El agua roja que refrigera el verano

El Mercadillo del Agricultor de Tegueste dedica el mes a la sandía con una jornada gastronómica donde se pudieron degustar platos llenos de color y frescor - Los agricultores destacan la buena producción de este año gracias al calor

21.08.2016 | 03:41
El agua roja que refrigera el verano
El agua roja que refrigera el verano

La sandía fue ayer la protagonista en el Mercado del Agricultor y Artesano de la Villa de Tegueste gracias a la maestría en los fogones de la cocinera Hiromi Nakamura. La sexta edición de la iniciativa Tesoros Agroalimentarios hizo posible que muchos de los clientes de este establecimiento disfrutaran de una temprana comida gratuita sin haberlo planeado. La sesión gastronómica que tuvo lugar ayer estuvo a cargo de la cocinera Hiromi Nakamura, de la Tasca la Enredadera, quien se encargó de dar forma a cuatro platos que tenían en común su frescura y, por supuesto, su elemento principal: la sandía. Así, todos aquellos que se acercaron a las instalaciones de La cocina de aquí pudieron degustar una mini ensalada de sandía, jamón, frutos secos y albahaca; gazpacho de sandía; brochetas de langostino y sandía; y cannolis de sandía.

Hiromi Nakamura explicó ayer que siempre trabaja con frutas de temporada en su restaurante y que, para participar en esta iniciativa, no solo ha preparado su aclamado gazpacho de sandía, sino que además ha creado nuevas recetas como la brocheta o los cannolis. La cocinera destacó la importancia de contar con una materia prima de alta calidad como las sandías de las que se valió en la jornada de ayer. "La materia prima es lo más importante y, si esta está, ya está todo hecho porque no hay que camuflar nada", aseguró la chef, quien únicamente empleó ingredientes de la zona para dar forma a las cuatro recetas que preparó.

Como no podía ser de otra manera, Hiromi Nakamura se abasteció de sandías en uno de los puestos del Mercadillo del Agricultor de Tegueste. En el puesto número dos de este establecimiento, Gregorio Gómez y su familia llevan más de diez años vendiendo diferentes productos agroalimentarios que cultivan en Tegueste. A pesar de que actividades como la de Tesoros Agroalimentarios siempre vienen bien para atraer a un mayor número de clientes, Gómez aseguró que la venta de sandías está asegurada con la llegada de cada verano. "Es una fruta que se da bastante bien en diferentes zonas de Tenerife, como Tegueste. Además, este año, el calor que ha hecho nos ha beneficiado puesto que así las sandías crecen más y con un mejor sabor", destacó ayer mientras partía algunos trozos de esta fruta para que los clientes pudieran probarla antes de decidirse a comprarla.

El gerente del Mercadillo del Agricultor, Juan Luis Sosa, explicó que, durante todo este mes, "nuestros clientes podrán descubrir todos los secretos de la sandía gracias a nuestra página web y nuestras redes sociales". Y es que las degustaciones de los diferentes protagonistas de Tesoros Agroalimentarios se realizan una sola vez al mes. Sosa destacó, asimismo, que aunque todo parecía indicar que el mes de la sandía y el del berro -en julio- serían los que contarían con un menor seguimiento, "el número de clientes en el Mercadillo se ha mantenido a pesar de las vacaciones de verano, por lo que estamos muy contentos con el transcurso de esta sexta edición de la iniciativa", precisó.

Rosa López acudió ayer al Mercadillo del Agricultor desde La Laguna y se sorprendió cuando, a las 12:30 horas, la megafonía del establecimiento anunció el inicio de la degustación. "Esta iniciativa está muy bien y vale la pena venir desde La Laguna para probar las diferentes propuestas", aseguró ayer la isleña, quien adelantó que no faltaría a la cita del próximo mes, que estará dedicado al aguacate. "Soy una gran consumidora de sandía y después de probar los diferentes platos, tengo algunas ideas para preparar nuevas recetas en casa", aseguró López mientras se terminaba su ensalada. Rosa López destacó, además la importancia de iniciativas como la de Tesoros Agroalimentarios puesto que "es necesario seguir promocionando los productos de nuestra tierra porque sería una lástima que se perdieran las diferentes denominaciones de origen cuando tenemos alimentos tan buenos y tan cerca de casa", aseguró.

Monste Hernández disfruta de la sandía cada año en su casa puesto que su padre cultiva esta fruta para el consumo propio. Sin embargo, ayer disfrutó mucho de la actividad desarrollada en el Mercadillo del Agricultor. Mientras ella degustaba el gazpacho, que fue el plato que más le gustó de todos los que probó, sus hijos hacían cola para reponer los platos que se iban quedando vacíos a gran velocidad. "Ya que en casa siempre tenemos tantas sandías, es bueno acceder a tantas ideas para preparar nuevos platos con este producto", destacó este lagunera.

Son muchos los que disfrutan estos días del refrescante sabor de la sandía para hacer frente a las calurosas jornadas de los meses de verano. La Citrullus lanatus -este es el nombre científico de esta fruta- es, en realidad, originaria de África pero en la actualidad tiene una gran presencia y difusión en Asia y se cultiva de manera extendida por todo el mundo. A pesar de que las sandías que se pueden adquirir estos días en Tegueste no son tan grandes como aquella que obtuvo el récord entre estas frutas con sus 122 kilos, la calidad de los productos de este municipio tinerfeño no tiene nada que envidiar a los grandes productores de sandía del mundo. Las sandías son una gran fuente de vitamina C y cuentan con un 91% de agua por peso, por lo que su preparación dentro de diferentes platos ha de tener en cuenta factores como estos.

A pesar de que la pulpa es la parte de la sandía que más se consume, su corteza verde también es comestible y a veces se ingiere a modo de verdura. En cuanto a la pulpa, la cocinera Hiromi Nakamura explicó ayer que "dado que tiene una alto contenido en agua, yo no recomendaría cocinarla". Además, añadió que para recetas como la del gazpacho, es bueno acompañarla con algo de pan puesto que "la sandía es muy acuosa y es necesario darle algo de consistencia".

El Ayuntamiento de Tegueste y el Mercadillo del Agricultor y Artesano organizan esta actividad desde hace seis años para descubrir y acercar las joyas alimentarias locales con el claro objetivo de poner en valor los productos agrícolas de la comarca. La edición del presente año se inició en junio y se prolongará hasta diciembre y, a lo largo de 30 días, se potenciará el consumo y la venta de alimentos como la fresa, las legumbres o los berros. El programa de Tesoros Agroalimentarios se ha propuesto, así, compartir los productos locales a través de la enogastronomía, de su vinculación con el territorio y dentro de la filosofía de cocina de kilómetro 0 o también conocido como movimiento slow food.

Estas jornadas se están convirtiendo en el momento perfecto para que personas de todas las edades aprendan aspectos y cualidades del cultivo de los diferentes productos que centran la programación. Además, pueden conocer curiosidades de su cultivo y obtención y experimentar con los alimentos. Todo ello, matizó ayer Juan Luis Sosa, acompañado de los mejores vinos de Tegueste. Uno de los principales objetivos de esa iniciativa es, además, estimular el consumo de productos locales y de temporada para, así, lograr aumentar la demanda de los mismos para beneficio tanto de los productores como de los consumidores.

Los amantes de los productos locales aún tienen unos días para disfrutar de los beneficios de las sabrosas sandías que se venden en el Mercadillo del Agricultor. Ya quedan pocas semanas para que los tinerfeños puedan descubrir los secretos del aguacate gracias a la iniciativa Tesoros Agroalimentarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine