31 de enero de 2017
31.01.2017

El estudio de Calatrava analiza las deficiencias detectadas en el Auditorio

El equipo del arquitecto mantiene una reunión con el Cabildo para conocer el informe que revela los problemas de humedades y los fallos en el revestimiento

31.01.2017 | 03:35
El estudio de Calatrava analiza las deficiencias detectadas en el Auditorio

Miembros del estudio de Santiago Calatrava mantuvieron ayer una reunión con técnicos del Cabildo para conocer de primera mano el peritaje que revela deficiencias en el Auditorio de Tenerife Adán Martín. Fuentes oficiales del despacho confirmaron que "no se ha querido esperar" a recibir ese documento para hacer frente a esta situación después de que la Corporación insular informara el pasado viernes sobre los fallos hallados en el revestimiento y los problemas de humedades detectados en el edificio diseñado por el valenciano. El arquitecto de renombre internacional tiene "mucho interés" en disponer de todos los detalles sobre este asunto porque este inmueble cultural es uno de sus proyectos "más queridos y de los más importantes" que ha desarrollado, subrayaron, de ahí que hablaran de una colaboración "total" con la Institución.

Una vez establecido este primer contacto, esas mismas fuentes especificaron que lo que toca ahora es ahondar más en ese análisis llevado a cabo por la entidad Intemac para a continuación "resolver cualquier contingencia que haya podido surgir", si bien recordaron que este es el primer aviso que tienen por desperfectos desde que este emblema de la capital chicharrera fue inaugurado en 2003. "Hasta ahora, nadie en los 14 años ha comunicado ningún tipo de anomalía", resaltaron.

La entidad que ha examinado la construcción, Intemac, informa en su documento sobre la caída del trencadís utilizado para revestir el edificio -la especie de mosaico blanco- así como de las filtraciones de agua y humedades halladas en algunas zonas.

Plazo de 15 días

El director insular de Cultura, José Luis Rivero, informó ayer de que Santiago Calatrava y las tres empresas que construyeron el Auditorio tienen 15 días para responder a ese informe, que según especificó realiza una cuantificación "estimativa" del importe que supondría subsanar estas deficiencias y que asciende a 2,6 millones de euros, 2,1 millones por el revestimiento y 500.000 euros por las humedades.

El titular de este símbolo arquitectónico para Santa Cruz y la Isla es el área de Patrimonio de la Corporación tinerfeña y, tras remitir ese peritaje al Consejo de Gobierno del Cabildo, se acordó solicitar a Intemac una evaluación sobre el origen de las humedades y de los posibles fallos que hubiesen podido originar.

José Luis Rivero manifestó que en ese primer documento emitido se deja "bien claro" que no hay ningún tipo de deficiencia respecto al mantenimiento que ha efectuado la Institución en los años de vida del Auditorio, sino que los problemas encontrados se deben a defectos de diseño o de edificación. Detalló que las humedades se atribuyen al emplazamiento del inmueble, cerca del mar, a la edad de los materiales de construcción, al adhesivo utilizado para el revestimiento de la cubierta y al hormigón que la sostiene. Ante estas conclusiones, subrayó que corresponde responder sobre estos resultados a la oficina del arquitecto y a las tres empresas constructoras.

El director de Cultura indicó, no obstante, que el recinto no presenta ningún riesgo y que se han tomado las medidas cautelares oportunas, como instalar sensores y llevar a cabo cada mes una evaluación. "El Auditorio sigue en pleno funcionamiento y no hay cancelaciones ni defectos que impidan el uso correcto y adecuado de trabajadores y de usuarios", puntualizó.

Oposición

Tanto el Partido Popular (PP) como Podemos en la Corporación respaldaron ayer la exigencia de soluciones tanto al arquitecto como a las empresas constructoras, si bien cada una de las formaciones hicieron sus respectivas críticas. En el caso de la fuerza morada, el consejero Roberto Gil reprochó que el Gobierno insular no disponga de un fondo para hacer frente a este tipo de fallos ya que, según aseguró, se habla de que los trabajos se pagaran en un primer momento con fondos públicos. El representante no pasó por alto "el agujero negro" que ha supuesto esta instalación, al recordar el sobrecoste que implicó su construcción -de 24 a los 72,3 millones de euros-, y denunció "que nunca se haya gastado tanto en obra social" y sí en un inmueble "que no es de primera necesidad", y más cuando "los hospitales del Norte y del Sur ya eran una demanda".

Él y la consejera del PP Ana Zurita señalaron que a estas alturas aún no han tenido acceso al informe realizado por Intemac, aunque ella confía en que el Ejecutivo (formado por Coalición y Partido Socialista) le dé traslado y celebró la decisión de pedir respuestas a los implicados. Pero eso no quita que la representante advirtiera de una "dejadez de funciones" por parte de los responsables públicos insulares y que recordara que la decisión de realizar un estudio surgiera de "una iniciativa del Partido Popular". "Seguiremos pendientes para que se lleve hasta el último término el cumplimiento del edificio", avisó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine