Así son las microalgas que invaden este verano la costa de Tenerife

Una investigadora aclara que estas manchas marrones que aparecen en las playas no tienen que ver con vertidos de aguas residuales sino que son colonias naturales de Trichodesmiun erythraeum, que se desarrollan por la calima, la falta de viento y el calor

30.07.2017 | 14:43
De izquierda a derecha, mancha de microalgas en Los Gigantes y dos muestras de las algas al microscopio.

El tema más comentado de este verano en Tenerife son las microalgas, cuya llegada a las costas está provocando avisos de precaución en el baño en diferentes playas de la Isla. Este domingo, por ejemplo, se han visto entre Tabaiba y Radazul, por lo que el Ayuntamiento de El Rosario ha colocado las banderas de alerta en las zonas de baño por precaución.

Pero ¿qué hay en esas corrientes marrones que muchos tinerfeños confunden con aguas fecales por su color marrón rojizo? ¿De dónde vienen? ¿Por qué han proliferado este verano? Las respuestas las aporta Nereida Rancel, desde el pasado mes de mayo investigadora postdoctoral del grupo de Botmar de la Universidad de La Laguna, a las órdenes de la investigadora principal Marta Sansón (departamento de Biología Vegetal Ecología y Fisiología Vegetal). Está contratada con cargo a un proyecto de investigación. En 2004 se licenció en Biología especialidad Marina. Fue en 2005 cuando comenzó a investigar con macroalgas en este mismo grupo, donde obtuvo la suficiencia investigadora en botánica marina en 2008.

Según Nereida, en un artículo publicado en el blog Fitopasión, estas manchas marrones están formadas por la alga Trichodesmium erythraeum. "Cuando se observa con detalle la superficie del agua donde están presentes se pueden distinguir pequeños agregados en forma de diminutas agujas, característicos de las colonias que forman. Cada filamento contiene una media de unas 100 células", asegura.

Tal y como explica esta investigadora de la ULL, "en el microscopio, esta microalga forma unas colonias filamentosas, con tricomas rectos en grupos cubiertos por un fino mucílago, presentan un color marrón rojizo, en este caso medía unos 6-8 micras de ancho, en los extremos atenuados células terminales alargadas e hialinas, o en los no atenuados, sólo con una célula terminal redondeada o estrechada, sin vainas firmes".

"Presentan aerocistes (vesícula cargada de aire que ayuda en la flotación) en el interior de las células, lo que le confiere capacidad para flotar y migrar con la columna de agua", añade Nereida en el referido artículo.

El grupo de Botmar recibió la primera alerta sobre la llegada de estas colonias de microalgas el pasado mes de junio. Primero llegó por mensajes de amigos pero luego vino una circular del Gobierno de Canarias que decía que se cerraban algunas playas con motivo de una macroalga tóxica. Al día siguiente, la viceconsejera de Medio Ambiente dio la noticia en los medios: se trataba de un bloom (florecimientos masivos) de Trichodesmium erythraeum.

En ese momento, y todavía ahora, hay tinerfeños que no se creen que sea un alga y asocian este fenómeno a los vertidos de aguas negras y los emisarios. La investigadora lo niega pero aclara que "esto no quiere decir que no haya un problema con los emisarios, los sedimentos en el mar o incluso el polen". Sin embargo, estas manchas en concreto no son provocadas directamente por los vertidos residuales.

Los investigadores, aún teniendo claro de qué se trataba, quisieron comprobarlo in situ. Así es que el pasado sábado 15 de julio, Nereida Rancel fue a trabajar en la costa de Teno a Los Gigantes (municipio de Santiago del Teide) en zodiac junto con la doctora Marta Sansón y el doctor Javier Reyes. "La mancha abarcaba toda la costa, zonas más densas que otras. La morfología de la mancha recordaba a la de Trichodesmium, flotando y con aspecto pajizo€Así que sin dudarlo cogí una muestra y Javier Reyes sacó fotos y videos", explica Rancel en el blog Fitopasión.

"Aunque sospechábamos de qué se trataba, la curiosidad nos pudo. Así es que fuimos al departamento a mirar las muestras que habíamos recogido al microscopio. Y, efectivamente, eran Trichodesmiun erythraeum", subraya.

Según observaron los expertos, las manchas flotan en la superficie tienen color marrón pajizo y cuando la tocas se disipan, abriéndose. Ahí es cuando puede observarse su similitud con las hebras de heno, pero en miniatura.

Estas cianobacterias forman capas flotantes en la superficie del mar. Existen estudios de la NASA realizados en las costas de Florida (Estados Unidos) por un problema parecido que concluyen que el afloramiento se ve favorecido por un incremento de hierro en el agua a causa del polvo del Sahara, un fenómeno que afecta especialmente a Canarias.

"Lo que pasa en la zona de Canarias es que, en épocas de calima, donde el Alisio no sopla y las temperaturas son altas, se dan las condiciones perfectas para que se dé el afloramiento de Trichodesmium, pues la calima viene cargada de polvo del Sahara rico en hierro. Como no hay viento, se deposita en grandes cantidades en las costas canarias, que unido a la temperatura del agua en esta época del año forman un caldo de cultivo ideal para el afloramiento de esta cianobacteria. Después del afloramiento, las cianobacterias mueren y las aguas lucen entre rojas y marrones durante un tiempo, liberando la ficoeritrina (pigmento rojo) al mar, tiñéndolo de rojo y quedándose los filamentos de color verde a la vista", expone Nereida Rancel.

No solo los expertos dejan claro que una cosa son las microalgas y otra distinta la contaminación por vertidos de aguas negras o de otro tipo. También lo ha hecho la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias, que aclara, además, que no se están cerrando las playas cuando se detectan estas manchas, sino que se colocan señales de advertencia para que los bañistas no entren en contacto con ellas por precaución.

La Dirección General de Salud Pública recordó que "la mayoría de las microalgas son inocuas, aunque algunas pueden producir toxinas con distintos efectos para la salud, ya sea por contacto, por la ingesta del agua que las contiene o por la inhalación de los aerosoles provocados por el oleaje". El contacto con las microalgas que han florecido en Canarias genera en algunos casos irritación, según confirmó este departamento, pero nunca problemas graves.

Aún así, se están tomando medidas de precaución para garantizar el buen estado de los numerosos bañistas que acuden al mar para refrescarse del intenso calor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tenerife

Sanidad desvincula tajantamente las microalgas de los vertidos y asegura que no hay riesgo para la salud

El Gobierno canario afirma que la calidad de las aguas isleñas "es excelente" - Científicos y...

Lluvia de pétalos para San Roquito

Lluvia de pétalos para San Roquito

Más de 16.000 personas se dan cita en el municipio norteño para disfrutar de una de las romerías...

Sanidad afirma que las microalgas son un fenómeno natural "al que acostumbrarse"

Sanidad afirma que las microalgas son un fenómeno natural "al que acostumbrarse"

Los expertos desvinculan tajantamente su aparición con la presencia de vertidos

El Ejecutivo actualizará el censo de emisiones al mar en octubre

El Ejecutivo actualizará el censo de emisiones al mar en octubre

La directora general de Protección de la Naturaleza apunta que desde el inicio de la legislatura...

La feria de Pinolere reconoce las tradiciones de Valle Gran Rey

Se celebrará entre el 1 y 3 de septiembre en el barrio homónimo de La Orotava

Reflexiones sobre el afloramiento de microalgas, los emisarios, vertidos incontrolados y...

Reflexiones sobre el afloramiento de microalgas, los emisarios, vertidos incontrolados y...

Nuestras playas de nuevo están de actualidad por la presencia de manchas parduzcas

Enlaces recomendados: Premios Cine