Fiestas en honor a San Casiano

Los barcos toman el asfalto en Las Galletas

La ciudad de Las Galletas celebra la tercera edición de la Romería Barquera con la presencia de unas siete embarcaciones que recorrieron el centro de esta población costera

22.08.2016 | 11:27
Los barcos toman el asfalto en Las Galletas
Los barcos toman el asfalto en Las Galletas

Los pequeños barcos salieron en la mañana de ayer del muelle de Las Galletas, en Arona, y tomaron las calles de este núcleo costero tinerfeño. Las fiestas en honor a San Casiano trajeron consigo, un año más, la Romería Barquera, que llenó de color blanco y olor a mar diferentes vías desde el mediodía. Esta Romería Barquera cumplió ayer su tercer año como una de las fiestas singulares del barrio de Las Galletas. Durante esta cita, centenares de romeros marcharon con barcas engalanadas y totalmente vestidos de blanco. Se trata, así, de una propuesta diurna que reivindica los valores costeros del barrio y que en la jornada de ayer terminó con una gran paellada. La Romería Barquera partió a las 13:00 horas desde la rambla Dionisio González y recorrió las calles María del Carmen García y José María Galván Bello, así como la avenida Salazar hasta la calle Varadero.

Cualquier material era idóneo ayer para dar forma a las diferentes embarcaciones de este desfile que congregó a más de un centenar de personas vestidas de blanco. Este aspecto trata de honrar la profesión de los marineros, que pasan largas jornadas en alta mar llenando sus redes de pescado y ataviados con una indumentaria totalmente blanca, que les permite soportar las inclemencias del Sol sobre su piel. A estas ropas blancas se unieron, además, sombreros de paja para aguantar las horas centrales del día en mitad de la fiesta.

Esta fiesta, que cada año que pasa se afianza en el calendario de Las Galletas, surgió hace tres años de la mano de algunos de los vecinos más longevos de esta ciudad de Arona. Mario Pablo Flores fue uno de los primeros que, en 2014, se puso a trabajar en la confección de un barco que le permitiera salir a desfilar en el día grande de las fiestas en honor a San Casiano. Como explican algunos de los vecinos de la zona, "no contábamos con una romería y, al contrario de lo que ocurre con otros pueblos costeros de Tenerife, queríamos poder salir a la calle durante las fiestas de nuestro santo".

Mario Flores y su cuñado Andrés González forman parte del grupo Los fundadores, que ayer se encargó de abrir el desfile de barcos. La embarcación que los acompañó en la celebración tiene más de 20 años y la familia la ha reformado para poder darle una nueva vida, en esta ocasión, tierra adentro. Además, este año también estuvieron acompañados por otros dos botes que realizaron con sus propias manos empleando elementos como sillas de ruedas o carros de la compra. Como explicó Andrés González, "mi suegro ya no puede realizar todo el recorrido a pie y por eso le tuneamos su silla con la forma de un barco para que nos acompañáramos". Y lo cierto es que a esta pequeña obra de arte no le faltaba detalle y contaba, incluso, con un espacio para poder guardar de forma segura el vaso con bebida. Por otro lado, el carro de la compra dio lugar a una improvisada lancha de salvamento, en la que transportaron toda la comida necesaria para poder afrontar la jornada de celebración.

Pero no todo fueron barcos en este paseo puesto que la familia de Sergio González también se presentó con un vehículo con el nombre de Tinito. "Hace referencia a los coches que, en el pasado, se encargaban de transportar hasta el muelle las papas que después se cambiaban por pescado", explicó en la mañana de ayer, mientras terminaba de preparar algunas piezas de carne para poder irla repartiendo entre los vecinos durante el recorrido. Durante las dos primeras ediciones de la Romería Barquera, esta familia participó con un único barco al que, en esta ocasión, le instalaron un techo. "El próximo año seguiremos creciendo porque todo lo preparamos en un solo mes y se nota que es una fiesta que le gusta a la gente", adelantó Sergio González.

María del Cristo Acosta es otra de las vecinas que, en los últimos tres años, jamás ha faltado a esta cita. Los barcos de su grupo de familiares y amigos están hechos completamente de cartón y cada año les añaden algún nuevo detalle para que la fiesta sea diferente en cada nueva edición. Acosta destacó que, aunque este paseo apareció como una iniciativa de los vecinos, cada año se acercan más turistas, que disfrutan de la imaginación y la maña de los habitantes de Arona, así como de la gastronomía canaria, puesto que las papas arrugadas y el gofio no paran de repartirse a lo largo de todo el recorrido.

Pero esta no fue la única actividad que acogió el casco de las Galletas durante la jornada dominical, puesto que también tuvo lugar el III Festival de Surf y Bodyboard, además de la Fiesta Joven que, a partir de las 16:00 horas, que llenó la Rambla de Las Galletas con las actuaciones de DJ Nato, Jacobo Padilla, Love mucho brillo o Levasi, entre otros. Además, a las 20:00 horas dio comienzo la eucaristía, tras la que partió la procesión marítima terrestre en honor a San Casiano, que estuvo acompañada de la Banda de Música de Arona y con un recorrido que, además de la embarcación del santo, incluyó la Rambla Dionisio González, las calles Varadero, Casiano Afonso, la avenida Fernando Salazar González hasta su intersección con Jose María Galván Bello, así como las calles María del Carmen García y La Paz.

Tras la finalización del recorrido, se produjo una gran exhibición pirotécnica en el Varadero y en la Marina del Sur y una verbena amenizada por el grupo Relieve. Como broche final para estas fiestas, hoy, a las 21:00 horas, el Centro de Mayores acogerá el Festival de la Tercera Edad, seguido de un baile en la Rambla por el grupo Fortaleza y que despedirá la celebración hasta el año próximo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine