30 de noviembre de 2016

La tradición que vive en una tabla

El arrastre de la ciudad del Drago congrega a cientos de espectadores en la noche grande de las fiestas. Nada amedrenta a veteranos y principiantes para lanzarse calle abajo

30.11.2016 | 04:10
La tradición que vive en una tabla
La tradición que vive en una tabla
Carmen Monje
"Yo también me he animado alguna vez. Es una experiencia que hay que probar"
Espectadora

 

 
Marta Martín
"Lo más importante son las ganas de subir y bajar las empinadas cuestas"
Arrastradora

 

 
Ruben Luis
"Es algo que se lleva dentro desde niño, todas las familias lo celebramos"
Arrastrador veterano

 

 
Laura González
"Le enseñaré un vídeo a mis amigos de Soria para que vean como son las fiestas aquí"
Espectadora

 

 
Álvaro Pérez
"La adrenalina que se suelta por estas calles no se puede comparar con nada"
Arrastrador principiante

 

 

Apenas dura unos segundos pero su emoción y adrenalina se mantienen todo un año. El tradicional arrastre de Icod de Los Vinos se lleva en la sangre y no hay icodense que se resista ante la aventura de dejarse caer en una tabla. Ayer, en la víspera de San Andrés, lo demostraron una vez más. Al grito de "¡Voy!", ¡Fuera, fuera!" y los consiguientes, "¡Ay!" y "¡Por poco!", veteranos y principiantes se lanzaron calle abajo, los más osados por la empinada calzada El Plano, con poco más que un trozo de madera o metacrilato bajo sus cuerpos. Ni la sorprendente velocidad, ni los obstáculos que se interponen por el camino, ni la mirada atenta de los cientos de espectadores, ni tampoco el gran impacto contra los neumáticos que amortiguan la salida. Nada les amedrenta. Para ellos, esta tradición bien merece un par de rasguños y heridas de guerra.

"Es algo que se lleva desde niño", asegura Rubén Luis mientras se dispone a subir de nuevo la cuesta para volver a volar sobre las ruedas. Este icodense se ha puesto encima de su tabla este 2016 después de 11 años sin participar. "Siempre venía verlo, pero este año no me resistí. Tenía que darle caña al cuerpo", añade a la vez que enseña su tabla, confeccionada, según afirma, la noche anterior. "Ha sido todo de imprevisto", reconoce.

Luis es de los que se pasa el año esperando este día. "Mi padre, que ya falleció, se llamaba Andrés, esta fiesta la celebró desde que nací", sostiene con emoción. El icodense, todo un veterano, explica algunos conocimientos necesarios para tener una buen viaje por la calle El Plano. "Es importante conocer esta vía, tener en cuenta que puede venir alguien detrás, estar pendiente del público y, por supuesto, saber entrar en las gomas", detalla Luis, quien puntualiza que "hay que levantar las piernas. Con este truco seguro que no te lesionas".

Para evitar sustos, los arrastradores de Icod llevan pitos, aunque lo que mejor suele funcionar es un buen grito. A pesar de ser muy joven, Marta Martín lo sabe. Esta icodense nació con una tabla bajo el brazo. "Desde pequeña me he tirado en el arrastre y desde hace cinco años lo hago por esta calle", reconoce aún temblorosa de la última lanzada. El Plano es la meta a la que aspiran todos. "Se coge mucha velocidad y el salto es genial. Todos queremos lanzarnos por ella", aclara. Aunque reconoce que unos buenos guantes, un pito y un cojín para amortiguar la caída son importantes, lo fundamental para disfrutar de estas fiestas "son las ganas de subir y bajar las cuestas". "Llevo aquí desde las 10 de la mañana pero aún no me canso", añade.

Cuenta la tradición que esta popular celebración nació en el siglo XVI, cuando los icodenses lanzaban las tablas de madera desde las zonas altas del municipio hasta el casco de la ciudad y el puerto de San Marcos con el objetivo de abastecer la construcción de edificios y barcos. Sobre los tablones era necesario que se colocara una persona que, esquivando piedras y curvas, llegaba a la costa en un abrir y cerrar de ojos. Ahora, poco quedan de esos tablones de manera, la mayoría de la tablas son de metacrilato y algunas, incluso, lucen luces led, graffitis y decoraciones de todo tipo. Sin embargo, el olor a tea sigue siendo irremplazable para muchos. De esta opinión es Julio Rodríguez, uno de los veteranos. "Nosotros no estamos a favor de estas tablas, se pierde uno de los grandes símbolos de San Andrés que es la madera", revela el icodense mientras a su lado pasan grupos de jóvenes con sus tuneadas tablas.

Abajo, al final de la calle, cientos de espectadores no pierden atención de lo que ocurre por la calzada. Entre ellas, Cande Hernández y sus amigas, quienes disfrutan del espectáculos aunque ya han tenido que lamentar algún susto. "Tenemos a toda la familia por ahí lanzándose, aquí cuando naces ya te dan una tabla", asegura Hernández. Las icodenses recuerdan que antaño era aún más peligroso. "Se tiraban en tablones enormes unas diez personas, no podían ni con él", agregan.

El ruido y las chispas centran la atención de la noche, pero la fiesta también se vive en los puestos de castañas y de vino que estrenan este día los nuevos caldos. Todavía queda para rato. La celebración no dará fin hasta la madrugada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tenerife

El viento tumba el Belén de La Orotava
El viento tumba el Belén de La Orotava

El viento tumba el Belén de La Orotava

Las fuertes ráfagas destrozaron el nacimiento del municipio norteño durante la madrugada de este...

´Soy voluntaria porque tengo corazón´

´Soy voluntaria porque tengo corazón´

El servicio de teleasistencia que ofrece Cruz Roja ayuda a los personas que están solas a disponer...

El viento destroza el portal de Belén de la plaza del Ayuntamiento

El viento destroza el portal de Belén de la plaza del Ayuntamiento

El Nacimiento amanece con sus figuras tiradas pese a los intentos del personal de Protección Civil...

Es más barato viajar de Madrid a Moscú o El Cairo estas Navidades que a Tenerife

Es más barato viajar de Madrid a Moscú o El Cairo estas Navidades que a Tenerife

El precio de los billetes entre la capital española y Canarias ronda los 650 euros. Volar a Nueva...

´Están tranquilos; saben que estamos ahí´

´Están tranquilos; saben que estamos ahí´

Cruz Roja recorre las Islas en ambulancia, con presencia en actos, fiestas y pruebas deportivas

Los niños exigen más igualdad entre juegos y mucha diversión

Los niños exigen más igualdad entre juegos y mucha diversión

El Intercambiador de Santa Cruz de Tenerife acoge la primera Fiesta de la Igualdad con la...

Enlaces recomendados: Premios Cine