La tardanza del Ejecutivo regional obliga a la familia de refugiados a regresar a Irak

Abdul Kareem, su mujer y sus tres hijos habían solicitado asilo en el Archipiélago - Dos de los menores padecen parálisis cerebral y no tienen acceso a medicación

26.08.2016 | 02:40
La tardanza del Ejecutivo regional obliga a la familia de refugiados a regresar a Irak

Tras varias semanas esperando una respuesta que nunca llegó, la familia de refugiados iraquíes que había solicitado asilo al Gobierno de Canarias, formada por Abdul Kareem, su mujer y sus tres hijos, regresó ayer a su país, Irak. Las malas condiciones en las que estaban viviendo en el campo de refugiados de Skaramagas, en Grecia, y la imposibilidad de acceder al tratamiento que dos de las hijas del matrimonio con parálisis cerebral necesitaban, les han echo tomar la decisión de volver a su país de origen.

Varias ONG habían pedido al Ejecutivo regional que se solidarizara con este caso, porque cumplían los requisitos para acogerse al traslado urgente por razones humanitarias. Sin embargo, los tiempos de la administración española parecen ser demasiado lentos y la Organización Internacional para las Migraciones resolvió antes la petición de la familia para retornar voluntariamente a Irak. Marina Delgado, miembro de la plataforma Bienvenidos Refugiados-Canarias, apunta que esta familia corre un grave peligro al regresar a su país. No solo por la situación de crisis humanitaria que se vive allí sino porque pertenecen a la etnia yazidi, que ahora mismo está perseguida. "Pueden no sobrevivir", señala.

En un comunicado difundido ayer, la plataforma denuncia como los tiempos administrativos no son los suficientemente rápidos cuando se trata de hacer frente a situaciones humanitarias urgentes.

La familia malvivía desde hacía siete meses en este campo de refugiados griego, después de haber huido del Estado Islámico con toda su familia a bordo de una de las muchas barcazas que surcan cada día el Mediterráneo. No tenían acceso a los medicamentos necesarios para sus hijas, porque resultaba demasiado caros. La familia invirtió todo su dinero en pagar a las mafias para lograr llegar a Europa y por eso no podía hacer frente a los tratamientos necesarios para las niñas, que sufren una parálisis cerebral que les impide estar erguidas y que además les paraliza las manos y los pies. La situación de la menor se agravaba porque también padece ceguera y epilepsia.

Por este motivo, Bienvenidos Refugiados-Canarias hace un llamamiento para encontrar a alguna persona o empresa que quiera hacerse cargo de los gastos médicos de las menores. "Buscamos un padrino o madrina y garantizamos que el dinero les llegará de manera directa", afirma Delgado.

Esta plataforma solidaria conoció el caso de esta familia iraquí hace algunos meses y ha intentado traerlos a España a través de diferentes vías que no han sido fructíferas. Por eso, hace algunas semanas se reunieron con la directora regional de Inmigración, Carmen Acosta y el director general de Infancia y Familia, Mauricio Roque, quienes se comprometieron a estudiar el caso.

Aunque la organización era consciente de que el Gobierno regional no ostenta la competencias para aceptar las solicitudes de asilo, sí pedía que abanderase este caso y que de esta manera presionara al Gobierno estatal para que aceptara traerlos a las Islas, como ya había hecho en casos anteriores. Justamente ayer llegaron a España dos menores iraquíes que recibirán tratamiento para una enfermedad hepática degenerativa. Sin embargo, esta vez los tiempos administrativos han sido demasiado lentos para resolver al caso a tiempo y la familia de Kareem ya está de vuelta en Irak donde tendrán que luchar por sobrevivir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine