31 de diciembre de 2016

Las uvas en destinos de ensueño

El Parador Nacional del Teide vende todas sus plazas, reservadas desde hace meses. Viajar para partir el año, un plan cada vez más buscado

31.12.2016 | 02:57
Las uvas en destinos de ensueño

Partir el Año Nuevo en un escenario tan especial como el Parador Nacional de las Cañadas del Teide es para muchos un sueños y para otros una tradición. Hay clientes de este establecimiento que repiten desde hace décadas de la magnífica sensación que produce alojarse durante las dos últimas noches del año, disfrutar de una cena de gala y comer las doce uvas a medianoche a 3.270 metros de altura. El majestuoso volcán aparece a escasos cientos de metros del parador, iluminado por cientos de miles de deslumbrantes estrellas.

El director del Parador Nacional de las Cañadas del Teide, Miguel Castro, señala que "la venta del paquete que ofrecemos para las dos últimas noches del año y el primer día de 2017 está al cien por cien de ocupación. Es una oferta de dos noches de alojamiento, cena el 30 de diciembre, la de gala de la noche del 31, y un brunch para el día 1 de enero. Los clientes, además, disfrutan de un concierto y diversas actividades por 450 euros por persona en una habitación doble".

La reserva para disfrutar de estas dos noches hay que hacerla con mucha antelación pues tiene una alta demanda desde hace muchos años. De hecho, Castro asegura que "hay familias que repiten este destino en estas fechas desde hace 15 y 20 años, y vienen ininterrumpidamente todos los años".

Este es un destino mágico, cercano para un tinerfeño o un canario, pero cada vez más son más personas las que eligen coger un avión por estas fechas para disfrutar de las fiestas navideñas en otro lugar más alejado, a veces, muy alejado. Se está perdiendo el miedo a la crisis y la gente comienza a demostrar más alegría en el bolsillo. Así, algunos de los destinos más demandados para partir el Año Nuevo, según diversas webs especializadas, son:

Madrid. Disfrutar de la noche del 31 de diciembre en la Puerta del Sol, esta vez sin verla por la televisión y rodeado de unas 25.000 personas, es una sensación vibrante. El reloj de la Puerta del Sol es el mecanismo más famoso del país, el que marca para la gran mayoría de los españoles el inicio de un año nuevo, ya que gran parte de las televisiones del país se sitúan allí para retransmitir las doce campanadas. La fiesta que se monta en la Puerta del Sol es una de las más animadas de Europa y tanto madrileños como visitantes se congregan para brindar y celebrar por todo lo alto el Año Nuevo.

Nueva York. Desde 1907 la gran "bola" de la neoyorkina plaza de Times Square desciende marcando el inicio de un nuevo año para quienes siguen con fervor la mayor celebración de Estados Unidos. El fiestón para despedir el año que se va comienza, nada más y nada menos, que siete horas antes durante las cuales hay actuaciones musicales de celebrities de primer nivel. Una lluvia de casi una tonelada de confetti caerá sobre las cabezas de casi un millón de personas.

Londres. Ir a Londres en Navidad es siempre un auténtico placer. Desde el South Bank, junto al conocido London Eye, se puede contemplar junto a más de 500.000 personas el increíble espectáculo de fuegos artificiales sobre el Támesis y el Big Ben nada más iniciar el año nuevo. La fiesta de fin de año en la capital británica dura hasta altas horas de la noche para continuar por la mañana con la New Year's Day Parade, un gran desfile con músicos, bailarines y acróbatas que recorren las calles de la ciudad.

Sídney. El espectáculo de fuegos artificiales de la ciudad australiana es uno de los más impresionantes del planeta y la imagen de la celebración del Año Nuevo con una iluminada Opera House y una preciosa bahía como telón de fondo, ha dado la vuelta al mundo en muchas ocasiones. Aunque hay varias sesiones pirotécnicas previas, la más espectacular es la que despide el año y que dura unos quince minutos. Si se quiere coger sitio, hay que hacer cola desde primera hora del 31 de diciembre.

Budapest. Las celebraciones de Año Nuevo en la capital de Hungría no se ciñen a una noche y una mañana, porque los húngaros son unos auténticos fiesteros. Se recomienda coger sitio frente al Puente de las Cadenas para ver los fuegos artificiales sobre el Castillo de Buda; brindar con pálinka en los mejores ruin bars que se animan hasta altas horas de la noche. No hay que perderse el concierto del día 1 de enero de la majestuosa Ópera y, si se tiene resaca, nada mejor que un relajante baño en el balneario de Széchenyi.

Tokio. La celebración del Año Nuevo en Japón está llena de simbolismo y rituales que deben cumplirse incluso tres días después del sh?gatsu, es decir, la principal festividad japonesa. Hay que visitar el Meiji Jingu, uno de los templos más importantes de Tokio, para tocar la campana, hacer las plegarias a los dioses y beber amazaki, un sake dulce para entrar en calor. La noche en una ciudad que nunca duerme.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tenerife

El Consistorio suspende los actos previstos para la Octava de la Virgen

Tras los atentados en Cataluña, sumándose a los tres días de luto decretados por el Gobierno de...

El Cabildo destina 711.475 euros a luchar contra la flora invasora

El Cabildo destina 711.475 euros a luchar contra la flora invasora

La previsión de los técnicos insulares es retirar a lo largo de este año unas 90 toneladas de rabo...

El Consistorio organiza la séptima edición de la Noche en Blanco

El Consistorio organiza la séptima edición de la Noche en Blanco

El evento se llevará a cabo entre las 18:00 y las 24:00 horas

El Cabildo inicia el martes la mejora paisajística de la entrada a la Isla Baja

Los trabajos cuentan con un presupuesto de 53.260 euros

La feria del Pescado muestra la tradición pesquera de la localidad

El evento se celebrará los días 25 y 26 en el paseo marítimo de Los Cristianos

Enlaces recomendados: Premios Cine