Olas de calor que solo rozan los 30º

Aunque los termómetros alcancen valores extremos, los episodios de alerta se producen con temperaturas no tan elevadas - En 1976 hubo dos, una que se prolongó 14 días y otra, 11

13.08.2016 | 04:34
Olas de calor que solo rozan los 30º

No siempre que se registran temperaturas elevadas se puede hablar de ola de calor. Sin embargo a veces se utiliza para designar un periodo donde los termómetros registran valores elevados. Para que una ola de calor pueda definirse como tal tiene que ser, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), un episodio de al menos tres días de duración, donde se registren temperaturas altas en una zona concreta y amplia y, lo más complicado, que se supere una temperatura umbral que viene designada para cada zona en función de la media de los registros anuales de calor alcanzado durante un periodo de tiempo. Ha habido olas que apenas superaban los 30 grados mientras que otras han alcanzado los 39.

Según el Catálogo de Riesgos climáticos en Canarias, elaborado por el departamento de Geografía de la Universidad de La Laguna, el calentamiento del desierto es mucho más intenso en los meses más cálidos por lo que las olas de calor, entendidas como aumentos pronunciados de temperaturas, se producen sobre todo desde mediados de la primavera hasta mediados de otoño. Los grados que se alcanzan en las Islas de forma extrema, según este estudio, solo se superan a escala nacional en zona del interior de Andalucía, Extremadura y Murcia.

De la misma forma, los valores que se registran durante la noche en las Islas en estos periodos están por encima de los que se producen en la Península. La llegada de aire sahariano conlleva casi siempre una caída importante en los valores de la humedad relativa.

Aunque es complicado definir qué es una ola de calor, ya que incluso se tienen en cuenta umbrales de temperaturas diferentes en cada provincia (e incluso por islas), son habituales cada verano en el Archipiélago. En el conjunto de la estación, conforme pasan los años, cada vez hay más sequía ante la falta de precipitaciones y un aumento de las media de las temperaturas que se registran. Sin embargo, la existencia de olas de calor no es algo nuevo en Canarias.

El Archipiélago había registrado hasta 2015 un total de 37 olas de calor en los últimos 41 años. A estas hay que sumar las tres que se han vivido este año. Por duración, la más importante fue la que se extendió desde el 28 de agosto hasta el 10 de septiembre de 1976, con 14 días de duración. Solo afectó a la provincia de Santa Cruz de Tenerife. La temperatura máxima solo alcanzó los 30,4 grados. Otra de las más importantes tuvo lugar ese mismo verano. Aunque solo menos, unos 11 días, en este caso la temperatura subió hasta una máxima de 35,3 grados.

La última ola de calor

El Gobierno de Canarias decidió ayer dar por finalizada la alerta por altas temperaturas en el Archipiélago, aunque mantiene una situación de prealerta que avisa de situaciones de vulnerabilidad concretas y algunas precauciones. "Se estima que no existe riesgo climático para la población en general, aunque sí para alguna actividad concreta o localización de alta vulnerabilidad", motivo que hace que se mantenga "el aviso a los cabildos, ayuntamientos y otras instituciones para que sus efectivos de emergencias continúen prevenidos", señaló la Dirección General de Emergencias.

Además, también dio por finalizada la situación de Alerta Máxima por Riesgo de Incendio Forestal en La Palma y actualizó la situación a Alerta por Riesgo de Incendio Forestal para el conjunto de islas Occidentales y Gran Canaria. "Esta decisión se toma teniendo en cuenta la información facilitada por la Agencia Estatal de Meteorología y otras fuentes consultadas y en aplicación del Plan Especial de Protección Civil", explicó el Gobierno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine