15 de noviembre de 2016
15.11.2016
Tacoronte

El barrio de El Pris inaugura una nueva ermita con la bendición del obispo

El templo de culto católico, que venera a la virgen del Carmen, se ha construido al lado del embarcadero de la localidad costera

15.11.2016 | 02:44
El barrio de El Pris inaugura una nueva ermita con la bendición del obispo

El barrio costero de El Pris, en Tacoronte, tiene ya una nueva ermita dedicada al culto católico, en la que se venera a la Virgen del Carmen, y que se ha edificado al lado del embarcadero de la localidad. En el acto de inauguración y bendición del nuevo templo, celebrado el sábado, estuvieron presentes el obispo de la diócesis Nivariense, Bernardo Álvarez, el alcalde de Tacoronte, Álvaro Dávila, el vicenconsejero de Política Territorial del Gobierno de Canarias, Jesús Romero, y el párroco Rufino Pérez, además de las concejalas del equipo de Gobierno de Tacoronte, Virginia Bacallado, Olga Sánchez y Esmeralda Estévez y de concejales de otros grupos políticos presentes en la Corporación. También asistieron el arquitecto, representantes de la empresa constructora y numerosos fieles y vecinos del barrio.

La nueva ermita es fruto de la ilusión, trabajo, donaciones y apoyo de muchas personas de El Pris y del resto del municipio, desde hace muchos años. El obispo, Bernardo Álvarez, destacó la belleza singular e importancia del nuevo templo como espacio de reunión de los fieles. Por su parte, el alcalde, Álvaro Dávila, recordó el apoyo que ha prestado el Ayuntamiento y el Gobierno de Canarias para facilitar la construcción de la nueva ermita, a la que calificó "de faro y punto de arranque de una nueva etapa para un barrio" donde, según anuncio, se realizarán a corto y medio plazo importantes actuaciones públicas.

Después de la apertura de las puertas, en la nueva ermita se desarrolló una solemne misa cantada por el coro de San Juan, concelebrada por varios sacerdotes y presidida por el obispo. Durante su transcurso se realizó la bendición del templo y de todos los elementos litúrgicos y sagrados.

Al finalizar la ceremonia, el párroco Rufino Pérez agradeció una vez más el apoyo de todas las personas y entidades que han permitido hacer realidad la nueva ermita, aunque también recordó que sigue haciendo falta la colaboración de los fieles para pagar la deuda económica que queda pendiente.

El acto finalizó con el lanzamiento de fuegos artificiales y una paellada, a la que asistieron las autoridades civiles y religiosas y numerosos vecinos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine