03 de diciembre de 2016
03.12.2016
Santa Úrsula

El Cabildo analiza las causas y posibles riesgos de nuevos derrumbes en la vía TF-217

Los 250 vecinos de Las Toscas deberán usar otra carretera hasta garantizar la seguridad

02.12.2016 | 23:34

El Cabildo de Tenerife investiga las causas del derrumbe que sufrió un muro junto a la carretera TF-217 el pasado jueves y si presenta nuevos riesgos de desprendimientos que puedan volver a afectar a esta vía de interés insular. El alcalde de Santa Úrsula, Juan Acosta, informó ayer de que este suceso tuvo lugar justo a la entrada al barrio de Las Toscas, donde viven unos 250 vecinos, por los que los residentes de este núcleo no pueden entrar ni salir por este enlace hasta que la Corporación determine la posible existencia o no de peligrosidad.

Como alternativa, el regidor explicó que estos habitantes cuentan con una vía eventual que sin embargo ofrece "menos condiciones", ya que por ejemplo "una ambulancia no entraría" si fuera necesario. Para garantizar la seguridad y el bienestar de los afectados, señaló que el Ayuntamiento cuenta con los vehículos pertinentes para hacer frente a cualquier incidencia, aunque reconoció que cuanto antes se abra la TF-217 mejor al cumplir con las condiciones ideales. Si bien especificó que esta decisión debe tomarse una vez la Institución tinerfeña sea capaz de garantizar la seguridad de los vecinos, el alcalde añadió que las personas que necesiten información o hacer cualquier consulta pueden llamar al teléfono 922 301 640, con extensión 2225.

El regidor de Santa Úrsula subrayó que se trató de un desprendimiento "bastante grande" que no ocasionó "desgracia personal" pero sí sepultó dos vehículos. En estos momentos falta por retirar las piedras de mayor tamaño y el Cabildo "revisa el talud para ver si presenta más problemas". Ante esta situación, habrá que "esperar a lo que diga" la Corporación insular "para ver que todo quede normalizado". Por lo pronto, recordó a los ciudadanos la necesidad de "respetar las señales de tráfico" por la zona afectada.

Juan Acosta también aludió a que la TF-217 es una carretera con un tránsito "enorme" y detalló que uno de los vehículos que quedaron sepultados es "de un vecino que vive en frente" de donde se produjo el incidente. "Había salido media hora antes con su niño. Ha sido un milagro que no pasara nada", agregó con alivio el alcalde norteño.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine