21 de enero de 2017
21.01.2017

Adeje se rinde a San Sebastián

El municipio celebra la tradicional bendición de animales en la playa de La Caleta en la que participaron más de 100 caballos

21.01.2017 | 00:20
Adeje se rinde a San Sebastián

Durante la mañana de ayer tuvo lugar una de las celebraciones más antiguas de la Isla. La festividad de San Sebastián data del siglo XVIII y se lleva a cabo en un lugar de culto previo a la Conquista. Con el transcurso del tiempo, la fiesta se ha ido adaptando a las nuevas costumbres, pero cada año congrega a miles de personas que asisten en La Caleta a la tradicional bendición de animales que tiene lugar tras la procesión por la playa de La Enramada.

"La fiesta ha transcurrido con total normalidad, no ha habido ningún incidente y la valoración que hacemos es muy positiva", aseguró el concejal de Desarrollo Creativo, Adolfo Alonso Ferrera, quien también destacó que "hemos podido asistir a un San Sebastián multitudinario al que también han acudido más de 100 caballos con sus jinetes, un camello, burros, cabras, perros, ovejas, entre otros animales".

La celebración se inició a las 12:00 del mediodía, hora en la que tuvo lugar la eucaristía. Este año, han asistido una gran cantidad de medios de comunicación para hacerse eco de esta festividad, incluso ha venido una televisión de corea del Sur.

A pesar de que el día grande es el 20 de enero, durante la víspera también hubo actividades, entre ellas destaca la misa cantada por la Parranda Boleros de Armeñime en honor al santo, la procesión nocturna acompañada por la Banda del Patronato Musical de la Histórica Villa de Adeje, la ofrenda de fuegos artificiales y la exposición al aire libre San Sebastián, una tradición, la cual narra la historia de esta celebración a lo largo de los años.

La talla que es venerada en la actualidad y que tiene 101 años, salió a hombros del colectivo de Porteadores de la Virgen y de aquellas personas, cada año, prometen a San Sebastián sus asistencia a la celebración. La procesión discurrió por la plaza y se dispuso hasta llegar a la playa de La Enramada, zona en la que los jinetes hicieron su tradicional entrada al mar.

Tras hacer su reverencia al mar, como es tradición, la comitiva se dirigió a la zona del humilladero, lugar donde también se encontró la imagen de la Virgen de la Encarnación, patrona de Adeje. Finalmente, San Sebastián se posicionó en la entrada de la plaza, que también lleva su nombre, para presenciar la bendición de los animales congregados durante este día.

Historia de la Fiesta

La historia de la fiesta a San Sebastián en Adeje se inició en los primeros años del siglo XVIII en un lugar de culto previo a la Conquista y, con el devenir de los años, ha ido evolucionando conjuntamente con los cambios sociales y del propio entorno donde se celebra.

Desde el principio ha sido una fiesta relacionada con el mundo del campo. Muchas personas campesinas y ganaderas, no sólo de Adeje sino de todo el Sur y de otras partes de la Isla fueron sumándose a esta fiesta y haciéndola suya.

La venerada talla de San Sebastián adejera, que fue traída al municipio por solicitud del párroco Eulogio Gutiérrez Estévez , natural de Icod de los Vinos y que estuvo 17 años en Adeje, celebró en 2016 su centenario. Es por ello que, desde el Ayuntamiento se ha querido conmemorar con la edición de un libro donde se recoge la historia de la festividad, así como testimonios orales y material fotográfico antiguo.

A esta imagen le atribuyen numerosos milagros. Todavía hoy, muchas son las personas que recurren al San Sebastián de Adeje con la esperanza de una rápida curación de sus dolencias o para solicitar algún favor o cumplir con la promesa.

Asimismo, uno de los hechos relevantes esta fiesta se vivió el 20 de enero de 1916, al ser trasladada en procesión desde la Parroquia de Adeje hasta la ermita de San Sebastián la nueva imagen de este Santo, elaborada en la casa Bririllo de Valencia. Al llegar a la costa se celebró la misa, como informó en Gaceta de Tenerife Un adejero divertido, el 29 de dicho mes.

En la publicación se escribió que "acabado este piadoso movimiento que duró cerca de dos horas se cantó la letanía y a continuación la Misa dicha por el párroco Eulogio Gutiérrez Estévez alma de la fiesta por el celo desplegado en la traída de la preciosa escultura del Santo y en el agrandamiento de su Capilla. Luego se organizó la procesión hasta la orilla del mar, seguida de una abundante comida y una cabalgata con más de cien camellos y bestias de carga. Asistieron a los actos más de 2.000 personas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine