El "disparate" del contagio de hepatitis

Sanidad niega que el brote del virus en Canarias esté relacionado con la presencia de microalgas

11.08.2017 | 18:15
El "disparate" del contagio de hepatitis

"Es un disparate relacionar los contagios de hepatitis A con las microalgas". Así de tajante se muestra la jefa de Sanidad Ambiental del Gobierno de Canarias, Luisa Pita, quien sostiene que es una "falsedad" unir ambos casos. La responsable de este área en la Consejería canaria de Sanidad admite que hay "desconcierto" en la ciudadanía, una confusión que a su juicio obedece a la similitud de la mancha de microalgas con el aspecto de aguas residuales.

De esta manera, desmiente el bulo que ha estado circulando desde ayer a través de whatsapp en el que se alertaba de un caso de un paciente varón que había contraido la enfermedad tras bañarse en una playa tinerfeña con la presencia de esta mancha marrón.

"La masa tiene un aspecto similar y la población cree que son aguas residuales pero no es así", insiste Pita quien aclara no obstante que "es incierto que ambos fenómenos estén relacionados y lo mismo ocurre con los casos de hepatitis A". Respecto a la enfermedad, la jefa de Salud Ambiental explica que "hay un repunte de casos desde el año pasado en Europa, España y Canarias" pero recuerda que las principal vía de transmisión del virus "ya no está relacionado con el contagio mano boca en el primer mundo".

"Hace tiempo, la hepatitis A se contagiaba así y de hecho en algunas zonas del mundo, como en el río Ganges sigue pasando pero no aquí", comenta Luisa Pita. De hecho, el propio informe elaborado por la Consejería de Sanidad del Ejecutivo canario a mediados del mes pasado, recoge que los datos del Centro Nacional de Microbiología y la información epidemiológica de los casos se ponen de manifiesto la relación de este aumento de incidencia con la transmisión del virus a través de las relaciones sexuales entre hombres. En Canarias, el incremento se ha experimentado especialmente el presente año cuando hasta tal punto que en el primer semestre se registraron un total de 179 casos, uno de ellos con resultado de fallecimiento, frente a los cuatro del mismo periodo del año anterior. Además, según la evolución semanal de casos en función de la fecha de inicio de los síntomas, el mayor número de detecciones de hepatitis A en las Islas se produjo entre el 15 y el 21 de mayo.

Así mismo, en las dos semanas entre el 12 y el 24 de junio se detectaron 24 casos (doce cada uno). La primera alerta sanitaria por la llegada de las microalgas se produjo precisamente ese último fin de semana. En cuanto al origen, el informe de la Dirección General de Salud Pública desgrana que en diez caos se recoge la existencia de práctica sexual de riesgo, en otros 30 se refiere contacto con otros enfermos y ocho casos eran importados o adquiridos durante un viaje.

"Solo en 14 casos existe referencia al consumo de algún alimento o exposición ambiental que no ha podido ser confirmada", aclara el documento del Servicio Canario de Salud (SCS) que concluye que "si bien no disponemos de mucha información acerca de los factores de riesgo implicados, la evolución temporal y el patrón de edad y sexo (principalmente varones de entre 20 a 44 años) similar a la detectada en el esto de comunidades autónomas, permite asumir la implicación del mismo patrón de transmisión, es decir, la de vía sexual entre hombres".

Teniendo en cuesta esto, la Administración sanitaria por ampliar la campaña de vacunación destinada a la población de riesgo en todos los centros de salud base de Tenerife y Gran Canaria. El informe del brote de hepatitis A en el Archipiélago especifica que la población diana de la inmunización incluye exclusivamente a la población hombres que tienen relaciones con hombres de entre 19 y 50 años así como a las mujeres transexuales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine