Las zonas de acampada de la Isla tienen niveles de ocupación cercanos al 100%

El cierre del camping de La Tejita reduce a tres los puntos autorizados para instalar casetas y autocaravanas, lo que ha provocado que estén casi completos este verano

21.08.2016 | 01:34
Las zonas de acampada de la Isla tienen niveles de ocupación cercanos al 100%

Las zonas de acampada autorizadas de la Isla registran un nivel de ocupación cercano al 100% durante este verano. Así lo confirman varias asociaciones de campistas consultadas que aseguran que, el aumento de los usuarios en la época estival y el cierre del camping de La Tejita hace unos meses, han provocado que las zonas de acampada cuelguen el cartel de completo.

El presidente de la Plataforma Ciudadana Pro-Derecho de Los Campistas (Prodecan), José Antonio Pérez, asegura que la situación es "caótica" porque hay mucha gente que quiere acampar y no puede hacerlo.

Este verano en Tenerife solo existen tres zonas donde es legal establecerse para pasar unos días con una tienda de campaña o autocaravana. Una es el Camping Ecológico de Tajao, otra la situada en Punta del Hidalgo y la última se ubica en Las Galletas. "Esas áreas están prácticamente al 100%, sobre todo durante los fines de semana", expone.

El Campamento de Turismo de la Reserva Natural Especial de Montaña Roja cerró hace casi un año, después de que el Cabildo de Tenerife rescatara la concesión de esta instalación. Aunque estaba previsto que se reabriera el pasado mes de octubre, lo cierto es que este punto de acampada autorizado todavía no se ha vuelto a abrir al público.

"No hay nadie que tome conciencia de que esto es un fenómeno que lleva muchos años y que hay que buscar una solución", mantiene Pérez quien afirma que el colectivo se siente abandonado por la administración

La escasez de áreas de acampadas legales y la gran cantidad de personas que quieren pasar sus vacaciones al aire libre, alrededor de 15.000 en la Isla según los cálculos de Prodecan, hacen que los amantes de esta forma de turismo instalen sus casetas en puntos que no están autorizados. Entre los más populares se encuentran Punta Blanca en Alcalá, una zona cercana al Puertito de Güímar, , la zona de la Ballena en el municipio norteño de Los Silos y algunas puntos en Abades.

El presidente de la Asociación de Caravanistas de Tenerife (ACAT), Gabriel Zamora, señala que los lugares autorizados para estacionar las caravanas "son claramente insuficientes y es normal que se masifiquen". Aunque mantiene que el colectivo de usuarios de autocaravas no suele estacionar en camping sino en espacios habilitados para este tipo de vehículos, aunque sí que hacen uso de los servicios de estas zonas.

También considera que hay un déficit de puntos de vaciado para el agua usada de las autocaravanas. "Hay más de 8.000 autocaravanas en la provincia y muy pocos puntos de llenado y vaciado para verter el contenido de los depósitos residuales de nuestros vehículos con aguas procedentes de los lavabos, fregaderos y duchas", señala Zamora.

Bajo su punto de vista, la Isla está desaprovechando los ingresos de un colectivo que realiza muchos gastos en su lugar de vacaciones, algo que sí están haciendo otros países europeos como Francia. "Nosotros tenemos que ir al supermercado casi a diario y también gastamos en combustible y pasajes", explica Zamora y asegura que los usuarios también están dispuestos a pagar por otro tipo de servicios o por el estacionamiento en lugares habilitados.

Sin embargo, la generación y abandono de residuos en las zonas de acampada ha sido una de las razones que han esgrimido los municipios para restringir esta actividad en la costa. Sin embargo, José Antonio Pérez asegura que esto se ha utilizado siempre "como excusa para no habilitar nuevas zonas". Él afirma que los campistas son los primeros interesados en mantener limpio el entorno, ya que "vamos a pasar allí varios días y la basura es un foco de infección".

"No somos todos iguales". Así de tajante se mostró el vicepresidente de la asociación Caravaning Club Chinec, Agustín Carballo. "Nosotros queremos que las acampadas estén reguladas y controladas para que se cuide el medioambiente de la zona", asegura.

Carballo asegura que este tipo de turismo se irá incrementado a medida que pasen los años y que ha sufrido un boom en los últimos años como consecuencia de la crisis económica. "Nosotros creamos riqueza, no somos los que vamos a un hotel con una pulserita, consumimos productos de la zona", explica.

El vicepresidente de esta asociación señala que muchos ayuntamientos cada vez ponen más obstáculos para que se lleve a cabo esta actividad en sus localidades. Sin embargo, sí apunta que otros municipios como Puerto de la Cruz o Candelaria que sí son más consideras con el colectivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine