La Policía investiga si el líder islamófobo que vive en Arona ordenó dos atentados

Dos artefactos explotan frente a una mezquita y un centro de congresos en Dresde

28.09.2016 | 04:28
La Policía investiga si el líder islamófobo que vive en Arona ordenó dos atentados

La Policía investiga si Lutz Bachmann, el líder islamófobo alemán que fijó hace unos meses su residencia en el sur de Tenerife, ordenó desde la Isla los ataques xenófobos de la noche del lunes en Dresde, la ciudad alemana de donde es originario. La capital de Sajonia sufrió varios ataques racistas en los que no se registraron heridos. En concreto, dos artefactos de fabricación casera explotaron frente a una mezquita y un centro de congresos de la ciudad alemana donde se celebró un día antes el acto conmemorativo del décimo aniversario de la Conferencia Alemana sobre el Islam.

La policía germana apunta que podría tratarse de un ataque xenófobo, debido a los movimientos islamófobos que existen en la ciudad. Uno de ellos es la plataforma Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente (Pegida), creada en 2014 por Lutz Bachmann, que se mudó el pasado mes de mayo a Tenerife.

El presidente de la Policía, Horst Kretzschmar, informó en un comunicado de que "los dos atentados tuvieron lugar al mismo tiempo". "Aunque por el momento nadie ha asumido la autoría, debemos partir de una motivación xenófoba", manifestó.

Sin embargo, Bachmann aseguró ayer en su perfil en una red social que su grupo no era el responsable de este ataque, aunque ironizó con que seguramente se les sería atribuido. Bachmann tenía previsto viajar el pasado lunes a Alemania para someterse a una moción de censura por parte de sus seguidores, ya que el movimiento que dirige se encuentra dividido.

Por su parte, el ministro del Interior alemán, Thomas de Maizière, condenó ayer duramente los ataques y señaló que son "tanto más indignantes" al haber tenido lugar en coincidencia con el acto festivo con motivo de los diez años de la Conferencia Alemana sobre el Islam, foro de debate entre las asociaciones islámicas presentes en el país y el Estado, los estados federados y los municipios.

Las fuerzas de seguridad relacionan estos ataques con la celebración este fin de semana en Dresde, capital del estado de Sajonia, de las festividades organizadas con motivo del Día de la Unidad, que se celebra el 3 de octubre. Kretzschmar afirmó que la policía se encuentra en alerta y va a revisar el dispositivo de seguridad diseñado, evaluará de nuevo los posibles riesgos y aumentará si es necesario la vigilancia.

Antecedentes

Aunque Bachmann se desvincule completamente de estos ataques en su ciudad natal, lo cierto es que este líder islamófobo tiene un amplio historial delictivo por xenofobia, robo con violencia y venta de cocaína, entre otros delitos.

El pasado mes de mayo decidió mudarse junto a su familia al municipio de Arona alegando "huir de los refugiados" que residen en Alemania y a los que ha llamado "ganado", "escoria" y "basura".

En un vídeo que difundió hace unas semanas en su perfil de Facebook, Bachmann asegura que tiene previsto visitar su ciudad de origen cada dos semanas como "muestra de resistencia".

El líder islamófobo también afirma que tanto él como su familia "hemos sido perseguidos". "Entraron en mi casa cuatro veces e hicieron explotar mi coche. Esto es necesario por mi seguridad y la de mi familia", detalla, refiriéndose a su mudanza a la zona de Los Cristianos.

Este hombre que promueve el odio hacia los musulmanes y refugiados trabajaba en una agencia de relaciones públicas y fotografía en Alemania hasta que se trasladó a Tenerife. No fue hasta hace ahora dos años cuando impulsó el movimiento islamófobo en la ciudad. En octubre de 2014 organizó la primera de una cadena de protestas xenófobas y racistas.

De entrada sólo le secundaron alrededor de 300 personas, muchos simpatizantes de grupos neonazis, pero fue ganando seguidores hasta que el 19 de octubre del año pasado llegó a reunir a cerca de 20.000 personas. Ese día, Pegida exhibió su poder de convocatoria, revitalizado por la crisis de los refugiados y desafiando a miles de manifestantes que trataron de neutralizar su marcha.

Sin embargo, el radical Lutz Bachmann tuvo que dimitir como cabeza visible de Pegida por un selfie en el que aparecía imitando a Adolf Hitler.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine