Movilización vecinal

"Nos vamos, pero ¿cuándo volvemos?"

Unas 500 personas se manifiestan ante el Ayuntamiento de Candelaria a 11 días del desalojo de Bajo la Cuesta por el riesgo de desprendimientos

17.10.2016 | 16:08
"Nos vamos, pero ¿cuándo volvemos?"
"Nos vamos, pero ¿cuándo volvemos?"

Los vecinos piden que se garanticen las ayudas para el tiempo que dure el 'exilio'

"Nos vamos, pero ¿cuándo volvemos?". Es una de las frases escritas en las decenas de carteles con los que alrededor de medio millar de personas se manifestó ayer ante el Ayuntamiento de la Villa de Candelaria. Unos 500 vecinos del barrio de Bajo la Cuesta -y sus familiares y amigos- que exigieron al Consistorio garantías de que estará a su lado tras el desalojo de la localidad, amenazada por el riesgo de desprendimientos de rocas. Será el próximo día 27 cuando tendrán que dejar sus casas, algo que dan por descontado y a lo que no se niegan siempre que el gobierno local asegure las ayudas pertinentes para todo el tiempo que dure el obligado exilio, un tiempo que desconocen y que la alcaldesa María Concepción Brito asegura no poder concretar.

"Nos enteramos por el periódico de que nos iban a desalojar; no han hablado con nosotros", se lamentaba Leandro Coello, uno de los representantes y portavoces del colectivo vecinal. De hecho, la indignación entre la población de Bajo la Cuesta no estriba tanto en la próxima evacuación (los daños que sufre un talud son los que ponen en riesgo la seguridad de las viviendas y sus inquilinos) como en el hecho de que el Ayuntamiento, según denuncian, se haya desentendido de su situación. "Hay 40 familias afectadas, muchas sin una segunda residencia, y ni siquiera se ha hecho un informe social", denunciaba Sara Aragón, que explicó que con sus presiones han conseguido el anuncio de una reunión que, en principio, tendrá lugar mañana. Con todo, no confían en que la cita sirva para que el ejecutivo municipal, que integran PSOE y Coalición Canaria (CC), garantice las ayudas necesarias. "No van a comprometerse a nada", insistió Aragón, quien expuso que la falta de información sobre los plazos para ejecutar las obras alimenta entre los vecinos las sospechas de que Bajo la Cuesta supone un obstáculo para futuros proyectos urbanísticos. "Desalojo de Bajo la Cuesta, oscuras intenciones", rezaba otra de las pancartas que portaban los manifestantes.

En definitiva, temen que los daños del talud sean la excusa para un desalojo definitivo. Tomás González, que en su día fuera portavoz de los vecinos de Cho Vito, el núcleo pesquero, también de Candelaria, al que la ley de costas condenó al derribo, acudió ayer a la manifestación para dar su apoyo a Bajo la Cuesta y puso nombre y apellidos a la sospecha generalizada: "Aprovecharán para hacer un muelle deportivo y un Tabaiba II". González afirmó que los dos casos, el de Cho Vito y el de Bajo la Cuesta, tienen similitudes: "Aquí se sabe cuándo sales pero no cuándo vuelves".

"Estamos abandonados, desesperados", expresaba Gloria Oliva; "tenemos un disgusto máximo con el Ayuntamiento y con Coalición Canaria, que cuando no estaba en el gobierno prometió una solución", agregaba Pablo Loureiro; "están pidiendo a los vecinos que busquen ellos un alquiler y que en diciembre sacarán las ayudas, es decir, que me desalojas ahora y ya en diciembre me dices si tengo o no la ayuda", se quejaba María Gómez. Son tres de los vecinos del barrio a los que se sumaron en la protesta varios de los concejales en la oposición, una oposición que integran Partido Popular (PP), Sí Se Puede y Vecinos por Candelaria. El portavoz del PP, Juan Miguel Olivera, confirmó que, al menos hasta la mañana de ayer, su grupo no había sido convocado a la reunión de mañana, aunque los representantes vecinales esperan que todo el pleno esté presente en el encuentro.

La versión de Brito

La alcaldesa socialista, por su parte, quiso ser clara ante los medios de comunicación en una improvisada comparecencia. Por un lado, Brito aseguró que los informes técnicos confirman que existe un peligro cierto para las casas y sus inquilinos; por otro, insistió en que las ayudas de emergencia "ya se están tramitando". La regidora municipal hizo también hincapié, ante la desconfianza de los vecinos, en que el desalojo será provisional, si bien dijo no poder concretar las fechas y plazos de unos trabajos que comenzarán de forma inminente, es decir, en cuanto se produzca la evacuación este próximo día 27.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tenerife

La feria del vino, los turrones y la pesca
La feria del vino, los turrones y la pesca

La feria del vino, los turrones y la pesca

Más de 21 carpas ofrecen productos locales animadas por grupos folclóricos y parrandas en la plaza...

El Cabildo tendrá las cuentas más grandes de su historia

El Cabildo tendrá las cuentas más grandes de su historia

Los presupuestos de la Corporación y de sus entidades se acercan a los 1.000 millones el próximo año

Podemos revela el ´descontrol´ en el Recinto Ferial

Constata, a través de una auditoría, que el presunto desfalco es "más grave" que lo reconocido por...

Sacyr se reafirma y reclama más fondos para la obra del Hospital del Sur

Sacyr se reafirma y reclama más fondos para la obra del Hospital del Sur

La empresa presenta alegaciones en las que justifica el aumento del presupuesto

Cuatro empresas ganan el Premio Sinpromi

Cuatro empresas ganan el Premio Sinpromi

Las entidades galardonadas son La Esponja del Teide, KFC Tenerife, Transportes Pérez y Cairós y...

El Cabildo analiza las causas de derrumbes en la vía TF-217

Los 250 vecinos de Las Toscas deberán usar otra carretera hasta garantizar la seguridad

Enlaces recomendados: Premios Cine