Los trajes típicos no son un disfraz

El consejo de expertos creado por el Cabildo aboga por eliminar anacronismos y recuperar la esencia de la indumentaria tradicional

13.08.2017 | 03:43
Los trajes típicos no son un disfraz

"El traje típico canario no es un disfraz". Así de claro lo plantea el artesano y estudioso de los diferentes aspectos del folclore de las Islas, Luis Dávila Viera. Él es uno de los expertos que forman parte del recién creado Consejo Sectorial de la Indumentaria Tradicional que se inicia con el fin de colaborar con el Cabildo de Tenerife para impulsar las tradiciones textiles y artesanas de la Isla, sobre todo las que tienen que ver con su indumentaria y el buen uso de la misma.

Dávila puntualiza que la intención de este Consejo es ante todo desarrollar una labor pedagógica, haciendo especial hincapié en las nuevas generaciones "para que no se pierdan nuestros símbolos de identidad y nuestras raíces".

No todo vale

Con respecto a profundizar en el buen uso de los atuendos tradicionales, el también artesano muñequero, explica que "se trata de ofrecer unas pautas para que se tengan en cuenta a la hora de vestirse con los trajes típicos. Luego, cada cual es libre de hacer lo que quiera, pero por lo menos que la información esté al alcance de todo el mundo". Dávila insiste en que vestirse de mago merece un respeto y opina, al igual que la experta Dulce Rodríguez, que "no todo vale" y que es fundamental que se conozcan mejor las tradiciones para "comprender su esencia".

Los artesanos alertan ante la proliferación de trajes industriales de baja calidad que bajo la etiqueta de traje típico o tradicional, ofertan a muy bajo precio una especie de lotes de ropa y complementos, en el mismo formato que un disfraz de Carnaval.

"Me parece bien que lo vendan y que la gente lo compre, pero que sean conscientes de que son atuendos cómodos para ir de romería, pero en ningún caso deberían denominarse trajes típicos o tradicionales, porque no lo son", apuntó Dávila.

Erradicar prejuicios

"Ir bien vestido de mago o de romera, no es una cuestión de presupuesto", esta es una de las ideas preconcebidas que este Consejo de expertos pretende erradicar, tal y como afirma otro de sus miembros, el reconocido investigador de tejeduría e indumentaria popular canaria, Juan de la Cruz.

En su opinión, el también asesor de Museos de Tenerife, existe un amplio abanico de opciones donde elegir, a la hora de vestirse con la indumentaria tradicional de la Isla, puesto que la vestimenta típica abarca un amplio espectro de épocas (desde el siglo XVIII hasta principios del XX), modalidades y particularidades locales, que se ajustan a todos los bolsillos.

Nivel de corrección muy alto

De la Cruz destaca que "el nivel de calidad y corrección en los atuendos es muy alto en los eventos oficiales como las elecciones de romeras, por ejemplo", sin embargo parece que es en el grueso de las romerías y bailes de magos donde se suelen ver las incoherencias o los errores en la vestimenta típica o tradicional: "Sueles ver a chicas o mujeres destocadas o a los hombres sin sombrero, con elementos anacrónicos como relojes, gafas de sol, pantalones vaqueros o calzado deportivo. Y por otro lado, ya sea también por desconocimiento, comodidad o por lucir más a la moda, se observan errores como llevar corpiños sin blusa, o blusas de manga corta de estilo mejicano, que nada tienen que ver con la indumentaria tradicional auténtica".

Típico o tradicional

De la Cruz afirma que la indumentaria es un reflejo de nuestra sociedad y "del momento en el que estamos viviendo". "Tal vez por eso -afirma el experto- vemos tanto eclecticismo en la calle, producto del momento convulso que atraviesa nuestra sociedad". El experto investigador, explicaba recientemente en la exposición celebrada en La Laguna bajo el título De cómo un Traje se convierte en símbolo, la diferencia entre traje típico y tradicional, conceptos que se suelen confundir con facilidad: "Los trajes típicos son lo que la gente tiene asumidos como los trajes modelos de determinados colectivos sociales -aclaraba De la Cruz-, por ejemplo, el traje de La Orotava, que nació en los años 40 partiendo de un traje tradicional que empezó siendo típico del casco urbano de La Orotava para pasar con el tiempo a ser el traje más representativo de toda Canarias". El investigador canario, reconoce la satisfacción de todo el sector relacionado con la artesanía y la indumentaria tradicional, por el hecho de que el Cabildo se haya hecho eco de la necesidad de concienciar acerca de la importancia de comprender la esencia y el símbolo de identidad que contienen las tradiciones populares, hasta el punto de haber creado este Consejo Sectorial que va a tener como prioridad "fomentar campañas de información a todos los niveles".

Entre otras acciones, el Consejo abordará la definición de los parámetros que deben regir a la hora de confeccionar y vestir los trajes regionales en sus diferentes modalidades de típicos y tradicionales, señalando las diferencias existentes entre los varios periodos del vestir regional y dar a conocer las materias primas idóneas para cada prenda y modalidad de indumentaria. El Consejo trabaja ya en un conjunto de acciones que irá poniendo en marcha de manera progresiva y en las que estará muy presente el contacto directo con la sociedad para informar, documentar y resolver dudas. El Consejero insular del Área de Empleo, Comercio, Industria y Desarrollo Socioeconómico, Efraín Medina aclaró recientemente en la presentación a los medios de este Consejo Sectorial, que junto al sector educativo, se trabajará también con los artesanos, las agrupaciones y escuelas de folclore, así como a los ayuntamientos, centros de la Tercera Edad, centros juveniles, almacenes y centros comerciales. "La idea es implicar a toda la sociedad", insiste el máximo responsable del área de Desarrollo Económico, "porque es tarea de todos".

El Consejo Sectorial de la Indumentaria Tradicional, llevará a cabo un análisis y debate sobre la realidad existente en la Isla en cuanto al uso de la vestimenta tradicional; el impulso del desarrollo de políticas destinadas a fomentar su buen uso; y el fomento y el apoyo a la difusión y la preservación de los oficios artesanos vinculados a la vestimenta típica y tradicional de Tenerife. A estos cometidos añade, también, la coordinación, colaboración y cooperación entre los agentes, tantos públicos como privados, que intervienen en acciones, actividades y políticas destinadas a proteger la indumentaria tradicional como muestra de identidad.

'Tenerife 2030'

Medina destacó a su vez que en esta línea de formación y conocimiento, el proyecto de la creación del Consejo Sectorial de la Indumentaria Tradicional entronca con la estrategia Tenerife 2030, una herramienta con la que el Cabildo quiere preparar a nuestros jóvenes para que estén más y mejor capacitados a la hora hacer frente a los retos del futuro. "Eso se consigue con el conocimiento. Comprender nuestro pasado nos hace más fuertes y nos ayuda a afrontar el futuro con una visión más amplia y completa", aseguró el consejero insular.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine