escoltas navales, así como plataformas petrolíferas que operan en todo el Golfo de México.

En esta gran dársena flotante se ha fabricado el USS New York, para el cual se utilizó acero de las torres del World Trade Center destruidas en los ataques terroristas del 11-S en la misma ciudad con cuyo nombre se ha bautizado a este buque de la Armada norteamericana, con una eslora de 208 metros cuya botadura se produjo en diciembre de 2007. También el USS Somerset, construido con materiales del vuelo 93 de United Airlines destruido el 11-S. Ambos son buques de asalto anfibio de la clase San Antonio.

La Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife no quiso hacer comentario alguno sobre la noticia de la llegada de esta importante infraestructura al puerto capitalino, aunque no fue desmentida.

Por su parte, el presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra, celebró la instalación del dique seco flotante en el puerto tinerfeño añadiendo que "la competencia siempre es positiva y su actividad en el puerto santacrucero reportará beneficios no solo a la industria local, sino a todo el Archipiélago". Ibarra añadió que aunque le habría gustado que esta infraestructura recalara en el Puerto de Las Palmas, para contribuir al sector de las reparaciones navales, la apuesta realizada por la Autoridad Portuaria de la provincia oriental, debido a que no se dispone de líneas de atraque en el puerto de la capital grancanaria, se ha orientado más a la inversión de diferentes instalaciones fijas para los buques offshore y no diques flotantes "ya que como su nombre indica es una infraestructura flotante y podría irse de un puerto a otro en cualquier momento" y añadió "que en Las Palmas apostamos más por instalaciones fijas que pueden dejar más beneficios a medio y largo plazo, algo que se podría desarrollar en la futura terminal Reina Sofía", concluyó Ibarra.

El enorme dique seco flotante que operará en la Dársena del Este funcionará, cada vez que se tenga que llevar a cabo una reparación, como una especie de submarino que se sumergirá en el agua para que el barco en cuestión se pueda colocarse encima de la estructura. De esta manera, y una vez que el buque se encuentre sobre el dique, se elevará de nuevo como una plataforma para poder realizar los trabajos "en seco" correspondientes ofreciendo unas prestaciones que no se pueden realizar con la reparación "a flote", que es la que hasta ahora se ha estado llevando a cabo. La adquisición de este dique seco que se instalará en la Dársena del Este ofrecerá un servicio que ni siquiera se presta en Las Palmas, por lo que atraerá a numerosos buques a Tenerife.

La llegada de este gran dique flotante sería "un paso adelante gigantesco para nuestros puertos y sería para este mismo año", avanzó ya en el mes de abril pasado el presidente de la Autoridad Portuaria tinerfeña, Ricardo Melchior.

Los astilleros de Santa Cruz de Tenerife están preparados para dar servicio a todo tipo de embarcaciones, aunque ahora su actividad se centra en la reparación de plataformas petrolíferas, en la prestación de servicios y asistencia técnica a la industria del petróleo y gas. Por ejemplo, Ocean Rig y Odebrecht, contratistas internacionales de perforación, son algunas de las empresas que usan el astillero chicharrero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tenerife

El Cabildo ofertará un millar de becas de inmersión lingüística el próximo año

El Cabildo ofertará un millar de becas de inmersión lingüística el próximo año

La iniciativa forma parte de las acciones de esta estrategia que impulsa la Institución tinerfeña....

El Cabildo promueve un ´crowfunding´ para equipar un centro sociosanitario

La Asociación Provincial de Familiares y Enfermeros de Parkinson recauda fondos para poder...

La TLP se traslada al Pabellón Municipal de Deportes durante este fin de semana

La TLP se traslada al Pabellón Municipal de Deportes durante este fin de semana

La cita acoge un campeonato canario de deportes electrónicos con un premio de 2.500 euros. Los...

Un total de 36 mayores de La Laguna cursan una visita al municipio

El Cabildo de Tenerife, a través del Programa de Dinamización Sociocultural e...

Más de 30 personas llevan a cabo una acción de limpieza en el Bosque del Adelantado

Este voluntariado se enmarca dentro de las actividades de un campamento familiar

Enlaces recomendados: Premios Cine